Ya son más de 400 los muertos y 70.000 los rohingyas huidos de Myanmar por la represión gubernamental

Refugiados rohingyas en el campo de refugiados de Kutupalong en Ukhiya, Bangladésh.

(Refugiados rohingyas en el campo de refugiados de Kutupalong en Ukhiya, Bangladésh)

Más de 70.000 rohingyas huyeron de Myanmar (antigua Birmania) la pasada semana debido a las operaciones lanzadas por el ejército tras los recientes ataques de ese grupo étnico contra 24 puestos policiales, indicaron hoy reportes oficiales.

La minoría musulmana huye de sus hogares a causa de las “operaciones de limpieza” lanzadas por las fuerzas de seguridad en el estado de Rakhine, en respuesta a los ataques de ese grupo étnico contra 24 puestos policiales el 25 de agosto.

Los rohingyas huidos denunciaron la quema de al menos 2.600 viviendas en 17 zonas distintas del territorio de Rakhine por parte del Ejército, sin embargo el Gobierno se despoja de culpas y los responsabiliza a ellos.

Más de 400 muertos y miles de desplazados suman los episodios de violencia étnica registrados durante la semana  pasada en Myanmar, donde los rohingyas volvieron a ser blanco de “operaciones de limpieza” del Ejército.

Según datos del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), los asentamientos para desplazados en Bangladesh llenaron su capacidad tras la oleada de la minoría musulmana procedente de Myanmar.

Los reportes indican que hasta el viernes pasado al menos 38.000 miembros de esa etnia lograron entrar al vecino país. Por su parte, la prensa local de Bangladesh destaca que muchos de los refugiados necesitaron atención médica inmediata por enfermedades respiratorias, infecciones y malnutrición.

Los recientes actos hostiles elevan a su punto más crítico el conflicto en la occidental provincia de Rakhine, donde en octubre de 2016 hechos similares provocaron una contraofensiva militar que generó una crisis humanitaria nacional y regional, con efectos a nivel internacional.

Myanmar es un país predominantemente budista donde los rohingyas no tienen derecho a la nacionalidad y son sometidos a distintos tipos de discriminación, asesinatos, saqueos y violaciones, según denuncias de la opinión pública.

En 2012 los conflictos sectarios dejaron más de 160 muertos y unos 140 mil miembros de esa etnia desplazados. Más de 400 mil miembros de esa etnia han huido los últimos años a Bangladesh, pero de ellos poco más de 30 mil tienen estatus de refugiado y viven en asentamientos en el distrito de Cox’s Bazar.

Naciones Unidas condenó el viernes los hechos y advirtió que la crisis podría convertirse en una catástrofe humanitaria. Asimismo instó a todas las partes en el país asiático a renunciar a los enfrentamientos, y pidió al gobierno que actúe en sintonía con sus obligaciones internacionales.

Un experto independiente de las Naciones Unidas en derechos humanos advirtió que la situación se deteriora a diario en el occidental estado de Rakhine, Myanmar, donde continúa la violencia en torno a la minoría Rohingya. Según el relator especial para los derechos humanos en Myanmar, Yanghee Lee, decenas de miles de musulmanes Rohingya abandonan el país con destino a Bangladesh para escapar de crecientes actos hostiles.

Preocupa especialmente el ciclo de la violencia imperante en Rakhine, el cual debe romperse de inmediato, afirmó en un comunicado. Lee señaló que los Rohingya vivieron una semana particularmente dura, porque los musulmanes en el mundo se han preparado para la celebración Eid al-Adha.

La pasada semana, el alto comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, Zeid Ra’ad Al Hussein, mostró inquietud por la escalada de la violencia en el norte del estado de Rakhine. Zeid llamó a todas las partes en Myanmar a renunciar a los enfrentamientos y pidió al Gobierno que actúe en sintonía con sus obligaciones internacionales.

El diplomático rechazó el saldo fatal de los enfrentamientos entre las fuerzas de seguridad y miembros de la minoría musulmana, que denuncia de manera sistemática la discriminación que padecen.

(Fuente: Prensa Latina)

El Ejército de Myanmar decapita y quema vivos a niños rohingyas

La violencia contra los musulmanes rohingyas es de tal envergadura que el Ejército de Myanmar decapita y quema vivos a niños pequeños, según un informe. El informe, elaborado y publicado el viernes por el grupo de derechos humanos Bangkok Fortify Rights, reporta la violencia desatada contra la comunidad musulmana Rohingya en Myanmar en la última semana.

Bangkok Fortify Rights recoge los testimonios de varios rohingyas que pudieron escapar de la aldea de Chut Pyin en el municipio de Rathedaung. Ellos afirmaron que alrededor de 200 hombres, mujeres y niños de su comunidad habían sido asesinados por las fuerzas de seguridad de Myanmar.

De acuerdo con el informe, los soldados arrestaron a un gran grupo de hombres rohingyas, a los cuales trasladaron a una choza de bambú cercana y la prendieron fuego. Todos murieron en el acto. “A mis dos sobrinos les quemaron vivos (los soldados del Ejército birmanos), junto a otros menores”, afirmó Abdul Rahman, un sobreviviente de la masacre de Chut Pyin.

La comunidad musulmana ha estado sometida a un brutal asedio militar en Rajine desde octubre de 2016. Sin embargo, el Ejército brimano ha intensificado sus ataques desde el 25 de agosto, después de que un grupo que dice estar defendiendo los derechos de los rohingyas atacó puestos policiales y militares en la zona.

Myanmar, dominado por budistas, tiene a sus espaldas un largo historial de discriminación y persecución de los musulmanes. El Gobierno birmano niega la plena ciudadanía a los seguidores del Islam, a los que considera inmigrantes indocumentados bangladesíes, pese a que la comunidad internacional y grupos pro derechos humanos rechazan tales argumentos, asegurando que esa minoría musulmana tiene raíces históricas en el territorio birmano.

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) ha urgido al Gobierno de Myanmar a que garantice que sus fuerzas de seguridad no usen métodos represivos severos contra la minoría musulmana Rohingya, una petición que, según las evidencias, no se ha respetado.

(Fuente: Hispan TV)

 

Noticia relacionada:

 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *