Francia: Obreros y estudiantes se echan a la calle (vídeos)

Cientos de miles de personas se manifestaron este miércoles durante la primera jornada de protestas contra el proyecto de ley de reforma laboral que impulsa la ministra de Empleo, Myriam El Khomri, una propuesta similar a la que impuso el PP en España, que busca facilitar el despido de trabajadores y recortar derechos laborales, que será presentada en Consejo de Ministros el próximo 24 de marzo y votada en la Asamblea Nacional y el Senado en abril y mayo, respectivamente.

La prefectura de policía ubicó en 224.000 la cantidad de personas que se movilizaron, en un total de 250 manifestaciones, mientras que los organizadores de las protestas manejan la cifra de 500.000. En París, las autoridades informaron que se movilizaron 30.000 individuos, al tiempo que los sindicatos hablan de 100.000. En París, los manifestantes  abarrotaron la plaza de la República. En Lyon, según informó el diario regional Le Progrès, las protestas empezaron a calentarse a media tarde, con enfrentamientos entre manifestantes y policías. Las autoridades tuvieron que usar gases lacrimógenos y acordonar la plaza Bellecour.

Las movilizaciones, convocadas también para el 12 y el 31 de marzo, en la que está prevista una huelga general, fueron convocadas por las organizaciones de estudiantes franceses, la Unión Nacional de Estudiantes Franceses (UNEF), y por los principales sindicatos de trabajadores, la Confederación General del Trabajo (CGT ) y Fuerza Obrera (FO). A ella se unieron partidos de izquierda y movimientos sociales.

francia 2

Según la información divulgada, el plan contempla una mayor facilidad para despedir trabajadores y precarizar aún más sus condiciones de trabajo. Por ejemplo, la organización del tiempo de trabajo o la remuneración de las horas extraordinarias, hasta ahora enmarcadas por la ley, serán decididas por acuerdos de empresa. También prevé facilitar los despidos por motivos económicos y poner topes a las indemnizaciones por despido otorgadas por los tribunales laborales.

Los manifestantes pidieron este miércoles la eliminación del proyecto al considerar que supone un duro ataque a los intereses de la clase obrera. “Le corresponde ahora al gobierno tomar conciencia del rechazo a su proyecto y extraer las consecuencias”, dijo el sindicato FO en un comunicado, en el que calificó de éxito el respaldo ciudadano y aseguró que prevé mantener la presión al respecto.

La CGT llamó a una respuesta fuerte y unida del mundo del trabajo. Según la organización, si fuera adoptado, ese plan constituiría un retroceso histórico de los derechos de los empleados, al apuntar que ofrece una libertad total al empresariado. “Toma en cuenta los intereses financieros del empresariado y de los accionistas, por encima de la protección de los empleados”, enfatizó.

Las movilizaciones de este miércoles coincidieron con huelgas en la compañía estatal ferroviaria SNCF y en la entidad de transporte metropolitano RATP, donde los empleados pidieron la subida de sus salarios y pensiones. Las mismas provocaron perturbaciones en el transporte en todo el país, con unos 300 kilómetros de embotellamientos sólo en las carreteras de la región parisina. Casi la mitad de los trenes de medio recorrido y alta velocidad no realizaron los viajes previstos, mientras el metro y los cercanías fueron los menos afectados. En la huelga ha participado el 35% de las plantillas de empleados ferroviarios.

La reforma laboral incluye medidas que otorgarían más flexibilidad a las empresas para contratar y despedir a los trabajadores, en un intento por contrarrestar el desempleo, que ronda el 10,2% y que afecta principalmente a los jóvenes (24%). También flexibiliza las cláusulas para justificar un despido. Una caída en los pedidos o ventas, o pérdidas de explotación, serían causas suficientes para despedir a personal. Igualmente reduciría el pago de horas extra más allá de la jornada laboral de 35 horas semanales, que fue instaurada en la década de los 90.

La propuesta mantiene técnicamente la semana de 35 horas, pero permite a las empresas organizar calendarios alternativos sin seguir los convenios sectoriales, para ampliar los turnos a una semana de 48 horas semanales y 12 horas al día. En “circunstancias excepcionales”, los empleados podrán trabajar hasta 60 horas a la semana. En algunos sectores, los jóvenes podrían trabajar hasta 40 horas semanales.

francia 3

Los estudiantes en pie contra la reforma

El primer ministro francés, Manuel Valls, reitera estos días que los jóvenes serán “los más beneficiados” por la polémica reforma laboral que ha redactado su Gobierno. Ellos no le creen. Han sido los primeros en salir a la calle para exigir la retirada del proyecto. Decenas de miles de estudiantes (500.000, según los organizadores), apoyados por los sindicatos, han participado en más de 250 protestas, paros y manifestaciones por toda Francia con el argumento de que esa reforma es “una ofensiva” contra ellos.

Los estudiantes temen que la actual precariedad laboral que sufren los jóvenes por la crisis se mantendrá el resto de sus vidas por efecto de ese proyecto. Con ese argumento, los tres sindicatos estudiantiles más activos han organizado cientos de asambleas en institutos y universidades para promover paros y manifestaciones. En la región de París, los estudiantes bloquearon desde primera hora los accesos a una treintena de liceos con barricadas formadas con contenedores de basura y mobiliario urbano.

“Es un retroceso”, “es el texto que quiere la patronal”, “esta reforma ni es social ni es socialista”, “esta protesta es solo el comienzo”, “los jóvenes estamos oprimidos”, “es una ley peligrosa”, “Hollande nos miente”, “siempre golpean a los precarios”, “el peor ataque a los trabajadores”… Fueron esas algunas frases pronunciadas por manifestantes o inscritas en pancartas. Los dos puntos más rechazados por los convocantes son los motivos fijados en la ley para despidos colectivos, descensos en las cifras de negocios, y la rebaja en las indemnizaciones máximas por finalización forzosa de contratos.

El principal aliado del gobierno ha sido el mal tiempo, que ha disuadido a muchos de sumarse a las protestas. Decenas de miles optaron por participar en la protesta virtual organizada en las redes sociales por los mismos promotores del citado manifiesto crítico.

(Fuentes: agencias Reuters / AFP/ NTX / Euronews / Prensa latina)

 

 

 

 

 

 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *