El presidente saharaui denuncia ante la UA el juicio ilegal marroquí contra los presos políticos de GdeimIzik

brahim-ghali

El Presidente de la República Árabe Saharaui Democrática (RASD),Sr. Brahim Gali  ha denunciado ante la Unión Africana (UA) la ilegalidad del juicio de un tribunal marroquí contra 23 presos acusados por la muerte en 2010 de 11 soldados, en el campamento de Gdeim Izik.

En una carta enviada al presidente de la Comisión de la Unión Africana, Sr Moussa Faki Mahamat, el presidente saharaui, tras abordar los últimos progresos del conflicto saharaui- marroquí, en particular las duras condena contra los activistas saharauis dijo que Marruecos que ocupa una parte del territorio de la República Saharaui en contrariedad con  lo dispuesto en el Acta Constitutiva de la Unión Africana  y el principio del Respeto a las fronteras existentes en el logro de la independencia, vuelve a cometer  una nueva violación del derecho internacional  “al  procesar a un grupo de ciudadanos saharauis con un tribunal marroquí sobre el territorio marroquí”.

El Presidente saharaui hizo también un llamamiento al titular del organismo panafricano a demandar la liberación de los integrantes del grupo de Gdeim Izik sentenciados y en general de los presos políticos saharauies recluidos en cárceles marroquíes.

El jefe de Estado de la República Árabe Saharaui Democrática (RASD) rechazó como “extremas’” en otra carta al titular del organismo continental, Alpha Condé, las sentencias dictadas el pasado 19 de julio contra los reclusos involucrados en ese proceso judicial. Los reos saharauis fueron condenados a penas de entre 20 años de prisión y cadena perpetua, según la fuente oficial de la RASD.

El Presidente de la República, después de recordar cómo fue desmantelado violentamente el campamento pacífico de Gdeim Izik en 2010, expuso las irregularidades que plagaron todo el proceso contra los presos, empezando por la detención arbitraria a lo largo de 7 años, hasta las torturas, pasando falsos testimonios. Agregando que su única culpa es “pedir la aplicación de las resoluciones de Naciones Unidas y la Unión Africana”.

El también secretario general del Frente Popular de Liberación de Saguia, el Hamra y Río de Oro (Frente Polisario) subrayó las irregularidades del juicio, como trasfondo del conflicto entre su país y Marruecos, que ocupa ese territorio del Sahara desde 1975, tras la retirada de España como anterior potencia ocupante (desde 1884).

El líder saharaui destacó entre esas violaciones la detención arbitraria a lo largo de siete años, torturas, falsos testimonios contra los prisioneros, “cuya única culpa fue pedir la aplicación de las resoluciones de la ONU y la Unión Africana”, sostuvo.

Ghali dijo que tras siete años de injusta detención , en circunstancias difíciles, las autoridades marroquíes decidieron emitir sentencias  previamente prefabricadas ,montaron un juicio farsa con cargos fabricados ,unas declaraciones   alcanzadas con todas formas de intimidación,  tortura, a pesar de informes y demandas  documentadas por  la defensa ,observadores internacionales y organizaciones de derechos humanos, que confirmaron  la invalidez de las penas  y exigieron  la liberación de los presos politicos sharauis.

Ghali subrayó que las condenas en un proceso civil son una repetición de las impuestas por un tribunal militar en 2013, que oscilaron entre 20 años de cárcel y perpetuidad, y recordó que los militares marroquíes murieron en el desmantelamiento de forma violenta del campamento pacífico de Gdeim Izik.

Tales condenas sin la presencia de testigos son “otra demostración de las intenciones de Marruecos de continuar su política de abusos contra los derechos humanos”, expresó Ghali ante el organismo mundial. “Tras el infame veredicto creció el apoyo y la solidaridad internacional expresados a nivel de partidos políticos, parlamentos, sindicatos, asociaciones, organizaciones y comités de apoyo que rechazaron y condenaron el juicio injusto marroquí”, manifestó.

El Presidente de la RASD pidió a la Unión Africana tomar  medidas para  imponer al Reino de Marruecos el respeto a los requisitos de la Ley Constitutiva de la Unión Africana, todas sus resoluciones ,recomendaciones y sus instituciones, y trabajar para la  liberación de los presos políticos saharauis del grupo del grupo de   G.Izik  y todos los presos políticos saharauis en las cárceles marroquíes. Apeló a la Unión Africana para que exija a Rabat el cumplimiento de la Carta Constitutiva y sus resoluciones respecto al conflicto entre los dos Estados miembros.

Llamó también al titular del organismo panafricano a demandar la liberación de los integrantes del grupo de Gdeim Izik sentenciados y en general de los presos políticos saharauies recluidos en cárceles marroquíes.

El presidente presentó antes una solicitud a la ONU para que interceda ante Marruecos, mediante un mensaje al secretario general del organismo mundial, António Guterres. Tales condenas sin la presencia de testigos son ‘otra demostración de las intenciones de Marruecos de continuar su política de abusos contra los derechos humanos’, expresó Ghali ante el organismo mundial. “Tras el infame veredicto creció el apoyo y la solidaridad internacional expresados a nivel de partidos políticos, parlamentos, sindicatos, asociaciones, organizaciones y comités de apoyo que rechazaron y condenaron el juicio injusto marroquí”, manifestó.

Los hechos que involucraron a los 23 saharauis ocurrieron el 8 de noviembre de 2010, tras el desmantelamiento forzado por efectivos marroquíes del campo de Gdeim Izik, cerca de El Aiún, capital de la RASD, donde se concentraron unos 15 mil saharauis para protestar por sus paupérrimas condiciones de vida.

El Polisario pide a la ONU la liberación inmediata de los presos de Gdeim Izik

El Frente Polisario ha pedido a la ONU interceder ante Rabat para garantizar la liberación inmediata e incondicional de los presos políticos saharauis del Grupo Gdeim Izik y todos los presos políticos saharauis retenidos ilegalmente en las cárceles marroquíes.

En una carta al Secretario General de las Naciones Unidas,Sr. António Guterres,el Presidente de la República ,Sr. Brahim Gali condenó las injustas e infames sentencias y subrayó que tales condenas dictadas contra los activistas sasharauis son “otra demostración de las intenciones de Marruecos de continuar su política de abusos contra los derechos humanos sin la presencia de testigos, lo que subraya la necesidad urgente de establecer un mecanismo de derechos humanos en el Sáhara Occidental para supervisa la situación de los derechos humanos en el Territorio”.

Muchas organizaciones nacionales, regionales e internacionales en todo el mundo condenaron el juicio injusto y las sentencias y dejaron claro que las duras penas contra los presos políticos saharauis y su juicio farsa no doblegarán la voluntad de los saharauis en su lucha por la independencia.

La carta señala que las sentencias se basaban en acusaciones fabricadas y preparadas y expedientes inventados en las comisarías marroquíes donde los detenidos eran sometidos a todo tipo de tortura y que los tribunales marroquíes no tienen jurisdicción sobre las cuestiones que se dan en el Sáhara Occidental.

Cabría recordar que tras el infame veredicto creció el apoyo y la solidaridad internacional expresados tanto a nivel de partidos políticos, parlamentos, sindicatos, asociaciones, organizaciones y comités de apoyo que rechazaron y condenaron el juicio injusto marroquí.

(Fuentes: Sahara Press Service (SPS)Por Un Sahara Libre / El Confidencial Saharaui)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *