Situación en Siria: El ejército avanza en todos los frentes. Culmina la reconquista del suroeste y se acerca a Deir Ezzor y Raqqa

Soldado-del-ejército-sirio-580x330

El Ejército sirio y sus milicias aliadas (de Hezbolah,  Ejército de Liberación Palestino, Partido Nacionalista y Social Sirio, etc.) ganan terreno en cinco frentes de combate distintos contra los grupos terroristas; en el noreste, el centro y el sur del país, donde los enfrentamientos suceden en vastas extensiones desérticas y urbanas, informaron fuentes militares.

En la difícil geografía de estepas y desiertos de las provincias de Raqqa y Deir Ezzor, con temperaturas que sobrepasan los 42 grados centígrados, están empleándose todo tipo de armas, incluídas la aviación, contra las posiciones del Estado Islámico, conocido en árabe como Daésh.

Los límites norte y este del desierto de Badiya, colindante con las provincias mencionadas y de las de Hama y Homs, en el centro del país, son los principales escenarios de los cuales están siendo desplazados los extremistas del Daésh, al parecer carentes de suficientes reservas y posiciones sólidas para resistir los embates de las Fuerzas Armadas sirias y las milicias aliadas.

El El utiliza cada vez más los atentados con coches bombas conducidos por suicidas para intentar desarticular las posiciones del Ejército sirio, sobre todo en los combates más recientes en Hama y al este de Homs, pero no han logrado sus propósitos.

Dichas características en los enfrentamientos se reproducen al sur del país, en particular en regiones de la provincia de Sweida, donde el Ejército logró retomar el control en mil 300 kilómetros cuadrados y dominar una franja de 30 a lo largo de la desértica frontera con Jordania.

Para los analistas y expertos, esa situación impide un efectivo despliegue del apoyo estadounidense a los terroristas desde áreas de Al Tanf, sobre todo al llamado Ejército Libre Sirio, sin posibilidades objetivas de enfrentar por sí solos las ofensiva de las tropas leales el gobierno en Damasco y la milicias aliadas.

Mientras, al este de Damasco y en las cercanas regiones de Jobar y Ayn Tarma, los combates tienen otro tipo de enfrentamientos totalmente contrarios puesto que ocurren en zonas urbanas casi desplobladas y complicadas redes de túneles, cuevas y refugios de los terroristas.

Entrenados con rapidez para este tipo de acción, las unidades del Ejército sirio actúan en pequeños grupos en combates cercanos y que exigen con rigor una asimilación diaria de las técnicas operativas ya que los extremistas armados de grupos liderados por el Frente para la Conquista del Levante, otrora Al Nusra, utilizan francotiradores en cualquier edificación posible.

Pero según especialistas militares, los integrantes de la Guardia Republicana- quienes encabezan la ofensiva al este de Damasco- han logrado asimilar técnicas para neutralizar ese tipo de acciones de los terroristas.

Reconquista del suroeste

El Ejército Árabe Sirio (EAS), junto con el Ejército de Liberación Palestino (PLA) han reanudado la ofensiva en el este de Al-Suweida el jueves, dirigiéndose hacia las posiciones del Ejército Libre Sirio (FSA por sus siglas en inglés) junto a la frontera jordana.

Liderados por el Quinto Cuerpo de Asalto, EAS y PLA han atacado las ciudades de Qa’a Al-Masarah y Wadi Al-Sha’ab, superando rápidamente las defensa del FSA después de tres horas de batalla.

Fuerzas del EAS y del PLA han logrado tomar el control de Qa’a Masarah and Wadi Al-Sha’ab después de que combatientes del FSA abandonaran sus posiciones para retirarse a la guarnición militar nº133 en la frontera con Jordania.

Continuando su avance, el Ejército Árabe Sirio retomó ayer el control sobre un total de unos 1.300 kilómetros cuadrados en la provincia de Suwaida, en el sur del país, y más de 57 kilómetros a lo largo de la frontera con Jordania, según fuentes militares.

“Las unidades del Ejército, apoyadas por las fuerzas aliadas, han avanzado considerablemente (…) en la provincia de Suweida y restablecieron el control sobre 1.300 kilómetros cuadrados”, dijo la fuente citada por la agencia Sana.

Con unos 57 km de frontera liberados en 16 horas, el Ejército sirio y el Partido Nacionalista y Social Sirio, que también participa en la ofensiva, obligaron al FSA a abandonar el resto de sus posiciones y huir hacia Jordania.

Como resultado de las pérdidas del miércoles los miembros del ESL han abandonado esencialmente la provincia de Suweida tras ocupar durante más de un año la parte oriental de la misma. Para Damasco, la captura de la frontera de Suweida representa la reanudación del comercio con Jordania después de más de dos años de no compartir una frontera con ese país.

También expulsa al EI del Centro de Siria

La batalla por Deir Ezzor aún está lejos, pero los enfrentamientos actuales que tienen lugar a través del desierto sirio están proporcionando una visión anticipada de lo que está por venir en un futuro próximo.

El Estado Islámico ha perdido una cantidad significativa de territorio desértico en el centro y norte de Siria a manos del Ejército que, con sus avances en el Este de Homs y el Este de Hama, ha puesto fin a cuatro años de ocupación terrorista. Recientemente, el Ejército conquistó la ciudad de Al Sujnah, el último bastión del EI en el Este de Homs y la última posición fortificada del EI antes de llegar a Deir Ezzor.

El Ejército sirio está ahora a las puertas de la ciudad de Uqairabat en el este de Hama, Esta ciudad ha sido el principal feudo del EI en el Centro de Siria y es un punto de cruce de varias rutas. También está situada cerca de las fronteras provinciales de Hama, Homs y Raqqa. Debido a la importancia estratégica de esta ciudad, el EI decidió enviar un gran número de sus fuerzas a la misma, lo que augura una dura batalla para su liberación.

Las unidades del ejército sirio están encabezadas por las Fuerzas Tigre y la Quinta División de la Guardia Republicana, se encuentran a menos de 40 kilómetros al suroeste de Raqqa. El Ejército sirio también se aproxima al último bastión del EI en el Sur de Raqqa, la ciudad de Maan. Uqairabat y Maan serán así los próximos e inminentes objetivos del Ejército. En este sentido, el Alto Mando sirio podría retrasar el avance sobre Deir Ezzor hasta completar la liberación de estas dos estratégicas ciudades.

Deir Ezzor, la última posición en Siria del EI

Los días de la retirada del EI en el desierto parecen, sin embargo, haber terminado porque sencillamente sus militantes ya no tienen ningún lugar adonde ir, ya que la provincia de Deir Ezzor constituye su última posición en Siria. Esto transformará los próximos enfrentamientos con el EI en batallas de aniquilación, donde se espera que el número de bajas del EI sea muy elevado.

No hay duda en tal sentido que el papel de la aviación rusa y siria será importante. Las fuerzas aéreas de Rusia y Siria han estado ya de hecho bombardeando las posiciones terroristas en Hama, Homs y Deir Ezzor con una notable intensidad. Cientos de posiciones del EI han sido destruidas y centenares de terroristas han perecido.

Tras la pérdida de Uqairabat y Maan y la derrota de Al Sujnah, el EI se verá obligado a retirarse del Centro de Siria. Entonces, tendrá lugar el esperado avance del Ejército sobre Deir Ezzor desde varios ejes, al oeste, el norte y el sur, una táctica que ya tuvo importantes resultados positivos en la toma de Al Sujnah.

Ya las fuerzas sirias han conseguido llegar a la provincia de Deir al-Zur desde el oeste y ya han progresado y liberado varias zonas mientras que están preparándose para poder llegar hasta la ciudad de Deir al-Zur, urbe sitiada por Daesh que ha podido defenderse durante los últimos años frente a los frecuentes ataques de los extremistas.

La toma de Deir Ezzor más importante que la de Raqqa

La liberación de la provincia de Deir Ezzor significará el fin del dominio de territorios por parte del Estado Islámico dentro de Siria y un paso decisivo hacia la desaparición del grupo, junto a las últimas victoritas iraquíes en el norte. Una conquista estratégica, por tanto, superior incluso a la conquista de Raqqa.

Además Deir Ezzor se ha convertido en la nueva capital del EI tras el cerco a Raqqa, con lo que perderla, además de un importante golpe psicológico, significaría para el Estado Islámico carecer de su último centro urbano de importancia.

Por otro lado, la liberación de Deir Al-Zur, rica en recursos petroleros y yacimientos gasíferos,  es también de suma importancia económica para el gobierno de Damasco y “clave para la reconstrucción de Siria”.

Lento y difícil avance de las milicias kurdas en Raqqa

Por contraposición a los rápidos avances del ejército sirio, las milicias kurdas están experimentando notorias dificultades para avanzar dentro de la ciudad. Las denominadas Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), integradas mayoritariamente por kurdos y apoyada por Estadod Unidos, atacan los suburbios de Raqqa, hasta ahora capital del EI, pero sin claros avances.

El El EI afirma haber matado a más de 1.000 combatientes de las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), un grupo dominado por la milicia kurda del YPG, en los pasados dos meses. Según dichos datos, 1.040 combatientes kurdos habrían muerto, de ellos 207 por disparos de francotiradores. Además, 24 vehículos habrían sido destruidos, incluyendo dos Humvees, un bulldozer, tres camionetas Toyota, tres vehículos blindados, 14 vehículos de otros tipos y un drone. Igualmente afirma además haber llevado a cabo 54 ataques contra las FDS, de ellos 36 suicidas.

Otros analistas, sin embargo, reducen la cifra de muertos de las FDS a la mitad de la cifra anunciada por el EI, pero señalan que la batalla está siendo muy difícil. Afirman también que el EI continúa dominando la mitad de la ciudad, incluyendo la parte norte y central.

El coronel norteamericano, Ryan Dillon, portavoz de la coalición anti-EI, reconoció las dificultades de la operación y dijo que las FDS habían logrado capturar sólo un 5% de la ciudad, según su estimación, en las pasadas dos semanas.

El EI ha convertido los barrios de Raqqa que controla en fortines con nidos de ametralladoras y posiciones de francotirador casi en cada apartamento o rincón creando zonas batidas por el fuego mucho antes de la llegada de los kurdos.

Tropas de EEUU atacadas al norte de Alepo

Las fuerzas especiales estadounidenses que operan en la región norteña de Alepo, noroeste de Siria, han sufrido ataques. Un portavoz de la llamada coalición anti-EIIL (Daesh, en árabe), liderada por EE.UU., ha dicho que los integrantes de las Fuerzas de Operaciones Especiales de Estados Unidos (SOF, por sus siglas en inglés) recientemente han sido objeto de ataques en la provincia de Alepo, según ha informado este jueves el portal web Al-Masdar News.

El incidente ha ocurrido en la ciudad de Manbiy, donde las tropas de EE.UU. estaban en vehículos cuando fueron blanco de lo que ha sido descrito por los oficiales como un “ataque directo” por un grupo hostil desconocido.

De acuerdo con el comunicado de prensa de dicha coalición, parece que ninguno de los estadounidenses resultó herido o muerto como resultado de los disparos que se dirigieron hacia ellos.

Las fuerzas especiales estadounidenses en Siria están cooperando con las Fuerzas Democráticas Sirias (SDF) —dirigidas por los kurdos— a las que proveen asistencia en el campo de batalla como consejeros militares, controladores aéreos, observadores de artillería e incluso combatientes de primera línea a pesar de las interminables negaciones de fuentes oficiales de dicha coalición.

Washington tiene desplegados, mayormente en el norte y el sur del territorio sirio, cientos de militares y vehículos blindados con el fin apoyar a sus aliados, es decir, a las fuerzas kurdas y a los elementos rebeldes; mientras que sus cazas han llegado a bombardear posiciones del Ejército sirio.

Damasco y sus aliados en la lucha contra el terrorismo han condenado esta presencia de las fuerzas estadounidenses resaltando la falta de autorización del Gobierno sirio o un aval del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU) en este sentido.

Arabia Saudita reconoce triunfo de gobierno sirio

El canciller de Arabia Saudita, Adel al-Yubeir, reconoció el triunfo del gobierno sirio en la batalla contra los opositores, a los que Riad siempre brindó su apoyo, confirma hoy el sitio digital iraní Hispantv. En una carta enviada al principal grupo de la oposición siria, el jefe de la diplomacia saudita apunta que los hechos muestran la imposibilidad de sacar del poder al presidente Bashar al-Asad.

A juicio de Al-Yubeir, en la actual coyuntura solo se puede discutir cuánto tiempo Al-Asad quiere permanecer en el poder, de ahí que la monarquía saudita convocará a una reunión para informar a los grupos antigubernamentales sirios de sus siguientes pasos, precisa el portal libanés Al-Ahed News.

El informe de la página libanesa revela que la oposición siria y Arabia Saudita acordaron que Bashar al-Asad continúe en la presidencia hasta formar un gobierno de transición y aceptaron el derecho del mandatario a postulares en futuras elecciones.

También exhortaron a un cese del fuego en todo el país, en particular en la provincia noroccidental de Idlib, controlada por los opositores, al tiempo que llama a la cooperación contra el terrorismo entre el llamado Ejército Libre de Siria y el Ejército Nacional.

Mientras, el portal israelí DEBKAfile, cercano a la inteligencia militar del régimen de Tel Aviv, reconoció el fracaso de la política saudita y publicó un artículo titulado: El juego saudí en Siria fracasó y Al-Asad es el ganador.

Tras los avances del ejército y el retroceso terrotista los sirios retornan a sus hogares

Más de 600.000 sirios regresaron este año a sus casas después de convertirse en desplazados internos y refugiados por el conflicto, informó hoy la Organización Internacional para las Migraciones (OIM).

Según esa agencia especializada de las Naciones Unidas, el 84 por ciento de esas personas estaban desplazadas dentro del país levantino, mientras que el resto retornaron a su patria procedentes de Turquía, Líbano, Jordania e Iraq. La mayoría de los que llegaron de Turquía y Jordania lo hicieron a las gobernaciones de Alepo y Al Hasakeh, precisó.

En los últimos meses, las tropas locales con el apoyo de la aviación rusa y de milicias aliadas han logrado propinar importantes golpes a los grupos terroristas que ocuparon partes del país, entre ellos el Estado Islámico y el Frente Al Nusra.

De acuerdo con la OIM, el 27 por ciento de las personas que regresaron a sus hogares, argumentaron la necesidad de proteger sus bienes, mientras 25 por ciento destacó las mejores situaciones económicas imperantes en sus zonas de origen.

Respecto a las localidades a las que más sirios han retornado este año, la entidad mencionó a Alepo, con cerca del 67 por ciento (405 mil seres humanos), seguida de Hama (75 mil), Ar-Raqqa (45 mil) e Idleb (casi 28 mil).

(Fuentes: Al Manar / Al Masdar Al Arabi / SANA / Hispan TV / Prensa Latina)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *