Líder de las tribus de Canadá reclama el derecho de pueblos indígenas a la autodeterminación

perry canada

El jefe nacional de la Asamblea de las Primeras Naciones (APN, comunidades originarias) en Canadá, Perry Bellegarde (foto adjunta), defendió el pasado martes el derecho a la autodeterminación de las comunidades autóctonas en el marco de la celebración del Día Internacional de los Pueblos Indígenas.

“Hoy en día las Primeras Naciones deben mostrar su solidaridad con los pueblos indígenas del mundo en la revitalización y restauración de respeto a nuestros derechos colectivos como pueblos y el apoyo mutuo en la consecución de este objetivo”, suscribió Bellegarde en un comunicado.

Puntualizó que la aplicación del texto promoverá la paz y ayudará a cerrar la brecha entre la calidad de vida de los ciudadanos originarios y el resto de los canadienses que, según distintos informes, confirma pronunciadas inequidades.

A juicio del líder de la APN, la jornada constituye una oportunidad para que todos los gobiernos “renueven su compromiso de trabajar con nosotros para aplicar plenamente la Declaración de las Naciones Unidas sobre los derechos de los pueblos indígenas”. Dicha normativa defiende el derecho de los pueblos originarios a la libre determinación y establece normas mínimas para su supervivencia, dignidad y bienestar.

El 23 de diciembre de 1994, mediante la resolución 49/214, la Asamblea General de las Naciones Unidas proclamó el 9 de agosto como Día Internacional de los Pueblos Indígenas. La fecha fue escogida en homenaje a la primera reunión del Grupo de Trabajo del organismo multilateral sobre los pueblos indígenas, efectuada en 1982.

En noviembre de 2010, Canadá emitió un comunicado de apoyo en el que expresó su acuerdo con los principios de la Declaración de la ONU sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas.

En noviembre de 2015, el primer ministro Justin Trudeau pidió a la ministra de Asuntos Indígenas y del Norte, Carolyn Bennett, y a otros miembros de su gabinete priorizar el cumplimiento de la declaración.

En mayo de 2016, la Bennett anunció el apoyo total e incondicional de Ottawa a la iniciativa.

Recientemente, la APN presentó un informe al comité federal para la Eliminación de la Discriminación Racial en el que resalta sus principales prioridades y preocupaciones, entre las cuales incluye la urgencia de medidas para luchar contra la discriminación racial que tiene repercusiones en los pueblos aborígenes canadienses.

Asimismo aboga por medidas legislativas para revitalizar los idiomas originales del país, así como inversiones para asegurar que las primeras naciones accedan a servicios públicos esenciales como agua potable, atención médica, servicios de emergencia, educación e infraestructura de la comunidad.

onu-indigenas

Otros líderes indígenas piden en la ONU plena inclusión en las sociedades de los estados creados

En el Día Mundial de los Pueblos Indígenas, líderes originarios demandaron hoy en las Naciones Unidas una plena inclusión en las sociedades de ese segmento de la población global.

La presidenta del Foro Permanente de la ONU para los Asuntos Indígenas, la maliense Mariam Aboubakrine (a la izquierda en foto adjunta), señaló que la jornada establecida en 1994 por la Asamblea General invita a reflexionar acerca de los avances y los desafíos de los aborígenes, unas 370 millones de personas en los cinco continentes, en materia de participación y de acceso a sus derechos.

Vemos progresos en la última década, con la adopción en 2007 de la Declaración sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas, pero falta mucho por hacer, dijo a Prensa Latina la nativa de la región de Tombuktú, en el centro de Mali.

De acuerdo con Aboubakrine, la participación de los originarios en la toma de las decisiones que los afectan sigue bien lejos de la necesaria, un reto mayor que acompaña a otros no menos importantes como el acceso a la tierra y a los recursos naturales.

Por su parte, el Gran Jefe Wilton Littlechild advirtió que en el tema de la participación, con frecuencia da la impresión de que los indígenas han retrocedido.

Es como si volviéramos a 1923, cuando no nos permitieron llevar nuestra voz a la Liga de las Naciones, sociedad precursora de la ONU, casi un siglo después, algunos continúan sin reconocer nuestros derechos, subrayó el líder de la comunidad Cree, del occidente canadiense.

También Chandra Roy-Henriksen (a la derecha en foto adjunta), del secretariado del Foro Permanente para los Asuntos Indígenas, abogó por la inclusión de los originarios y llamó la atención por la vigencia de las violaciones de los derechos humanos que enfrentan.

Mucho que aportar al desarrollo sostenible

Las comunidades indígenas están dispuestas a aportar sus milenarios conocimientos sobre vida armónica con la naturaleza a los esfuerzos de impulsar el desarrollo sostenible, aseguraron hoy aquí líderes originarios.

A propósito del Día Internacional de los Pueblos Indígenas, señalaron en la sede de la ONU a Prensa Latina que las experiencias aborígenes en materia de sostenibilidad no deben desaprovecharse de cara a la implementación de la Agenda 2030 de Desarrollo Sostenible, adoptada en septiembre de 2015.

Nuestra contribución en temas como la protección ambiental, el enfoque holístico de la salud y sus componentes físico, mental y espiritual, y las sociedades inclusivas con la participación de la mujer, representan una parte de ese patrimonio muy valioso, precisó el Gran Jefe Wilton Littlechild (en el centro en foto adjunta), de la comunidad Cree en el occidente canadiense.

El activista, quien durante más de cuatro décadas ha luchado por el reconocimiento a los originarios, recordó que ese aporte sería muy importante en una Agenda 2030 que tiene entre sus 17 objetivos la armonía con la naturaleza, la derrota de la pobreza y la igualdad de género.

De acuerdo con Littlechild, los indígenas celebran este nuevo esfuerzo de progreso humano, porque en el anterior, los Objetivos del Milenio para el período 2000-2015, no fueron tenidos en cuenta. No podemos olvidar que nuestros pueblos son en el planeta de los más afectados por la pobreza y la exclusión, dijo.

El Gran Jefe insistió en que los aborígenes no se oponen al desarrollo, y solo cuestionan algunas vías para alcanzarlo, en particular las que destruyen a la madre tierra.

También la presidenta del Foro Permanente de la ONU para los Asuntos Indígenas, la maliense Mariam Aboubakrine, destacó el valor de la visión originaria para enfrentar grandes desafíos de la humanidad, como el cambio climático y la inequidad. Si nos convocan, podemos aportar mucho, de ahí la urgencia de que los Estados nos vean como una oportunidad, subrayó la nativa de la región de Tombuctú, en el centro de Mali.

(Fuente: Prensa Latina)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *