Trump impone nuevas sanciones a Venezuela. “No podrán con nosotros bajo ninguna circunstancia”, le responde Maduro

trump-maduro

El presidente estadounidense, Donald Trump, firmó ayer una orden ejecutiva para imponer nuevas sanciones económicas a Venezuela, dos días después de las amenazas realizadas por el vicemandatario Mike Pence sobre ese asunto.

Según un comunicado de la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Sara Huckabee Sanders, el decreto prohíbe los trámites de nueva deuda y acciones emitidas por el gobierno venezolano y su empresa petrolera estatal (Pdvsa). También impide las transacciones con ciertos bonos existentes propiedad del sector público venezolano, y los pagos de dividendos a la administración de Caracas.

Dicha fuente apuntó que el Departamento norteamericano del Tesoro está emitiendo licencias generales que permiten transacciones, las cuales de otro modo estarían prohibidas por la medida de Trump. Entre ellas se incluyen disposiciones que posibilitan un período de liquidación de 30 días, y el financiamiento para la mayor parte del comercio, incluyendo la exportación e importación de petróleo.

Asimismo aparecen transacciones que involucren solo a Citgo, filial de Pdvsa, tratos en determinadas deudas venezolanas existentes, y el financiamiento de bienes humanitarios al país suramericano.

Por otra parte, el texto reitera el llamamiento para se restablezca en Venezuela lo que Washington considera como democracia, en desconocimiento del Gobierno legítimamente electo del presidente, Nicolás Maduro.

Hace dos días, Pence manifestó que bajo el mandato de Trump, Estados Unidos había emitido tres rondas de sanciones contra Maduro y su círculo íntimo (funcionarios, exfuncionarios y otras personas), y había más por venir. Tales comentarios ocurrieron durante un discurso ante inmigrantes venezolanos en la iglesia católica Nuestra Señora de Guadalupe, de la localidad de Doral, en el sureño estado de Florida.

La semana pasada, el vicegobernante realizó una gira por Colombia, Argentina, Chile y Panamá, y en esos países instó a mantener la presión internacional contra la administración de Maduro, y la Revolución bolivariana.

Según afirmó Pence el miércoles, Estados Unidos seguirá llevando contra Venezuela toda la medida de su poder económico y diplomático. Nuestra resolución es inquebrantable, nuestra convicción es clara, recalcó el vicegobernante con el tono injerencista que reiteradas veces ha rechazado Caracas, cuya exhortación es a mantener relaciones basadas en el respeto a las diferencias.

Además, Pence reiteró que “tenemos muchas opciones para Venezuela”, lo cual es similar a los pronunciamientos de Trump, quien el 11 de agosto pasado mencionó hasta la vía militar contra Venezuela.

Maduro reitera la disposición de Venezuela de defender su soberanía

 

Frente la postura de Washington, Maduro ratificó hace tres su política basada en el diálogo como esencia para el respeto de la diversidad. “Creemos en el poder de la palabra, la diplomacia, el derecho internacional, pero sobre la base del respeto a las diferencias”, apuntó Maduro ante reporteros de la prensa nacional y extranjera en el Palacio de Miraflores (sede del Gobierno).

El presidente venezolano afirmó que Venezuela saldrá victoriosa ante las agresiones y sanciones económicas impuestas por Estados Unidos contra esta nación. En su discurso, Maduro subrayó que la élite que gobierna a Estados Unidos “es racista, supremacista y odia al pueblo de Venezuela, a Latinoamérica y al Caribe”, y condenó el decreto ejecutivo firmado por el presidente estadounidense, Donald Trump, contra la economía de Venezuela.

“Todo lo que están intentando hacer para atacar a Venezuela es una locura, subrayó el mandatario. Con el esfuerzo de nuestro pueblo todo lo que están intentando contra Venezuela fracasará y Venezuela saldrá fortalecida, cada vez más libre, más independientes en lo económico, financiero, político, diplomático, militar. Más fuertes”, señaló.

Explicó que las recientes sanciones que de manera autoritaria Estados Unidos impuso a Venezuela tienen como propósito atentar contra la economía nacional, ya que dicha orden ejecutiva prohíbe las negociaciones del gobierno bolivariano y de la empresa estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA).

“Con este ataque, que sucede con la plena aprobación y complicidad de la derecha venezolana, ha iniciado una nueva etapa de liberación económica, financiera, política, humana de Venezuela de los lazos dependientes con Estados Unidos. Es un campanazo de independencia, de dignidad, que está sonando. ¡Que suene la campana de independencia nueva!”, enfatizó Maduro.

El jefe de Estado venezolano explicó que, desde el mismo surgimiento de la Revolución Bolivariana en 1999, Venezuela fue convertida en blanco de los ataques imperiales. “Las embestidas arreciaron en los últimos años para atentar contra la dignidad, de la soberanía y la autodeterminación del país y de su pueblo. “No podrán con nosotros bajo ninguna circunstancia”, subrayó. También hizo un llamado al pueblo venezolano ‘a vivir con orgullo este tiempo histórico. No van a poder con nosotros bajo ninguna circunstancia’.

A su vez, solicitó al Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) y a la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) determinar responsabilidades legales de los promotores de ataques contra Venezuela, que contemplan traición a la patria. “Venezuela no se mete con nadie para recibir estas agresiones y amenazas promovidas por una derecha apátrida. Hay que ser bien traidor a la Patria para pedir sanciones y una intervención militar contra su propio país, como lo hace la oposición venezolana”, expresó el mandatario.

“Aquí tiene que abrirse un juicio por traición a la patria -agregó- para todos aquellos que tienen cédula venezolana y piden que se nos bombardee. Yo le he pedido al presidente del TSJ y a la presidenta de la ANC que se inicie un juicio histórico por traición a la Patria a todos los que han pedido estas sanciones económicas que han sido tomadas hoy”, declaró.

Maduro acusó directamente al dirigente opositor Julio Borges de ser el principal responsable y promotor de ataques económicos y financieros contra Venezuela por parte de Estados Unidos. Explicó que Borges se ha reunido en varias oportunidades con altos voceros del gobierno de Estados Unidos para solicitar una arremetida contra Venezuela, y desde la Asamblea Nacional (Parlamento en desacato) persiste en desobedecer el orden constitucional y promover de una campaña de descrédito contra Venezuela en el exterior.

Venezuela insta a la ONU a pronunciarse contra agresividad de EE.UU.

El canciller de Venezuela (equivalente a Ministro de Asuntos Exteriores), Jorge Arreaza, rechazó en la ONU las nuevas sanciones anunciadas por Estados Unidos contra su país, las cuales buscan un estrangulamiento financiero.

En declaraciones a Prensa Latina después de reunirse con el secretario general de las Naciones Unidas, António Guterres, el diplomático afirmó que Venezuela seguirá apostando al diálogo con Washington, pese a la postura agresiva de la actual administración, encabezada por el presidente republicano, Donald Trump. “Nosotros tenemos como respuesta, en primer lugar, la procura del diálogo, hablando se entiende la gente civilizada. La imposición de sanciones y las amenazas militares corresponden a la política no civilizada”, advirtió.

De acuerdo con Arreaza, Caracas estudia las nuevas medidas de la Casa Blanca, que prohíben a ciudadanos y entidades estadounidenses la compra de emisiones de deuda y bonos al Estado venezolano y a la petrolera PDVSA. “Siempre actuaremos para proteger a nuestro pueblo, los problemas internos los resolveremos por vías pacíficas sin injerencia de ningún tipo”, subrayó.

El canciller recordó a Prensa Latina que la ONU es la casa de las leyes y del respeto a principios y propósitos consagrados en su Carta, como la soberanía y la no intromisión. Asimismo, dijo que durante su estancia en el cuartel general de la organización de 193 naciones, conversará con representantes del Movimiento de Países No Alineados, la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América, de África y de otras partes del planeta.

Respecto a la reunión con Guterres, la calificó de productiva. “Abordamos la situación en Venezuela, que es blanco de la manipulación mediática, cuando la realidad es que después de las elecciones del proceso constituyente tenemos un país en paz y con la oposición incorporada al calendario electoral”, denunció Arreaza.

El canciller ha instado a altos funcionarios y órganos de la ONU a rechazar la agresividad de Estados Unidos y su transgresión a los propósitos y principios de la Carta de la organización. De acuerdo con el diplomático, Naciones Unidas no puede quedarse de brazos cruzados ante las amenazas estadounidenses, que han incluido declaraciones del presidente Donald Trump sobre la posibilidad de aplicar la opción militar contra Venezuela, y las sanciones unilaterales.

“Hablamos acerca de esto con el secretario general de la ONU, António Guterres, porque se trata del respeto al derecho internacional, a la soberanía de los pueblos y a la no injerencia en sus asuntos internos, cuestiones consagradas en la Carta”, dijo a Prensa Latina en un encuentro con periodistas, poco después de su reunión con Guterres.

Arreaza precisó que no solo el secretario general debe condenar la hostilidad de Washington, también la Asamblea General, el principal órgano deliberativo de las Naciones Unidas, en el cual están representados en igualdad de condiciones sus 193 Estados miembros.

El canciller insistió en que el diálogo es la única salida para superar las diferencias y rechazó las sanciones financieras dictadas hoy por la Casa Blanca contra su país. “Estamos estudiándolas y tomaremos todas las medidas que estén a nuestro alcance, en todos los ámbitos, para defender al pueblo de Venezuela y evitar que estas decisiones tengan efectos en las familias, su salud y bienestar”, afirmó.

Arreaza reiteró que Caracas sigue dispuesta a conversar con Estados Unidos, en aras de resolver las diferencias como corresponde al mundo civilizado. “Siempre hemos manifestado a los presidentes estadounidenses nuestro deseo de tener relaciones de respeto mutuo”.

(Fuente: Prensa Latina)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *