Anulada la primera cumbre África-Israel en Togo ante las protestas y la oposición de diversos países árabes y africanos

Togo

Medios israelíes y africanos han anunciado la anulación de la cumbre africano-israelí prevista para los días 23 y 24 de octubre de 2017 en Lomé, la capital de Togo (África occidental), que iba a estar dedicada al fortalecimiento de las relaciones entre Israel y el continente africano, bajo la presión de algunos países árabes y africanos. El evento se iba a llevar a cabo en el marco del fortalecimiento de los lazos con África, que es una de las principales prioridades en política exterior de Netanyahu.

El presidente togolés, Faure Gnassingbé ( En la foto adjunta con Netanyahu) , cuyos opositores han estado exigiendo con fuerza su salida del poder en los últimos días, habría informado al propio Netanyahu de la cancelación de la cumbre. Un portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de Israel lo confirmo y manifestó que las dos partes acordarán más adelante una nueva fecha para la cumbre con África.

Esta suspensión constituye un duro golpe para la diplomacia sionista. Hace unos días Netanyahu puso la cumbre como ejemplo de las buenas relaciones que Israel mantiene con África y dijo que no es necesario que Israel se retire de los territorios palestinos para que el mundo se acerque al estado judío. “El mundo está cambiando”, declaró Netanyahu.

Hasta que el gobierno de Togo anunció el lunes que quería posponer la cumbre africano-israelí, todos los responsables israelíes, encabezados por el Ministerio de Exteriores, insistían en que ella tendría lugar, a pesar de todos los esfuerzos árabes y africanos que estaban siendo realizados para abortarla, y que Israel conseguiría sus objetivos en ella.

Al final, éste no fue el caso. Según los medios, los esfuerzos realizados por países como Sudáfrica, Egipto, Siria, Nigeria y la Autoridad Palestina dieron sus frutos y Togo anuló la reunión que era considerada como un paso importante para que la entidad sionista reforzara su presencia en África. Esto supuso, pues, una fuerte derrota para Israel.

Una victoria para la diplomacia palestina, siria y árabe así como del eje de la Resistencia

En este contexto, el viceministro de Exteriores sirio, Faisal Mekdad dijo a Al Mayadin que la diplomacia siria se había movilizado también para abortar la cumbre de Togo y que la Embajada de Siria en Nigeria fue la primera en pedir a Togo, a través de un memorando enviado a la embajada de ese país en Nigeria, que anulara la cumbre.

“Nuestras acciones demuestran que Siria no está aislada. Nuestros esfuerzos formaron parte de las acciones de muchos países árabes y africanos que contribuyeron a hacer descarrilar las políticas israelíes en África”, dijo Mekdad. “Siria contactó con muchos de sus amigos africanos y dimos instrucciones a todas nuestras embajadas en África para oponerse a la infiltración israelí. Recordamos en especial a los dirigentes africanos que Israel apoyó el apartheid y la discriminación racial en el continente africano y todavía ocupa la tierra de nuestro pueblo árabe en Palestina, el Líbano y el Golán sirio”.

“Siria está en contacto con decenas de países en todo el mundo, en especial en África, que se ha mantenido históricamente al lado del pueblo palestino y en contra de la ocupación israelí”, señaló.

Por su parte, el encargado de negocios de la Embajada siria en Nigeria, Mohammed Abu Saraya, dijo en una declaración a Mideen Net que la anulación de la cumbre de Togo ha sido una victoria para la diplomacia palestina, siria y árabe así como del eje de la Resistencia.

“La Embajada siria en Nigeria envió un memorando a varias embajadas africanas, incluyendo la de Togo, que explicaba la postura del gobierno sirio”, dijo Abu Saraya. “La decisión de convocar tal cumbre por parte de la Unión Africana era ilegal porque los acuerdos en su seno requieren de una unanimidad. Esta cumbre buscaba normalizar las relaciones con Israel sin exigirle una retirada de todos los territorios ocupados. También buscaba dañar las relaciones entre los países árabes y africanos”, señaló. “La victoria de la diplomacia siria y de otros países árabes y africanos es un logro importante a muchos niveles, ya que la cumbre iba a contribuir a la infiltración israelí en África”.

Las autoridades sudafricanas habían pedido también un boicot a la reunión que buscaba, en sus palabras, “normalizar las relaciones con el ocupante israelí”. Recientemente, la Liga Árabe ha creado un comité encabezado por su secretario general para hacer frente a la penetración israelí en África.

El líder de Hamás lo considera una victoria de la lucha africana contra los regímenes fascistas

El miembro del Buró Político del Movimiento de Resistencia Islámica, Hamás, Izzat al-Rishq, ha considerado que la decisión de posponer la  Cumbre África – Israel, que es la mayor en términos de relaciones bilaterales, es un “triunfo de los valores humanos y de sus defensores”.

También ha expresado a través de un tweet en la red social Twitter: “La cancelación de cumbre es una victoria en la trayectoria de las luchas africanas contra los regímenes de la injusticia, el racismo, el fascismo y apartheid, representados por el régimen de la ocupación sionista”.

También consideró que la decisión de aplazar la cumbre de forma indefinida “es una victoria de los defensores de la causa palestina, que se están extendiendo por varios países para hacer frente a la sospechosa penetración israelí en el continente africano”.

El periódico israelí Haaretz reveló el lunes la decisión ya tomada de posponer la cumbre africana-israelí tras una solicitud al respecto presentada por el presidente de Togo Bora Gnasingba.

(Fuentes: Al Manar / Monitor de Oriente / Prensa Latina)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *