El ministerio español de Fomento abandona el eje Algeciras-Bobadilla mientras dedica 1170 millones al eje Barcelona-Valencia

El pasado miércoles el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, anunció en Castellón que su departamento apuesta por la implantación de doble plataforma en el tramo del Corredor Mediterráneo comprendido entre Valencia y Castellón. Este proyecto contempla una inversión estimada de 1.170 M€ para este trayecto, de una longitud aproximada de 62 km, y permitirá a los servicios comerciales de viajeros circular a una velocidad máxima de 350 km/h. De acuerdo con la planificación actual del Ministerio de Fomento, la obra se licitaría en 2019.

Mientras esto ocurre la línea ferroviaria Algeciras-Bobadilla ha sido dotada en los Presupuestos Generales del estado 2017 con unos escasos 20 millones de euros. La línea Algeciras-Bobadilla constituye el puente entre dos ejes ferroviarios fundamentales, el Mediterráneo y el Atlántico. La propia UE ha fijado esta conexión como prioritaria en el sistema ferroviario europeo y significaría, sin lugar a dudas, un impulso económico para la comarca del Campo de Gibraltar azotada por el desempleo y la precariedad.

Diversos sectores económicos y sociales de la comarca tienen sus esperanzas puestas en esta línea ya que se calcula que entre un 12 y un 14% de los costes producción están asociados al transporte. Sin embargo parece que al Estado español no le inquieta mucho que -por ejemplo- en la Línea de la Concepción el paro supere el 33 %.

Carlos Ríos para La Otra Andalucía.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *