Los líderes de los dos gobiernos provisionales libios pactan un alto el fuego y celebrar elecciones

libia

Los dos principales jefes del conflicto armado en Libia, Sarraj y Haftar, llegaron ayer a un acuerdo de cese el fuego para celebrar elecciones, según el proyecto de declaración de una reunión que ambos sostuvieron en París (Francia). “Nos comprometemos a un alto el fuego y a refrenarnos del uso de la fuerza armada para ningún propósito que no incluya estrictamente medidas contraterroristas”, declararon al término de la reunión.

Fayez Al-Sarraj, es el presidente del Consejo Presidencial de Libia, gobierno provisional con base en Trípoli, que controla parte del oeste y es reconocido por la mayoría de gobiernos occidentales, y el general Khalifa Haftar, el jefe del Ejército Nacional libio y líder del otro gobierno provisional, con base en Tobruk y que domina gran parte del Este de Libia, incluida Bengasi, segunda ciudad libia en importancia tras la capital.

De acuerdo con reportes de prensa, el jefe del Gobierno de Trípoli, Fayez al Sarraj, y el mariscal Jalifa Haftar se entrevistaron primero de forma separada con el presidente francés, Emmanuel Macron y, posteriormente, los dos cabecillas libios se reunieron conjuntamente con Macron, en presencia del nuevo emisario de la ONU para Libia, Ghassan Salame, quien asume sus funciones esta semana, y el ministro de Relaciones Exteriores francés, Jean-Yves Le Drian.

Antes del encuentro, la presidencia francesa difundió un proyecto de declaración de 10 puntos, en el cual destaca el compromiso de ambas partes de concretar un alto al fuego para la celebración de comicios “lo antes posible”. Se cree que podrían celebrarse en la primavera del próximo año. También realizaron un  llamamiento a desmovilizar las milicias y constituir un ejército regular.

El documento reafirma también que solo una solución política permitirá poner punto final a la crisis en ese país y reitera los acuerdos de Skhirat, firmados en 2015 bajo los auspicios de la ONU. En el comunicado, el gobierno galo indica que “Francia quiere mostrar su apoyo a los esfuerzos para alcanzar un compromiso político bajo el amparo de Naciones Unidas”.

Reunidos en el castillo de Celle-Saint-Cloud, propiedad del ministerio de Relaciones Exteriores, a instancias del presidente francés Emmanuel Macron, Sarraj y Haftar “acordaron” pero no firmaron el proyecto de declaración presentado por Francia y que se basa en diez puntos. El texto subraya que la crisis libia sólo podrá ser superada a través de una solución política y reivindica los acuerdos firmados en 2015 en Sjirat, bajo la égida de la ONU, por los que se creó el GNA. “La solución a la crisis libia sólo puede ser política y pasa por un proceso de reconciliación nacional en el que participen todos los libios”

Sarraj, al frente de un débil  Gobierno de Unidad Nacional, reconocido por la comunidad internacional pero que no controla de forma real y efectiva más allá de la propia Trípoli, y Haftar, quien exhibe un cúmulo de éxitos militares en el Este, el último la conquista de Bengasi, ya se encontraron a inicios de mayo en Abu Dhabi, sin resultados. “El equilibrio de fuerzas ha cambiado a favor de Haftar. Ha ganado terreno en el sur del país, ha conquistado la base estratégica de Al Jufra en el centro y podría dirigirse a Sirte (oeste) en las próximas semanas”, resumió Mattia Toaldo, especialista en Libia del Consejo Europeo de relaciones exteriores (ECFR).

La iniciativa de Macron fue recibida fríamente en Italia, ex potencia colonial en Libia. “Francia no debe repetir los errores cometidos en Libia en el pasado”, dijo el secretario de Estado italiano de Asuntos Europeos, Sandro Gozi, que calificó de “desastrosa” la intervención internacional decidida en el 2011 y que fue promovida y dirigida por el entonces presidente francés Nicolás Sarkozy.

Este es un nuevo intento por sacar a esa nación africana del caos en el cual se encuentra sumergida desde 2011, tras la intervención militar de la Organización del Tratado del Atlántico Norte, capitaneada por Estados Unidos, y el asesinato del líder Muamar Gadafi, estimulado por Occidente.

(Fuentes: Agencia Prensa Latina / Agence France-Presse – AFP)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *