Arabia Saudí completa la demolición del barrio de Al-Musawara, en la ciudad de Al-Awamiya

derribos

Las autoridades saudíes han anunciado que han destruido completamente el histórico barrio de Al-Masura, en la localidad chií de Al-Awamia, ubicada en la provincia oriental de Al-Qatif (noreste), según el diario saudí Sabaq. Así lo han informado este martes funcionarios locales para luego agregar que unos 60 bulldozers participaron durante la operación de la demolición de Al-Musawara (foto adjunta).

“Las operaciones para la destrucción de Al-Masura finalizaron completamente y la tarea de remoción de escombros comenzará pronto”, informó la alcaldía de la provincia Oriental de Arabia Saudí. La alcaldía anunció que todas las 488 casas de Al-Masura fueron destruidas y añadió que esta destrucción tuvo como objetivo ejecutar los planes de dos años del desarrollo de la región.

Esto se produce mientras que los chiíes de Al-Awamia consideran esta medida como la continuación de la opresión, la discriminación y la injusticia del régimen de Al Saud en su contra y dicen que el régimen de Riad sigue reprimiendo a los chiíes bajo el alegato de desarrollar Al-Masura.

Un número indeterminado de chiíes han muerto y algunos otros han resultado heridos durante los recientes ataques de las fuerzas de seguridad de Arabia Saudí, iniciadas el pasado 10 de mayo, contra el barrio de Al-Masura, en Al-Awamia. Decenas de activistas han perdido la vida por disparos de las fuerzas saudíes, y un gran número ha sido ejecutado por cargos de “terrorismo”, un término utilizado por ell régimen de Al Saud para justificar sus represiones contra disidentes.

represión

(En la foto adjunta, Al Awamiya arde como consecuencia de los ataques de la fuerzas represivas saudíes)

Las zonas orientales de Arabia Saudí, son los lugares de residencia de los árabes de confesión mayoritariamente chií, quienes siempre son reprimidos por el régimen de Al Saud. Desde mayo, Riad ha impuesto una represión mortal contra  Al-Awamiya, ciudad natal del difunto prominente clérigo chií el sheij Nimr Baqer al-Nimr que fue ejecutado por orden de los Al Saud, lo que desencadenó condenas y protestas en el país árabe y en todo el Oriente Medio.

El sheij Al-Nimr (foto inferior adjunta), que fue condenado a la pena capital el 15 de octubre de 2014 por defender los derechos de los prisioneros y desobedecer a los Al Saud, fue uno de los críticos más destacado de la familia que rige Arabia Saudí, condenaba la brutal y sistemática represión del régimen aplicada contra las minorías religiosas en la monarquía árabe.

El ejecutado clérigo chií, en sus discursos, condenaba sistemáticamente la represión de las manifestaciones populares pacíficas en Baréin por parte de las fuerzas de seguridad de Al Jalifa y el apoyo de los Al Saud a este régimen en la matanza de su propia gente.

SheikhNimr

Las autoridades saudíes han usado las protestas populares como pretexto para lanzar ataques casi diarios contra la ciudad de Al-Awamiya, donde han destruido áreas residenciales, incendiado edificios y amenazado a los ciudadanos a abandonar la provincia.

Los barrios saudíes en cuestión, además de estar sometidos a un supuesto plan de modernización impulsado por empresas de desarrollo privadas saudíes, están bajo el fuego de las fuerzas de seguridad del régimen desde mayo. Este plan sólo es un pretexto para destruir el barrio. De hecho, se trata de una medida de represalia del régimen de Al Saud contra la población chií por sus protestas, iniciadas en 2011 en demanda de reformas políticas, libertad de expresión, la liberación de los presos políticos y el fin de las discriminaciones sectarias.

La semana pasada, periodistas extranjeros fueron testigos de la destrucción de las casas en Al-Awamiya por parte de las fuerzas saudíes después de que se les permitió entrar por primera vez. Además, desde el 26 de julio las autoridades saudíes han impedido que los servicios de emergencia lleguen a los heridos y no proporcionan asistencia humanitaria a los ciudadanos atrapados en Al-Awamiyah.

destrucción

(Imágenes aéreas del grado de destrucción del barrio de Al-Masura, en Al-Awamia)

En este contexto, el jueves finalmente la Organización de las Naciones Unidas (ONU) rompió el silencio e instó a Riad a respetar los derechos humanos. Hablando en una conferencia de prensa en Nueva York (EE.UU.), el portavoz de la ONU, Stephane Dujarric, dijo el pasado 10 de agosto que el organismo internacional no es capaz de verificar independientemente los informes sobre Al-Awamiya, pero que todas las acciones de Riad deben estar en línea con sus compromisos con los DDHH.

Mientras tanto Occidente calla, mira para otro lado y deja hacer a los represores saudíes de su propio pueblo. Tampoco la situación que viene sufriendo la ciudad mártir de Al-Awamia y sus habitantes tienen cabida en las portadas de sus medios de comunicación.

(Fuentes: Hispan TV / Alwaght / Prensa Islámica)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *