A esto llaman los taurinos “arte” y “cultura”: La bárbara matanza de toros en la Noche en Blanco de Málaga (vídeo)

La actividad taurina celebrada el 20 de mayo durante La Noche en Blanco de Málaga no sólo incluyó el sacrificio de seis toros, sino que la muerte de estos se produjo de forma especialmente cruenta. En un vídeo de especial dureza al que ha tenido acceso eldiario.es/Andalucía, se observa cómo después de recibir varias estocadas, los animales escupen sangre antes de caer desplomados.

En al menos dos ocasiones los toreros, aprendices de la Escuela Taurina de la Diputación de Málaga, les cortan la oreja mientras aún emiten signos vitales.

El vídeo fue remitido por activistas que grabaron desde el interior de la plaza y que han editado su contenido. En su día, los activistas denunciaron el “engaño” de los organizadores de la actividad, supuestamente una “clase magistral” a cargo del torero Javier Conde que incluía el “simulacro de muerte” de los erales. Sin embargo, se dio muerte a todos los toros y el director de la escuela, Óscar Plaza, alegó que contaba con los permisos y que el Ayuntamiento había aceptado celebrar la actividad en el marco de La Noche en Blanco.

La Junta de Andalucía confirmó a este medio que había emitido los permisos. Carmen Manzano, presidenta de la Protectora de Animales, se mostró “indignada” porque desde el municipio le habían asegurado previamente que sólo se sacrificaría uno de los toros, y publicó una tribuna en este medio titulada “¿Quién miente?”.

Las imágenes que se muestran en el vídeo que acompaña a esta información son especialmente duras, y completan y amplían las que ya ofreció eldiario.es/Andalucía pocos días después de La Noche en Blanco, consagrada en esta edición a los sueños.

Muestran el sacrificio de tres toros y la impericia de los aprendices, que en alguno de los casos tienen que dar hasta cuatro estocadas para matar al toro. Los animales escupen sangre y chillan y a dos de ellos les cortan la oreja cuando puede apreciarse cómo aún colean o mueven sus patas.

(Fuente: el diario.es / Autor: Néstor Cenizo)

 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *