Nación Andaluza a 41 años del asesinato de Javier Verdejo

Nación Andaluza, organización de la izquierda independentista, socialista y feminista andaluza, como todos los 13 de agosto, participará en Almería en el homenaje a Javier Verdejo, joven almeriense asesinado por la Guardia Civil cuando en un muro intentaba completar la frase “Pan, Trabajo y Libertad”.

Su asesinato no fue un caso aislado; fue uno de los muchos asesinatos de Estado ocurrido durante esos meses en los que se estaba fraguando la continuidad del franquismo en el Régimen del 78. Su militancia en la Joven Guardia Roja, organización juvenil vinculada con el PTE y su actividad política, tomando partido por la “Ruptura Democrática”, opción de la izquierda revolucionaria en la dicotomía reforma-ruptura, lo convirtieron en “enemigo” del Estado.Verdejo 2017

La preparación de lo que llamaron “transición” debía hacerse en base al guión establecido, donde solo el franquismo convertido en democracia a través del partido creado para ello, Alianza Popular (convertido años después en Partido Popular) y la socialdemocracia que representaban los partidos de Felipe González y Carrillo (PSOE Y PC), previa aceptación de las reglas del juego pactadas por el franquismo y las organizaciones del capitalismo globalizado, eliminando a la izquierda rupturista que no transigía con un Estado controlado por el funcionariado franquista y al servicio de las clases dominantes, debían tener posibilidad de gobernar las instituciones creadas por el Régimen del 78. La imposición de la pertenencia a la OTAN y la Comunidad Europea, por parte del capitalismo globalizado, así como la conflictividad laboral y política de aquellos años, hacía imprescindible la eliminación de la oposición para evitar que el plan de maquillado del Régimen franquista estuviera en peligro.

Tanto es así, que el asesinato de Javier como los de tantos otros jóvenes que lucharon por la Ruptura con el franquismo, se ha cerrado sin condena para los asesinos, en una clara connivencia entre las fuerzas represivas del Estado y el Poder judicial, ambos cómplices en la eliminación de la “izquierda molesta” por la vía de la represión y el asesinato.

Después de 40 años de dictadura franquista y 41 del Régimen del 78 las cosas no han cambiado mucho. Tras la crisis del capital que estamos sufriendo se esconde un cambio de sistema, otra vuelta de tuerca más hacia la esclavitud de la clase trabajadora. La pérdida de poder adquisitivo, los contratos basura, la precariedad laboral, la inestabilidad en el empleo, la pérdida de derechos laborales y sociales…se ha realizado al mismo tiempo que la represión política, judicial y policial recaía sobre la izquierda rupturista.

Los casos de presos políticos por delitos de opinión, las torturas en las comisarias y cárceles españolas, los cientos de encausados judicialmente por protestar contra el sistema, han sido denunciados por múltiples organizaciones de derechos humanos y organismos internacionales. El control de los medios de comunicación por el capital, actúa como barrera para mantener a los pueblos del Estado en la ignorancia de la represión, así como en la creencia de que vivimos en un Estado “democrático” donde se respetan los derechos humanos.

Por estos motivos debemos mantener viva la memoria y recordar a aquellos que nos precedieron en la lucha contra el capital. La lucha de Javier Verdejo no es algo del pasado. Los asesinos de Javier son los mismos que hoy reprimen a raperos, manteros, cómicos, titiriteros, independentistas, ácratas, ocupas, trabajadores en huelga, etc… El Estado que asesinó a Javier es el mismo que hoy amenaza a los pueblos que quieren decidir su futuro, el mismo que apoya a Dictaduras como Arabia Saudita y a golpistas como en Venezuela.

¡JAVIER HERMANO, NOSOTROS NO OLVIDAMOS!

¡PAN, TRABAJO Y LIBERTAD!

Permanente de la Comisión Nacional de Nación Andaluza

Andalucía, 12 de agosto de 2017.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *