Comunicado: Emtusa (la empresa municipal de autobuses de Huelva) mejora, pero muy poco a poco

Emtusa (Empresa Municipal de Transportes Urbanos de Huelva) mejora, pero le falta un fuerte empujón para que coja una velocidad de crucero que la haga viable en lo que es su cometido, cubrir las necesidades de movilidad de la población onubense con una frecuencia, fiabilidad y comodidad acordes a los tiempos que corren.

El anuncio por parte del equipo de gobierno de la aprobación del pliego de condiciones para la adquisición de 10 unidades, es un titular que no se producía desde hace años pero que debe ser recogido con una satisfacción a medias. Este anuncio no significa que la llegada de estas ansiadas unidades nuevas sea inminente, los plazos de los que estamos hablando pueden comenzar tras la publicación del pliego de condiciones, los plazos de entrega de ofertas por parte de carroceras y fabricantes, la apertura y estudio de la mejor oferta y los plazos legales de contratación, a lo que habría que añadir la fabricación y entrega de los autobuses entre 8 y 10 meses como plazos más cortos, con lo que sumando todo, hasta el verano del año que viene estos no serían una realidad por las calles de Huelva.

A día de hoy el envejecimiento de la flota, más de 17 años de media, provocan numerosas averías, pese a la labor encomiable y casi de alquimistas que realizan los mecánicos con los que cuenta la empresa, averías que hay que dejar claro ninguna suponen un peligro ni para usuarios ni trabajadores, aunque si cuantiosas molestias para usuarios y elevar el estrés de los conductores, teniendo incluso hasta dificultad de sacar los servicios por no poder contar con el mínimo de vehículos operativos.

Buscando culpables, podríamos hablar del incumplimiento del anterior equipo de gobierno de un acuerdo de comprar 3 unidades al año en el periodo 2000-2009, 30 vehículos de los que solo vinieron 8, o el no haber buscado soluciones más urgentes por parte del actual, pero dejando esta cuestión aparte lo que hay es que buscar soluciones a día de hoy.

Se nos ocurre que como medida urgente, ya que mucho nos tememos algún día falten autobuses para poder salir a realizar el servicio, aunque no sea la mejor opción se podrían adquirir unas cuantas unidades de segunda mano en mejores condiciones que las que se trajeron anteriormente, al menos se quitarían las actuales con escalones que aún se ven circulando y en unos tres meses podrían estar aquí en Huelva. Un poco a más medio plazo que sea con colaboraciones con El Puerto adquiriendo la Autoridad Portuaria autobuses para cederlos a la empresa, a cambio se podría cubrir el paseo de la Ria algo inviable actualmente, se podría digamos “exigir” a la AIQBE la adquisición de otras unidades que cedieran a la ciudadanía para poder montar una línea hasta los hospitales Vázquez Díaz e Infanta Elena, sería no devolver la salud que nos quita, pero si al menos facilitar el acceso a la misma y como estas alguna más.

Lógicamente, deberían ser al mismo tiempo contratados los integrantes de la bolsa de trabajo en la medida que fuese necesaria.

Otra de las medidas que se nos ocurre son de apoyo al transporte colectivo, tales como dotarlos de vías preferentes, carril-bus y preferencias semafóricas, por poner un ejemplo la peatonalizacion del tramo de la avenida de Italia junto al mercado, supone incrementar en unos 4 minutos, en el mejor de los casos, el tiempo de recorrido anterior, este aumento  suponen al final de una jornada diaria para un conductor 32 minutos, que debe sacar con aumento de la velocidad y sin pausa entre viajes donde al menos poder estirar las piernas, haciendo un sobreesfuerzo para que los usuarios no lo paguen en tiempo de espera, cuando esto no es posible, esa espera de más de los usuarios, repercute en el trabajador en forma de protesta, si cuando terminen la obra no tienen contemplado el paso de los servicios públicos, lo que procede es dar prioridad semafórica y de carril exclusivo, algo que debían haber tenido en cuenta desde que cortaron en el mes de Diciembre.

En cuanto al anuncio de mejora en las cuentas, recordarles que sigue la deuda con los trabajadores en forma de más de 2000 días que se nos debe, sin cuya aportación el servicio hubiese sido todavía más caótico.

Como dice la canción “Despasito” pero no tanto.

 

Antonio Manuel Olivares Espinosa

Secretario de Representación del Sindicato Unitario (SU) en Emtusa

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *