La jugada política del plebiscito ilegal y unilateral de la oposición derechista en Venezuela

plebiscito

La oposición venezolana planea celebrar un plebiscito este 16 de julio, consulta que, según la legislación venezolana, no tendría carácter vinculante al no contar con el aval del Consejo Nacional Electoral.

El plebiscito convocado por la oposición venezolana para este domingo 16 de julio es “una jugada política para avalar un plan criminal que tratará de cortar el mandato del presidente Nicolás Maduro e instalar un gobierno de transición”, asegura Arlenín Aguillón, especialista en análisis del discurso.

El analista venezolano considera que la mirada debe fijarse en el día después de ese plebiscito. “No hay que centrarse en la consulta de este domingo, pues lo crucial es lo que ocurrirá a partir de ese día”, recalca.

Detrás de los partidos políticos antichavistas, agrega Arlenín, “inciden otros factores políticos como los organismos multilaterales, los ‘think tank’, las ONGs, en fin, la arquitectura mundial conservadora”.

Según explica el abogado y ex fiscal general de Venezuela, Isaías Rodríguez en una entrevista al canal AlbaTv, al no contar con el aval del Poder Electoral resulta casi imposible poder auditar los resultados y tampoco se sabe el origen del padrón de electores o si podrán impedir el voto múltiple de una sola persona:

“Su falsedad, su ausencia de control sobre los resultados y sobre quienes deben sufragar, es una de las características más visibles de esta maniobra. [El plebiscito] no tiene data, ni organismo confiable que lo vigile, ni nadie a quien rendir cuentas. Han declarado cínicamente que quemarán las actas y los documentos una vez concluida la actividad. Esto quiere decir que no son confiables. Ni antes ni después reflejarán credibilidad alguna. No es un acto responsable ni siquiera para quienes confían en el liderazgo de la MUD”.

Esas fallas legales son cuestionadas y tratadas con ironía en las redes sociales. Muchas de las críticas se originan en revelaciones hechas por los propios organizadores del plebiscito opositor.

Stalin González, uno de los principales voceros de la Mesa de la Unidad Democrática, reconoció durante una entrevista con la emisora Unión Radio (minuto 11:33) que no tienen capacidad para controlar a las personas que van a participar.

“Nosotros no tenemos la capacidad de tener control previo, de que alguien no vaya a dos centros de votación. Creemos en la honestidad de la gente. Tendremos un control posterior. Esa misma noche comenzarán a digitalizarse los datos, para luego hacer el cruce y saber al siguiente día, o las 48 horas si alguien los hizo (votó) dos veces”.

Las orientaciones en medios adversos al Gobierno son claras. Se puede “votar en cualquiera de los puntos habilitados, sin importar si es el Estado o municipio en el que resides”. No es necesario estar inscrito en el Registro Electoral (RE), porque para esta elección (no en las que han salido victoriosos) “no se utilizará el RE como único padrón, dadas sus imperfecciones”, recalca.

Antecedentes

La no existencia de controles en el plebiscito remite al año 2012, cuando los partidos opositores celebraron una elección primaria y, sin atender a una sentencia del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), decidieron quemar los cuadernos de registro electoral, con lo que se eliminó cualquier posibilidad de reparar los reclamos, incluso de sus propios militantes que presentaron quejas al proceso, como recuerda el portal Alba Ciudad.

La acción devino en una multa impuesta por el TSJ a Teresa Alvanes, coordinadora electoral de la MUD para ese entonces, recuerda el diario El Tiempo. Esta iniciativa del plebiscito también podría ser, al mismo tiempo, una operación comunicacional que busca mejorar la imagen de la oposición, tras 100 días de guarimbas.

Reinaldo Iturriza, exministro de Cultura y candidato a la Constituyente, explica: “La consulta organizada por la MUD:”será un acto simbólico y, al mismo tiempo, una medida de fuerza, en tanto que desconoce la institucionalidad democrática y persigue lavarle la cara a una oposición que ha recurrido sistemáticamente a la violencia material y que piensa seguir haciéndolo después del plebiscito”.

(Fuente: CubaDebate / Autor: Ernesto J. Navarro)

5 preguntas sobre el plebiscito ilegal de la oposición venezolana

¿Quién contará los votos y en función a qué lo harán si no tienen padrón electoral?, son algunas de las dudas que surgen del plebiscito inconstitucional que convocó la oposición para este domingo contra el gobierno de Nicolás Maduro.

El plebiscito inconstitucional convocado por la oposición venezolana se realizará este domingo 16 de julio. Este mecanismo es ilegal al no contar con la participación del Poder Electoral y ser ejecutado por un sector subjetivo y parcial.

La consulta, que tiene como objetivo desestabilizar al Gobierno del presidente constitucional Nicolás Maduro, plantea una serie de interrogantes y dudas sobre su procedimiento y realización.

¿Existe el “plebiscito” en la Constitución? ¿Será vinculante?

No, esta figura no existe como mecanismo legal de consulta popular en Venezuela. La convocatoria de la oposición, al realizarse por fuera del marco legal, no contará con el apoyo logístico y respaldo institucional del Consejo Nacional Electoral venezolano (CNE), por lo que no será vinculante.

¿Quién hace el escrutinio?

Los dirigentes de la MUD, a través de su equipo técnico, quienes designarán a un grupo de voluntarios para una serie de “responsabilidades específicas”, sin especificar en qué consisten.

Cualquier persona escogida por los organizadores y que esté en consonancia con sus intereses, podrá participar en calidad de voluntario durante la gestión del proceso

¿Los organizadores garantizan transparencia?

Que sean los equipos técnicos de la MUD los responsables de garantizar imparcialidad, enturbia el proceso, al no contar con la participación de algún ente imparcial en el mismo.

En este sentido, para “velar por la transparencia” del proceso ilegal y ejercer como agentes neutrales, los organizadores contarán con la participación de cinco rectores de universidades venezolanas: Cecilia García Arocha, rectora de la Universidad Central de Venezuela, Francisco José Virtuoso, de la Universidad Católica Andrés Bello, Benjamín Scharifker, de la Universidad Metropolitana, Raúl López, de la Universidad Pedagógica Experimental Libertador y Jessy Divo, de la Universidad de Carabobo.

Asimismo, un grupo de expresidentes de derecha de otras naciones latinoamericanas, viajarán a Venezuela por pedido de la oposición: Laura Chinchilla y y Miguel Ángel Rodríguez, de Costa Rica, Vicente Fox, de México, Andrés Pastrana, de Colombia y Jorge Quiroga de Bolivia.

Sin embargo, los convocados han demostrado, en múltiples oportunidades, compartir ideales con la oposición y el objetivo desestabilizador que plantea el proceso inconstitucional.

¿Utilizarán centros religiosos como centros de votación?

Dirigentes de oposición han sugerido la opción de las iglesias, al no poder contar con los espacios para realizar un proceso de la magnitud que ellos sugieren, al decidir permanecer al margen del CNE.

Pese a que posteriormente fue negado, algunos de los puntos habilitados tienen como referencia templos religiosos, lo que afecta el ejercicio religioso de los venezolanos.

¿Puede votarse más de una vez?

El sector opositor sostiene que realizarán un “mecanismo de escrutinio” a través del que podrán “filtrar” los votos, sin entrar en detalles sobre dicho mecanismo.

Sin embargo, al no contar con el sistema del Poder Electoral, no existir un padrón electoral y no restringir a los ciudadanos a votar en un punto determinado, facilita la opción de que cualquier persona pueda desplazarse entre puntos de votación a participar en más de una ocasión.

(Fuente: TeleSur)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *