Libia: Haftar viaja a Rusia y se entrevista con Serguei Lavrov. Dice no descartar la ayuda rusa y controlar el 90% del país

libia rusia

El comandante en jefe del Ejército Nacional de Libia, el general Jalifa Haftar, líder militar del gobierno provisional y del parlamento establecidos en el Este, en Tobruk, que no reconocen al de Trípoli, establecido por las potencias occidentales, ha viajado a la Federación Rusa, en donde se encuentra desde el pasado 12 de agosto, y se entrevistó con el Ministro de Asuntos Exteriores ruso Serguéi Lavrov ayer día 14. Tras la misma realizaron una rueda de prensa conjunta (foto adjunta).

En el transcurso de la misma, Lavrov declaró que Rusia se atiene al criterio de que todos los esfuerzos mediadores encaminados a hallar una solución política en Libia deben correr a cargo de la ONU. “Creo que ahora en el frente político es de gran importancia que todas las ideas y esfuerzos mediadores se concentren en acciones guiadas por la ONU”, afirmó el titular ruso.

Lavrov señaló que Moscú no ve esta actividad como algo “encaminado a redactar recetas, sino que promueve poner las bases más apropiadas para el diálogo entre los actores claves en Libia, para que ellos mismos alcancen un acuerdo sobre el futuro de su país”. “Es nuestra posición de principio”, subrayó.

El ministro ruso señaló que su país apoya los ánimos de Haftar de buscar acuerdos satisfactorios para todas las partes. “Estamos al tanto de los esfuerzos promovidos con su participación, con participación de (el jefe del Gobierno de Trípoli, Fayez al) Sarraj, encaminados a lograr acuerdos aceptables para todos sobre las vías óptimas y adecuadas para la realización del acuerdo de Sjirat”, indicó.

En términos generales, Rusia apoya la tendencia a la intensificación de los procesos de solución política en Libia, dijo Lavrov. “Lamentablemente la situación el Libia continúa siendo compleja, en vuestro país no ha sido vencida la amenaza extremista, aunque conocemos los esfuerzos que se emprenden y apoyamos activamente la tendencia a la intensificación de los procesos de solución pacífica y la total recuperación de la gobernabilidad de vuestro país”, afirmó.

Por su parte, Jalifa Haftar declaró que buscará desarrollar las relaciones con Rusia en todos los ámbitos. “Por nuestra parte confirmamos nuestra actitud de principios de continuar desarrollando los lazos de amistad y las relaciones de cooperación en todas las esferas”, señaló.

Según Haftar, durante su encuentro debatirá el desarrollo de la situación en Libia, que se distingue por “el alto nivel de crisis”. “A Rusia y a nuestro país les atan firmes relaciones históricas y esperamos poder continuar desarrollando la cooperación con ustedes”, añadió. Además, agradeció a Lavrov la actitud de Rusia respecto a Libia en los espacios internacionales.

El jefe militar libio señaló que el Ejército Nacional liberó ya al menos el 90% del país de terroristas, controla todos los yacimientos de petróleo y las bases militares. “Esperamos continuar esta lucha hasta que el Ejército Nacional Libio controle todo el territorio del país para garantizar la estabilidad y seguridad”, afirmó.

“Usted seguro conoce los inmensos sacrificios que asume el Ejército Nacional Libio para destruir al terrorismo, durante tres meses ininterrumpidos hubo combates, y todo esto en condiciones de embargo de suministro de armas por un lado y el apoyo ilimitado a los terroristas con dinero y armas”, señaló.

El general libio indicó que “todos estos combates concluyeron con el anuncio de la liberación de Bengazi y el control por parte del Ejército Nacional Libio de todos los yacimientos y puertos petroleros, y las bases militares en el país, con lo que al menos un 90 por ciento del territorio del país fue liberado”.

Informó que esos combates finalizaron con la liberación de Bengasi y el Ejército Nacional de Libia controla hoy todos los yacimientos petrolíferos, puertos petroleros y las bases militares en el país. El alto jefe militar subrayó que Libia seguirá luchando hasta que el Ejército Nacional tome bajo control todo el territorio de Libia para garantizar la estabilidad y seguridad del país.

Preguntado Jalifa Haftar acerca de si debatió con el ministro de Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, la posibilidad de que Moscú ofreciese ayuda militar a Libia. “Si, lo debatimos (la posibilidad de ayuda miliar), estamos seguros que Rusia continuará siendo nuestro buen amigo y no nos negará la ayuda”, declaró el alto militar a la prensa.

Tropas norteamericanas en Libia

Por otro lado, El comandante del Mando África de EE.UU. (AFRICOM, en inglés) ha confirmado el envío de fuerzas especiales a Libia, con el pretexto de combatir al grupo terrorista EIIL en el país norteafricano.

El jefe de las fuerzas estadounidenses en África, el general Thomas Waldhauser, confirma en una entrevista concedida este vienes al diario ruso Izvestia el despliegue en Libia de integrantes de las Fuerzas de Operaciones Especiales del país (SOF, por sus siglas en inglés), con el pretexto de una supuesta lucha contra grupos extremistas como la banda ultravioleta EIIL (Daesh, en árabe).

El mismo periódico había publicado anteriormente informes en los que se citaba anónimamente a fuentes militares estadounidenses que aseguraban que tanto el país norteamericano como el Reino Unido, Francia e Italia han desplegado en Libia decenas de efectivos de sus fuerzas especiales, con la misma excusa.

La aparición de los takfiríes de Daesh en Libia tiene relación con el caos vivido en este país africano desde 2011, cuando la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) y algunos países árabes intervinieron militarmente, lo que terminó en el derrocamiento del régimen de Muamar Gadafi.

Según los analistas, tras las derrotas de EIIL a manos de las fuerzas gubernamentales en sus principales bastiones en Irak (Mosul) y Siria (Al-Raqa), la banda está dirigiendo operaciones a países en los que existe un vacío de poder, como Libia. Según diversas fuentes, el líder del DAESH, Ibrahim al-Samarrai, alias Abu Bakr al-Bagdadi, habría ordenado incrementar los actos terroristas en Libia.

Parece que Washington quiera aprovechar esa situación para reforzar su influencia en el país africano, rico en petróleo, con las mismas excusas con las que intervino en las crisis de Irak y Siria, donde lidera una coalición para supuestamente combatir a EllL, que en reiteradas ocasiones ha matado civiles, destruido infraestructuras públicas y hasta atacado a fuerzas gubernamentales, obstaculizando así el avance de estas ante los terroristas.

(Fuentes: Sputnik – Mundo / Al Mayadeen / Hispan TV)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *