La base naval de Rota estaría en “estado de guerra” en caso de enfrentamiento entre EEUU y Corea del Norte

base rota

El escudo antimisiles desplegado en la base naval de Rota (Cádiz) en 2015 se activarría en caso de acción armada para proteger el sur de Europa de una posible escalada bélica.

Los misiles intercontinentales con capacidad nuclear del régimen norcoreano no pueden alcanzar España por limitaciones técnicas. Sin embargo, en caso de que Estados Unidos cumpla las amenazas de Trump y lleve a cabo una acción militar contra Corea del Norte, la base de Rota pasaría al “estado de guerra”: se activarían de inmediato los cuatro destructores desplegados en Cádiz. El escudo antimisiles desplegado en la base naval de Cádiz en 2015 se activará en caso de acción armada para proteger el sur de Europa de una posible escalada bélica.

El pasado fin de semana, Corea del Norte lanzó su último desafío con un test nuclear que incluyó la detonación de un artefacto explosivo basado en la fusión de hidrógeno. La llamada “bomba “’ norcoreana tiene un poder destructivo entre cinco y siete veces mayor que la que Estados Unidos lanzó sobre Hiroshima en 1945. De hecho, la comunidad internacional supo del ensayo tras detectar un seísmo de 6,1 grados en la escala Richter (el terremoto de Lorca de 2011 fue de 5,1 grados).

Tras la prueba, Donald Trump ha difundido este lunes una severa advertencia al régimen norcoreano. De proseguir con su pulso nuclear, afirma, Estados Unidos pondrá en marcha una “respuesta militar masiva” contra el país asiático.

El presidente estadounidense precisó, eso sí, que en ningún caso se busca el “aniquilamiento” del país. Pero las consecuencias de cualquier acción armada en la región son imprevisibles para todos los analistas. Podría provocar la desestabilización de la región y que el conflicto amplíe sus fronteras.

En cualquier caso, los misiles balísticos que Corea del Norte ha puesto a prueba en los últimos meses no tienen alcance suficiente para amenazar España directamente. El Hwasong 14, el último de los proyectiles balísticos de dos etapas testado por Pyongyang, no supera los 7.000 kilómetros de distancia. Sí lo haría –en teoría- el Taepodong 2, a priori el misil de mayor alcance desarrollado por Corea del Norte. Aún así, fuentes militares españolas consultadas por ECD confirman que este proyectil apenas alcanzaría el centro de Europa.

Todos estos datos confirman que el componente naval del Escudo Antimisiles desplegado en la base de Rota es “prácticamente innecesario” para detener una posible amenaza de los misiles norcoreanos. Además, explican estos expertos en materia de defensa aérea, el proyectil estaría expuesto durante su fase de vuelo a gran altitud a los sistemas de defensa de China, Rusia o Estados Unidos. Las probabilidades de que un misil norcoreano alcance suelo español o sus proximidades es “prácticamente nula, por no decir cero absoluto” aseguran estas fuentes.

El territorio español se encuentra bajo la protección del denominado escudo antimisiles que Estados Unidos mantiene desplegado en Rota. Fuentes militares destinadas en la base militar compartida entre España y Estados Unidos relatan a ECD que en los últimos días “no ha habido movimientos especialmente reseñables” en las instalaciones por parte del personal norteamericano, a pesar del aumento de la tensión en el Este asiático.

Sin embargo, voces bien situadas en la Armada española advierten de que en caso de que Estados Unidos dé luz verde a algún tipo de acción bélica en la península de Corea, “Rota pasará a estar inmediatamente en estado de guerra”, al igual que ya ocurrió horas después de los atentados del 11-S o del inicio de la operación Libertad Duradera que terminó con el régimen de Saddam Husein en Irak.

De hecho, explican estas fuentes, Rota “es un buen indicador del estado de la situación”. Su estatus sufrirá cambios importantes antes de un ataque a Corea del Norte. De momento, aseguran, no hay rastro de movimientos fuera de lo común.

Pero, ¿cuál sería el papel de los cuatro destructores que la U.S. Navy tiene desplegados en Rota? Según fuentes de la Armada, ninguno de ellos tiene como objetivo destruir misiles en fase de vuelo provenientes de Corea del Norte. Su misión será establecer un “perímetro de seguridad” para proteger tanto las instalaciones gaditanas como otras situadas en territorio europeo.

Lo preocupante para España, explican estas fuentes militares, no serían los misiles norcoreanos sino la posibilidad de una escalada de tensión que provoque un enfrentamiento “muy poco probable” con otras potencias en la zona, como China o Rusia.

(Fuente: El Confidencial Digital)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *