Las AA.VV. de Cádiz en pie de guerra contra “Kichi”

En Cádiz coexisten 36 entidades vecinales, de las cuales 7 son independientes y el resto se integra en dos federaciones de vecinos,”Cadice”, que aglutina a 9 entidades, y “5 de Abril”, que congrega a 20. Unas eran más reivindicativas que otras con el Ayuntamiento gaditano, gobernado durante 20 años por Teófila Martínez. Ahora, “el gobierno de José María González ha logrado que por fin nos unamos todas”, resume Gonzalo Pando, el presidente de la Federación de Vecinos ‘5 de abril’, la entidad más numerosa.

En los nueve meses de gobierno local de “Kichi”, los roces entre asociaciones y Ayuntamiento están siendo constantes. “Lo único que está haciendo bueno José María González con la participación ciudadana es que las asociaciones de vecinos de la capital nos hemos unido”, ultima Pando.

El último encontronazo, el detonante para un nuevo conflicto, ha sido la carta que las entidades vecinales han recibido de Eléctrica de Cádiz, la empresa municipal encargada del suministro eléctrico en la capital gaditana. En ella, se les informa de que tienen que proceder a cambiar la titularidad de los contadores de luz y ponerla a nombre de una persona física, es decir, de la persona que ostente la presidencia de cada entidad, para proceder a hacerse cargo del pago de los recibos. (En la foto adjunta representantes de las asociaciones mostrando la carta).

Tras la misiva, una veintena de presidentes de las asociaciones de vecinos de Cádiz ha presentado un escrito en Eléctrica de Cádiz “porque para empezar, nosotros no tenemos que cambiar la titularidad. Tiene que hacerlo el Ayuntamiento, que es quien aparece de titular”, explica desde la Asociación de Vecinos de Puntales su presidente, Luis Arenal, que subraya que “desde siempre, el pago de los recibos de luz y agua lo asumía el Ayuntamiento, vamos, es que tienen que hacerlo por ley: tienen que hacerse cargo del mantenimiento de las sedes vecinales”, que son “un punto de encuentro de los vecinos, y trasladamos los problemas del barrio a los políticos para que los solucionen”. Problemas que incluyen los de tipo social, “de familias a las que hay que ayudar, pero no nos hacen ni caso”, dice Arenal. Una labor social sobre la que el dirigente subraya que “están vendiendo humo, dicen que no les cortan la luz a las familias necesitadas y en noviembre no es que cortaran la luz: es que se llevaron los contadores de una o dos familias”.

Gonzalo Pando, que es el presidente de la Federación de Vecinos “5 de abril”, la más numerosa, explica que la cuantía de los recibos de luz “varía si la asociación abre en horario de mañana y tarde o solo de mañana”. En cualquier caso, los recibos de las sedes vecinales “oscilan entre los 60 euros y los 150 como máximo, teniendo en cuenta que hay asociaciones que dan clases de informática a sus vecinos, y se gasta más luz”.

“La carta que hemos recibido es de la luz, pero detrás vendrá la del agua”, explica Lucía Núñez, de la Federación de Asociación de Vecinos “Cadice”. “El alcalde tendría que haberse sentado y habérnoslo comunicado en persona, no por una carta de Eléctrica de Cádiz”, valora la dirigente vecinal, ya que ninguna asociación tiene relación contractual con esta empresa. “Las formas, muy mal”, resume.

Una de las primeras medidas del gobierno de José María González fue anunciar que recortaba las ayudas municipales anuales al 50 por ciento. Unas ayudas que muchos aún no han cobrado y que no cobran desde diciembre de 2014, es decir, que las últimas subvenciones recibidas fueron liberadas por el gobierno del PP. Este recorte afecta a la labor diaria de las entidades, que desarrollan cursos, actividades y charlas para los vecinos, entre otras iniciativas.

En el caso de la Asociación Gaditano Juman, la ayuda a percibir, tras justificar el gasto de las recibidas en 2014, es del 45 por ciento, que se traduce “en 1.345 euros para todo el año”, explica Luis Salvador García, presidente de esta entidad que es independiente de las dos federaciones, y abunda en que “aún no he tenido el gusto de reunirme con el alcalde, con el anterior equipo de gobierno no teníamos ningún problema. Indiscutiblemente, los nuevos están haciendo buena a Teófila”. Con ella “teníamos nuestro más y nuestros menos, pero no es lo de ahora. Están escuchando menos que los otros”, coincide Gonzalo Pando, al igual que Luis Arenal, que afirma que antes “al menos antes había una conexión”.

A José María González “lo vemos por la calle, y cuando lo paras, enseguida se lo llevan”. Mantuvieron un encuentro con el concejal de Participación Ciudadana “a los cuatro o cinco meses de la toma de posesión, y bueno, nuestro descontento fue total, porque nosotros estábamos por la labor de colaborar, y le llegó a decir a un miembro de la federación que era muy mayor para estar aquí”.

En noviembre del año pasado el Ayuntamiento también anunció que iba a crear la figura de los ‘comisario de barrio’ para que trasladasen al Ayuntamiento los problemas de los vecinos. Pando se pregunta “para qué, qué información quieren más que la que ya les podemos dar nosotros”, y subraya que el equipo de gobierno de Podemos-Ganemos “tiene ya 17 cargos de confianza, nueve más que el anterior equipo de gobierno”, como para crear esta figura. Entonces los dirigentes vecinales de la capital gaditana realizaron una protesta, que se saldó con una reunión de todos con el alcalde en el salón de plenos. “La reunión era a las seis de la tarde, y me llamaron para que me tomara un café con el alcalde a las cinco, ¿y para qué quería que me tomara ese café, si nos íbamos a ver una hora más tarde?”. Gonzalo Pando subraya que “José María González ha cogido el bastón de mando para mandar en Cádiz, no para escuchar al pueblo”.

(Fuente: El MundoAndalucía / Autora. Laura Garófano)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *