El parlamento iraní aprueba reforzar el programa de misiles para contrarrestar las sanciones y amenazas de EE.UU.

parlamento irán

El Parlamento de Irán aprobó un aumento significativo de los fondos para su programa misilístico, primer paso para contrarrestar medidas de Estados Unidos. Con 240 votos a favor y una abstención, la Asamblea Consultiva Islámica de Irán (Mayles) ha aprobado este domingo la iniciativa, que según el portavoz de la Comisión de Seguridad Nacional y Política Exterior del Parlamento iraní, Seyed Husein Naqavi.

“Hemos contemplado los principios del JCPOA en el proyecto de ley que busca contrarrestar el aventurismo y el terrorismo de Estados Unidos en la región”, ha precisado Naqavi, quién ha enfatizado que ninguna parte de la mencionada iniciativa contradice el pacto nuclear, sellado en julio en 2015, entre Irán y los países del Grupo 5+1 (El Reino Unido, EE.UU., Rusia, Francia y China, más Alemania).

EEUU ha aprobado esta semana sanciones contra algunas empresas y personas en Irán -al igual que contra Rusia, Corea del Norte y Venezuela, entre otros- y llevado a cabo nuevas provocaciones navales en el Golfo Pérsico para empujar a Irán a abandonar el Plan Integral de Acción Conjunta, dado que Washington no se ha atrevido hasta el momento a denunciar el mismo por las repercusiones que tal hecho tendría, la primera de las cuales sería su total aislamiento dentro de la comunidad internacional.

No obstante, Irán no caerá en esa trampa. “Se trata de un complot de los norteamericanos, que quieren presionar al pueblo y el gobierno de Irán para que salgan del Plan Integral de Acción Conjunta y sean ellos los que paguen el precio de su fracaso”, dijo Nagavi Hosseini a la agencia de prensa Tasnim.

“Que los estadounidenses sepan que la aprobación del proyecto de ley que contrarresta a EE.UU. es el primer paso de Irán. Serán implementadas otras 16 medidas que han sido aprobadas en el comité supervisor del acuerdo nuclear”, conocido internacionalmente como el Plan Integral de Acción Conjunta (JCPOA), dijo este domingo el presidente de la Asamblea Consultiva Islámica de Irán (Mayles), Ali Larijani.

El alto funcionario persa enfatizó que el Mayles supervisará las acciones y decisiones de Washington respecto al acuerdo nuclear alcanzado por Irán y el Grupo 5+1. “El Gobierno debe adoptar medidas recíprocas ante EE.UU. según el proyecto de ley aprobado”, añadió.

Larijani señaló que el proyecto de ley aprobado en el Parlamento es una respuesta a la llamada “Acta contra las actividades desestabilizadoras de Irán, 2017”, que aprobó el 15 de junio el Senado estadounidense para castigar a los iraníes justamente por su programa balístico.

En virtud del acta estadounidense conocida como el S.722, el bloqueo de propiedades y capitales bancarios, los arrestos y la expulsión del territorio estadounidense se efectuarán contra los individuos o entidades relacionados con el programa misilístico de Irán.

Seguirán adelante con su programa misilístico

Teherán, no obstante, asegura que su poder defensivo y las capacidades misilísticas están destinados a aumentar su poder disuasivo, por eso, seguirá adelante con su programa misilístico “sin límites”.

De acuerdo con el artículo 11 del mencionado proyecto de ley aprobado por el parlamento, Irán destinará 260 millones de dólares al desarrollo del programa de misiles. También se informó que el 50 por ciento de dicha cantidad de dinero se dedicará a las Fuerzas Armadas de Irán, mientras lo demás se dividirá de forma igual entre los Ministerios de Exteriores, de Defensa y de Inteligencia de la República Islámica.

Asimismo, según el artículo 4 de la moción, la Cancillería persa tiene un plazo de tres meses para cooperar con la Fuerza de Quds del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica de Irán (CGRI) y los Ministerio de Defensa y de Inteligencia con el fin de identificar a los individuos estadounidenses patrocinadores del terrorismo y poner sus nombres en la lista de sanciones de Irán.

El proyecto de ley, que tendrá que ser ratificado por el Consejo de los Guardianes de la Constitución, tiene planeado confiscar los bienes y bloquear las transacciones financieras de las personas cuyos nombres estarán en dicha lista, excluyendo a los delatores que revelen “actividades ilegales, crímenes, torturas y fraudes electorales” de EE.UU.

Los diputados iraníes también aprobaron el artículo 5 del proyecto de ley, según el cual, se impondrá sanciones a los individuos o entidades estadounidenses que violan los derechos humanos mediante varias medidas, entre ellas respaldar a los gobiernos dictadores y violentos.

La República Islámica de Irán, según el texto legislativo, se reserva el derecho a velar por los intereses nacionales y contribuir al restablecimiento de la paz en la región, teniendo en cuenta las medidas hostiles ejercidas en su contra. que no solo arriesgan la paz y la estabilidad de la región, sino los intereses de Teherán figuran: practicar “el aventurismo en la región, sembrar la discrepancia y el sectarismo, además de apoyar el terrorismo y extremismo”, según el documento.

Rohani: Quien se oponga al pacto nuclear, se enfrentará al mundo

Por su parte, el Presidente de la República Islámica de Irán, Hasan Rohani, ha afirmado que el acuerdo nuclear beneficia a toda la región y al mundo y, sí EE.UU. se opone al acuerdo, tendrá que enfrentarse al resto del mundo.

Rohani ha vuelto a reiterar este domingo que el acuerdo nuclear de Irán con el Grupo 5+1 (EE.UU., el Reino Unido, Francia, Rusia y China, más Alemania) beneficia tanto a la región como al resto del mundo, y advierte que cualquier intento de dañar el pacto será contraproducente.

Estas afirmaciones del mandatario se producen en rechazo a las reclamaciones del presidente de EE.UU., Donald Trump, quien califica el mencionado acuerdo como “el peor acuerdo de la historia”, y acusa a Teherán de haber engañado a la contraparte.

“Ciertamente, el Plan Integral de Acción Conjunta (JCPOA, por sus siglas en inglés) sirve y servirá a los intereses del país, la región y el mundo entero y cualquier persona que quiera dañar este pacto, únicamente se hará daño a sí mismo y a su país”, ha sostenido el presidente.

En este sentido, Rohani ha advertido de que si Estados Unidos planea oponerse al acuerdo, tendrá que enfrentarse al resto del mundo. Un hecho, que podría facilitar el aislamiento internacional de la Casa Blanca.

En este punto, ha recordado que esta circunstancia es justamente lo contrario que hace cuatro años cuando Irán se encontraba en una situación similar. “Actualmente, si alguien quiere tomar una medida en contra de Irán con respecto al JCPOA, todos los países estarán con nosotros y contra el que quiera debilitar el acuerdo”, ha señalado el dirigente persa.

Irán y el Grupo 5+1 lograron el 14 de julio de 2015 pactar el acuerdo nuclear y comenzaron a implementarlo el 16 de enero de 2016. En virtud del acuerdo, que posteriormente fue aprobado por una resolución del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU), se pusieron límites a las actividades nucleares de Irán a cambio de la eliminación de todas las prohibiciones impuestas a la República Islámica, relacionadas con el programa nuclear iraní.

Desde entonces, la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA) ha certificado en reiteradas ocasiones el compromiso de Irán con sus obligaciones bajo el acuerdo firmado.

Por el contrario, la administración Trump, que asumió el poder en enero de 2017, un año después de que el pacto nuclear entrara en vigor, ha adoptado una postura hostil hacia el acuerdo, amenazando repetidamente con romperlo.

(Fuentes: Al Mayadeen / Al Manar / Hispan TV)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *