Libia: Navío de guerra italiano llega a Trípoli para patrullar sus costas. Haftar lo rechaza y pone en alerta su ejército (vídeo)

Italia nave

El navío de guerra de la marina italiana “Comandante Borsini” (foto adjunta) ha atracado en el puerto de Trípoli el pasado viernes, después de recibir los permisos necesarios por parte del ejecutivo del Gobierno Provisional del Acuerdo Nacional establecido en la capital libia.

La llegada de este barco patrulla se produce después de que el mariscal Khalifa Haftar, que controla los territorios del este del país y obedece al parlamento y el gobierno provisional de Tobruk, hubiera ordenado al Ejército Nacional Libio (ENL) vetar la entrada de naves extranjeras, excepto barcos comerciales, en aguas territoriales libias.

Khalifa Haftar ha ordenado que se “intercepte” cualquier barco de guerra que entre en las aguas territoriales libias sin autorización de la Armada del país, también bajo su control. Esta orden de Haftar fue enviada a las bases marítimas de Tobruk, Bengasi, Ras Lanuf y Trípoli, según un comunicado publicado por la oficina de información de las Fuerzas Armadas libias, denominación oficial del ejército del gobierno de Tobruk.

Haftar ha instado a los efectivos del ELN a estar preparados para un ataque que puede tener lugar en cualquier momento. Asimismo, ha hecho un llamamiento las fuerzas aéreas para que estén alerta de cualquier intromisión de este tipo de sus aguas.

La orden de Haftar es una respuesta a la decisión del parlamento italiano de desplegar naves de la Marina italiana en aguas libias, como parte de sus esfuerzos por frenar el flujo de inmigrantes que llegan a Italia desde el Mediterráneo. La decisión del Parlamento italiano ha sido criticada en el este de Libia, donde el portavoz del ENL Ahmed Mismari ha alertado de que esta supone una violación de la soberanía del país.

Oposición parlamentaria

La Cámara de Representantes, el Parlamento de Tobruk, ha indicado que no reconocen ningún acuerdo entre el Consejo de la Presidencia de Libia y Roma. Asimismo, Mismari ha acusado a los italianos de intentar “exportar” la crisis migratoria devolviendo a miles de inmigrantes ilegales a Libia. Enviar de vuelta a Libia a los inmigrantes tendrá graves consecuencias “económicas, sociales y de seguridad” para el país, han afirmado los diputados libios.

El Parlamento expresó en un comunicado su rechazo “categórico” a cualquier tipo de acuerdo a cualquier solicitud que presente Italia y le pueda permitir violar la soberanía nacional con el pretexto de la asistencia y el apoyo a la lucha contra la inmigración ilegal, en un comunicado.

El texto del comunicado añade que no se admite ningún acuerdo que no sea sometido al poder legislativo representado por la aprobación del Parlamento y no a través del poder ejecutivo “que aún no recibió el voto de confianza” asunto “que no protege la soberanía nacional ni las aguas territoriales libias”.

Por último reclama a las Naciones Unidas que adopte medidas que protejan la soberanía de Libia, “Estado representado en su seno” y a Italia que “respete” la convenciones y tratados internacionales y la soberanía libia.

La intención de las autoridades italianas es enviar entre dos y seis embarcaciones militares a aguas frente al oeste de Libia, lejos de las fuerzas del este. El despliegue responde a una petición del jefe del Gobierno títere “de unidad nacional” con sede en Trípoli, Fayez al Serraj, reconocido por la ONU y los estados occidentales, al gobierno italiano, y pretende obligar indirectamente a retroceder a las embarcaciones de las ONGs humanitarias que operan en aguas próximas, dedicadas al rescate y salvamento de inmigrantes a la deriva.

Egipcio y Argelia condenan injerencias externas

Los ministros de Exteriores de Egipto, Sameh Chukri, y de Argelia, Abdelkader Messahel, condenaron hoy la injerencia externa en los asuntos regionales, que deben ser resueltos por los interesados, dijeron en rueda de prensa.

Messahel se entrevistó con su anfitrión en el marco de un recorrido por la región y ambos concluyeron que la crisis libia es incumbencia del pueblo de ese país, sumergido en el caos desde que una agresión militar de la OTAN derrocó en 2011 el gobierno liderado por Muamar Gadafi, torturado y asesinado por milicias en las que formaban filas extranjeros.

Libia “tiene capacidad para solventar sus problemas (…) No interferimos en los asuntos ajenos, como no permitimos que nadie se inmiscuya en los nuestros”, dijo el titular argelino, que comenzó su periplo el pasado domingo y se extenderá a Oman, Bahrein, Qatar, Kuwait, Jordania e Iraq.

Por su parte, Chukri dijo que Egipto y Argelia tienen puntos de vista convergentes sobre el problema libio y que el propósito de ambos es lograr la estabilidad de ese estado del norte de Africa.

Las formulaciones de ambos ministros siguen a la firma la semana pasada en París de un acuerdo entre los dos gobiernos libios rivales, uno de ellos con asiento en Trípoli, la capital del país, y otro en el extremo este, y con anterioridad a la llegada del navío italiano a Trípoli.

(Fuentes: Al Manar Al Árabi / Prensa Latina / AFP)

Noticia relacionada

Aquí: http://laotraandalucia.org/?p=13119

 

Video de la llegada del “Comandante Borsini” al puerto de Trípoli:

 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *