Sectores del movimiento libertario catalán se posicionan públicamente a favor del referéndum del 1-O

Mientras la izquierda españolista (la vieja encarnada en IU y la postmoderna encarnada en Podemos) muestra sus vergüenzas y sus enormes limitaciones con ocasión del referéndum del 1 de octubre en Catalunya la organización libertaria catalana Embat ha mostrado públicamente su apoyo el referéndum. Reproducimos íntegro el comunicado que han publicado en su página web:

Embat ante la convocatoria del 1O

Somos conscientes de que las pocas oportunidades de ruptura hoy existentes en España pasan por profundizar y agravar la crisis de legitimidad del llamado «Régimen del 78» . Es por esta causa que creemos positiva la convocatoria de un Referéndum: por un lado sirve para ejercer el derecho, a menudo olvidado, de preguntar al pueblo su opinión por alguna cuestión; por la otra, para poner de manifiesto la debilidad estructural del Estado, que tendrá que recurrir a todo tipo de tácticas políticas, legislativas, mediáticas, judiciales o de guerra sucia para impedirlo, cayendo en un descrédito aún más patético.

Con todo, el Movimiento Popular de Cataluña no debe conformarse con introducir una papeleta en una urna. Primero, para que si sólo hacemos esto, sabemos que cuando el Referéndum sea considerado ilegal por el Estado no servirá de nada. La comunidad internacional nunca se mojará, si no se moja la sociedad catalana. Segundo, por que si queremos de verdad una sociedad en libertad es necesario acabar con España, que es uno de los más liberticidas de Europa como conocemos desde hace siglos. El carácter antidemocrático y corrupto del Gobierno de Rajoy es una representación muy fiel de la naturaleza del Estado. También debemos ser conscientes de que el Estado está luchando por su supervivencia, y que hará todo lo que esté a su alcance para someter Cataluña. Por lo tanto, la única opción de ver algún día una República Catalana pasa por una movilización permanente y masiva, estando dispuestas a la desobediencia civil.

Pero una República que sustituye a un Reino, no es el final del camino . Tanto si sale adelante la República como si no, el Movimiento Popular debe constituirse en actor principal de nuestro territorio y exigir una serie de cuestiones vitales – que nos beneficien realmente – como podrían ser: control del precio de la vivienda y promoción de iniciativas públicas o colectivas de acceso; un marco laboral catalán tutelado por las organizaciones obreras; control democrático de la empresa pública, remunicipalización de la riqueza social y nacionalización del sistema productivo estratégico; salida de la empresa privada especulativa de la educación, la sanidad y del sistema de pensiones; pasos firmes para una autosuficiencia y eficiencia energética para lograr una soberanía real; soberanía alimentaria e industrial; renuncia a pertenecer a OTAN y UE …

No queremos un Movimiento Popular pasivo ante cuestiones importantes que afectan a toda la sociedad ni atomizado en mil proyectos que no se conocen entre sí. En estos momentos tenemos que presionar para alcanzar objetivos que mejoren inequívocamente la vida de las personas, ya que las instituciones capitalistas nos demuestran día a día que no son capaces de hacerlo o que no quieren hacerlo .

Ni marionetas en manos de la Generalitat ni estatuas de yeso que permitan la victoria de los intereses de la Moncloa. Pueblo Fuerte.

Embat, Julio de 2017

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *