La Universidad de Málaga sanciona e inhabilita a Iñigo Errejón

La Universidad de Málaga (UMA) ha dado por concluido el expediente que se le incoó a Íñigo Errejón, dirigente de Podemos y mano derecha de Pablo Iglesias. La UMA ha decidido por fin cerrar el denominado «caso Errejón» en el que se investigaba la compatibilidad de éste para hacer un trabajo para la universidad malagueña, desde Madrid, con fondos públicos y al mismo tiempo que cobraba de la formación morada como asesor.

Un trabajo en Málaga hecho desde Madrid siendo asesor de Podemos

Los hechos salieron a la palestra y se conocieron hace ya más de un año. En las informaciones que salieron a la luz pública se desvelaba que Errejón cobraba de fondos públicos como investigador en un proyecto dirigido por el profesor de la misma universidad, Alberto Montero, también dirigente nacional de Podemos y actual diputado del Congreso por Málaga.

Se dio la circunstancia de que Errejón no solo no residía en Málaga sino que además percibhabía cobrado durante ese tiempo percibía sus honorarios como asesor de Podemos, en algún caso por trabajos tan intensos, y que no permiten sacar horas» extras para otras labores, como es la coordinación de campañas electorales a nivel nacional como fue la de los comicios europeos.

Expediente sancionador

Según informa hoy el diario SUR de Málaga, la Universidad de Málaga decidió abrirle un expediente. En su fase incial fue un proceso informativo para terminar siendo un expediente sancionador, tanto para Errejón como para el profesor director del proyecto y ahora congresista en Madrid, Alberto Montero. Un año ha tardado la UMA en concluir los trabajos informativos del caso para concluir con la sanción que implica que Errejón ha sido inhabilitado para trabajar en esta universidad andaluza en proyectos de investigación similares.

Con respecto al director de su trabajo, Alberto Montero (también dirigente de Podemos), el expediente propone un apercibimiento ya que califica como falta leve su «descuido y negligencia en el ejercicio de sus funciones».

Errejón no recogía los burofax y notificiaciones enviadas por la UMA

La resolución ya se comunicó a los afectados, aunque en el caso de Errejón han sido necesarias varias notificaciones y burofax, que el afectado no recogía o firmaba, por lo que finalmente se le hizo llegar por medio de su abogado. Según el dictamen del expediente, Errejón ha cometido dos faltas disciplinarias por «no haber desarrollado su trabajo conforme a los términos y cláusulas» recogidas en su contrato de investigador.

También se le sanciona por «no haber solicitado la compatibilidad para el ejercicio de actividades privadas desarrolladas durante su vigencia». El contrato, sobre la vivienda en Andalucía, fue dirigido por Alberto Montero y los gastos fueron financiados por fondos públicos provenientes de la Consejería de Fomento, cuya titular entonces era Elena Cortés, miembro de IU en coalición entonces con el PSOE en la Junta de Andalucía.

Querella por lo penal de Manos Limpias

En paralelo discurre también una querella presentada por el sindicato ultra «Manos Limpias». Dicha iniciativa legal fue presentada en marzo. En este sentido una juez de Málaga ha solicitado recientemente al Congreso que certifique la condición de diputado. Esta petición formaría parte de las actuaciones derivadas de las diligencias abiertas por la querella, tras reclamarlo la Fiscalía malagueña.

En un auto, se indica que «los hechos presentan características que hacen presumir la posible existencia de una infracción penal», aunque «no estando determinadas la naturaleza y circunstancias de tales hechos».

(Fuente: El Plural)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *