El SAT convoca una manifestación en Jaén, en apoyo a Bódalo

El Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT) ha convocado para el 19 de marzo una manifestación en Jaén capital en apoyo a Andrés Bódalo condenado por la Audiencia de Jaén a tres años y medio de prisión por agredir al teniente de alcalde del Ayuntamiento de Jódar (Jaén) en 2012 durante una protesta en la que se reivindicaba más trabajo para los jornaleros.

En un comunicado, el SAT indica que el objetivo de la manifestación es “combatir todas las irregularidades del proceso y la campaña de intoxicación y criminalización mediática que han acompañado a este caso”.

El SAT aporta también el atestado de la Guardia Civil sobre lo ocurrido en 2012 en el marco de las protestas que el sindicato llevó a cabo para reclamar trabajo en el municipio. En dicho atestado, dice el SAT, “en ningún momento se menciona el nombre de Andrés Bódalo”.

Para el SAT, la condena de Andrés Bódalo “se basa solamente en las declaraciones de la Policía Local de Jódar, a sueldo del Ayuntamiento, que es la acusación particular en todo este asunto”. Añade que el alcalde de Jódar, José Luis Hidalgo, y su equipo de gobierno (PSOE), “están condenados con sentencia firme por vulneración de los derechos fundamentales, por una ordenanza municipal más propia del régimen franquista que de quien se hace llamar socialista”.

El Sindicato afirma que la condena a Bódalo “no es más que la criminalización de toda la protesta social ante la imposición de las políticas que están cargando sobre las espaldas de quien menos tienen las consecuencias de esta crisis”.  Añade que en el proceso judicial en el que se ha visto inmerso Andrés Bódalo, actualmente concejal de Jaén en Común en el Ayuntamiento de Jaén, “se han vulnerado la presunción de inocencia y la tutela judicial efectiva”.

La sentencia de la Audiencia de Jaén es firme en tanto en cuanto el SAT no interpuso en tiempo y forma el recurso de casación ante el Supremo por un error de la procuradora. La defensa de Bódalo ha anunciado que recurrirá al Tribunal Constitucional para intentar paralizar la ejecución de una sentencia que puede llevar a Bódalo a ingresar en prisión en breves fechas.

Bódalo: “Mi prioridad es defender mi inocencia”

En una rueda de prensa celebrada el pasado lunes, Andrés Bódalo ha afirmaba que “Sigo creyendo en la Justicia”, repitió, como un mantra, el polémico sindicalista. Se entiende que se refiere a la terrenal, pese a su pose en actitud orante.

Fue su primera aparición pública después de conocerse, el pasado jueves, que el Supremo había desestimado el recurso de revisión que presentó contra la sentencia de tres años y medio que le impuso la Audiencia por agredir a un concejal socialista de Jódar. “Voy a agotar todas las vías para seguir pidiendo justicia”, anunció, mientras se ceñía su inseparable boina. Y es que el edil de Jaén en Común confirmó que habrá recurso ante el Tribunal Constitucional. Su argumento es contundente: “No puede ser que un error administrativo tenga más peso que el derecho fundamental de una persona”, explicó, para referirse al “olvido” de su procuradora a la hora de formalizar el recurso de casación ante el Tribunal Supremo. “Me siento indefenso, pero sigo creyendo en la Justicia”, añadió Bódalo al respecto.

El sindicalista volvió a insistir en su inocencia. Mostró un vídeo, grabado por la Guardia Civil, sobre lo que ocurrió en Jódar el día de la agresión al concejal: “En ningún momento, se ve que yo le pegue. Todo lo contrario. Estoy mediando para que no pase nada”, aseguró. De todos modos, Andrés Bódalo es consciente de que su situación es tremendamente difícil. La cuenta atrás para su ingreso en prisión se activará tan pronto como la Sala Segunda del Alto Tribunal envíe los autos de su caso a la Audiencia. “Todavía no me han comunicado nada”, dijo. Una vez que sea requerido, se pondrá en marcha toda la maquinaria para ejecutar la sentencia. Es muy improbable que el anunciado recurso ante el Constitucional paralice el proceso, tal y como confirmaron ayer a JAÉN varios juristas de la provincia: “No se ha hecho nunca”, dice uno de ellos, de forma muy explícita.

Bódalo lo intuye y casi lo tiene asumido. “No tenemos la certeza de que lo del Constitucional vaya a servir para algo”, aseguró cuando fue preguntado por ello. De hecho, sus primeras palabras fueron para explicar cómo ha vivido este fin de semana: “He estado en casa, con mi familia, preparándome para lo que pueda venir”, sostuvo. A su lado, estaba su “compañera”, Rosi Morillas, con la que tiene tres hijos y una nieta, que estaba presente en la rueda de prensa.

El sindicalista de la boina también se acordó de su madre de 80 años y de sus ocho hermanos. “Voy a seguir luchando por ellos, siempre pacíficamente, pero también asumiendo las consecuencias que, a veces, uno se encuentra en el camino”, explicó. También la puesta en escena, con parte de su familia y con la plana mayor del SAT presentes, da idea de la gravedad de la situación.

Con respecto a su contexto político, Bódalo echó balones fuera. En ningún momento, pronunció la palabra dimisión. Al menos, por el momento. “Mi prioridad es defender mi inocencia. Una vez que se agoten los plazos y se haga efectiva la sentencia, tomaremos una decisión. Me debo a una asamblea de Jaén en Común y, entre todos, tendremos que decidir. Cuando llegue el momento asumiré todas las responsabilidades, las políticas y las que haga falta”, añadió.

El portavoz provincial del SAT, Francisco Moreno, enmarcó el “caso Bódalo” en lo que calificó de “represión”. “No es el primero ni el último. Nuestra organización tiene pendientes peticiones de multas de 937.398 euros, condenas de 138 años de cárcel y 654 sindicalistas imputados por luchas pacíficas por los derechos de los trabajadores”, aseguró, en un tono mucho más beligerante que el de Andrés Bódalo.

Por su parte, el portavoz nacional, Óscar Reina, calificó lo ocurrido como “un crimen de lesa humanidad” y de “tremenda injusticia”. “Vamos a luchar por nuestro compañero desde el pacifismo, pero no desde la pasividad, desde el activismo más comprometido, en el ámbito judicial y en la calle”, remarcó.

No fueron los únicos mensajes de apoyo que recibió Andrés Bódalo a lo largo de las últimas horas. El más sonado, sin duda, fue el del líder de Podemos, Pablo Iglesias, que le dedicó un mensaje a través de Twitter. “Es una vergüenza que al tiempo que miles de corruptos se van de rositas, Andrés Bódalo pueda ir a la cárcel. Solidaridad con los que luchan”, decía literalmente el escrito, que fue compartido por el propio Bódalo.

(Fuente: diario Jaén)

 

 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *