Catalunya: Un millón de personas impulsan en la Diada el referéndum del 1-O echándose a la calle al grito de “volem votar”

1

Un millón de personas, una riada pacífica y festiva venida de toda Catalunya, se ha concentrado en Barcelona, durante la celebración de la Diada para dejar claro el apoyo al referéndum del 1 de octubre. La estrategia de máxima presión que exhibe el Estado contra la organización del referéndum no ha conseguido desmovilizar un apoyo claro y contundente en la calle, y la gigantesca cruz que los organizadores han dibujado entre el paseo de Gracia y la calle de Aragón se ha unido tras el clamor de “volem votar” (queremos votar).

«Lo hemos vuelto a hacer, hemos demostrado al mundo de qué manera los catalanes reivindicamos nuestros derechos de forma absolutamente festiva, masiva, pacífica, ante todos los augurios de aquellos que querrían que pincháramos,» ha proclamado el president, Carles Puigdemont, que ha seguido el acto desde la plaza de Catalunya al lado de la presidenta del Parlament, Carme Forcadell. Con ellos, el vicepresident, Oriol Junqueras, y los consellers del Govern.

La manifestación de este año se ha visto precedida por una semana muy intensa con la firma del decreto de convocatoria del referéndum después de que el Parlament ha aprobado, en medio de las protestas de los grupos de la oposición, las leyes del Referéndum y de Transitoriedad. Sin embargo, sobre todo, la Diada ha tenido como preludio más inmediato las intervenciones de la Guardia Civil para localizar las papeletas del 1-O y la entrada de los agentes de este cuerpo el sábado en el semanario El Vallenc. La manifestación tenía que ser, pues, una prueba del efecto que las advertencias y amenazas del Estado han conseguido en la calle.

«¿Qué más tenemos que hacer para que se entienda bien que el pueblo de Catalunya quiere votar?», se ha preguntado Puigdemont, después de insistir en que el Estado todavía está a tiempo de negociar.

El president ha hecho estas declaraciones tan pronto ha acabado el acto. Desde uno de los escenarios, el presidente del ANC, Jordi Sànchez, acababa de advertir que todos los presentes a la manifestación se tendrán que declarar «insumisos de aquellos tribunales y aquellas leyes que sólo quieren preservar la indivisible unidad de su patria». Sànchez ha advertido a los concentrados que su papel ahora es «imprescindible», que si cada uno de los presentes se compromete a ir a las urnas será «una victoria abrumadora de la democracia».

«Seguiremos en pie tanto como haga falta», ha garantizado el presidente de Òmnium, Jordi Cuixart, que ha advertido que Catalunya se encuentra «en una encrucijada histórica: o democracia o represión». «No hemos tenido nunca miedo -ha asegurado-, por eso el 1 de octubre votaremos».

En su turno de palabra, la presidenta de la AMI, Neus Lloveras, ha asegurado que más de 700 ayuntamientos se han comprometido ya a facilitar el referéndum, aunque se intente asustar a los consistorios «por tierra, mar y aire». En un momento en que una de las principales incógnitas es todavía saber qué hará el Ayuntamiento de Barcelona ante la convocatoria, Lloveras ha instado a los alcaldes y alcaldesas que no quieren ceder los locales para la votación a que «escuchen a la gente». Entre los asistentes a la manifestación estaban los tenientes de alcalde barceloneses Gerardo Pisarello y Jaume Asens.

«No sé qué pasará el 1 de octubre, no sé si ganará el ‘sí’ o ganará el ‘no’, pero gane lo que gane, el pueblo de Catalunya habrá ganado porque habrá votado y habrá decidido su futuro», ha asegurado la presidenta del Parlament, Carme Forcadell, en declaraciones al acabar el acto.

2

Minuto de silencio

El paseo de Gracia ha hervido toda la mañana del domingo de gente con esteladas y camisetas amarillas, muchos llegados con centenares de autocares que se han ido situando a las calles transversales a la concentración. Pero el acto propiamente dicho ha empezado como es habitual a las 17 horas. Lo ha hecho con un impresionante minuto de silencio, que sólo rompían los helicópteros que sobrevolaban el centro de la ciudad.

Acto seguido, Els Amics de les Arts han interpretado la canción Els camps de Luisiana con el Orfeó Català. En el minuto 17.14 se han puesto en movimiento cuatro pancartas gigantes que recorrían los cuatro brazos de la cruz delimitadas por los manifestantes. En el centro, se ha situado una pancarta con la imagen de una urna, a los dos lados dos inmensos «sí» y en frente una estelada. A medida que las pancartas avanzaban, los asistentes tenían que cambiarse la camiseta por la amarilla de este año.

El saxofonista Pep Poblet ha interpretado el Que tinguem sort de Lluís Llach y la Eléctrica Dharma ha hecho saltar a los presentes con su popular himno, mientras que Josep Maria Mainat ha hecho su versión del Passi-ho bé i moltes gràcies [Adios y muchas gracias], antes de que el acto se cerrara con la interpretación de Els Segadors.

3

12.000 en la manifestación de la izquierda independentista. Arran quema banderas de España, Francia y la UE

Pasadas las once de la mañana ha arrancado la manifestación juvenil de la izquierda independentista, convocada por Arran después de llevar a cabo el homenaje anual a Gustau Muñoz, joven militante comunista asesinado por la policía el 11 de septiembre de 1978. Varias activistas han descolgado una pancarta de grandes dimensiones en el edificio contiguo al de Jefatura donde se podía leer “Ni per la llei, ni per la força, independència. Fora les forces d’ocupació dels Països Catalans”.

La Directa informa que más de un centenar de personas han finalizado la manifestación en el Fossar de les Moreres para realizar a un acto político ante el Borne Centre Cutural y que ha contado con intervenciones de organizaciones juveniles de los diferentes pueblos del Estado español. Por la mañana también ha tenido lugar otra marcha, ésta convocada por Rescat, colectivo independentista de apoyo a las personas presas, en la que han participado unas 300 personas.

Por la tarde, ha tenido lugar otra manifestación de la Esquerra Independentista, que ha comenzado tras la multitudinaria movilización de la ANC, Òmnium y AMI, y en la que han participado más de 12.000 personas, según las organizaciones convocantes. La marcha, convocada por la CUP, Arran, Sindicat d’Estudiants dels Països Catalans, Alerta Solidaria y Endavant, estaba encabezada por una pancarta en la que se leía “Trenquem el régim: Autodeterminació / Països Catalans: Independència, Socialisme, Feminisme”.

Bajo el lema «Rompemos el régimen: autodeterminación países catalanes», miles de personas se han reunido en una manifestación que ha empezado apenas cuando ha finalizado la movilización de la «Fiesta del Sí». La marcha ha empezado en la plaza de Urquinaona y ha finalizado ante El Borne Centro de Cultura y Memoria con un acto político. Estaba convocada por por Alerta Solidaria, Arran, Adelante, el Sindicato de Estudiantes de los Países Catalanes (SEPC) y la Coordinadora Obrera Sindical (CUERPO).encapuchados han quemado este lunes una bandera de España, una de Francia y una de la Unión Europea en el transcurso de la manifestación de la Esquerra Independentista con motivo de la Diada en barcelona.

Durante el transcurso de la misma, tres encapuchados han quemado una bandera de España, una de Francia y una de la Unión Europea en el transcurso de la manifestación de la Esquerra Independentista. La organización juvenil Arran, afín a la CUP, ha difundido el vídeo a través de las redes sociales acompañándolo del siguiente texto: «Ni España ni Francia, Països Catalans».

4

Anna Gabriel: “Tenemos que desarbolar al Estado, que le sea imposible meternos a todo en prisión”

Tras la movilización, la diputada por la CUP en el Parlament, Anna Gabriel, ha llamado a la movilización “porque esto no va de un cambio de banderas, va de un pueblo que ha perdido el miedo y quiere cambiarlo todo”. Gabriel ha afirmado que “el 1 de octubre hay un referéndum. Por encima de los partidismos, hay la voluntad de la gente”. “Defenderemos este referéndum con toda la fuerza: de ahora hasta el 1 de octubre el escenario de la desobediencia es el único camino”, ha subrayado.

La diputada de la CUP en Parlament ha proclamado este lunes que la independencia de Cataluña no llegará a través de ninguna medida parlamentaria, sino de un proceso de «desobediencia e insubordinación contra el poder constituido».

Gabriel ha defendido una Cataluña fuera de la Unión Europea, ya que la considera un poder capitalista y opresor, y ha concluido que la independencia no llegará con negociación: «La autodeterminación no se tiene que acordar con nadie. Se ejerce».

Ha considerado que el proceso soberanista debe ser una lucha en la que los catalanes aguanten un segundo más que el Estado, y ha pedido al Govern y a los cargos electos no tener miedo ante eventuales detenciones: «Es materialmente imposible meternos a todos en la cárcel».

También ha lanzado una advertencia al actual Govern, al que la CUP sustenta con sus votos en el Parlament: «No avalaremos ninguna comparecencia pública en la que se nos diga que el referéndum de autodeterminación no se puede hacer».

Anna Gabriel ha efectuado un duro discurso contra los ‘comuns’ y se ha dirigido directamente a la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau. «Señora Colau, ponga los colegios. No vaya a votar si no quiere, pero ponga los colegios», le ha espetado, informa Guillem Sànchez. También ha negado que el 1-O sea una simple «movilización» como defiende por ejemplo Podem, sino que será «un referéndum vinculante».

Gabriel también ha subrayado que el 1-O solo será posible «si los ayuntamientos rompen las interlocutorias del Tribunal Constitucional». «Tenemos que desbordar al Estado, que sea materialmente imposible encerrarnos a todos en las cárceles», ha agregado.

Asimismo, y en castellano, se ha dirigido al líder de Podemos, Pablo Iglesias, para rechazar su oferta de pacto para echar al PP del Gobierno. “Al PP se le echa yendo a votar el 1 de Octubre”, ha sentenciado. “El referéndum no es una movilización, es un referéndum”, ha añadido.

Por otro lado, tanto Gabriel como Mar Ampordanès, portavoz de Arran, han defendido la “insumisión” y la “desobediencia” como medidas indispensables para llegar a la celebración del referéndum y a la independencia. “Toca no acatar”, ha ordenado. “Tenemos que desarbolar al Estado, que le sea imposible meternos a todo en prisión”, ha recomendado Gabriel. Para Ampurdanès, el objetivo es acabar con el Régimen del 78 y el “procesismo”. “No dejaremos ningún rastro del pasado”, ha concluido.

(Fuentes: El Nacional.cat / nació.cat / Directa.cat / Llibertat.catEl Periódico / La Vanguardia)

 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *