Països Catalans: Dos militantes de Arran detenidos por quemar una foto del Borbón en Mallorca

arran

La Policía Nacional detuvo ayer en Palma y Barcelona a los dos jóvenes que se negaron a declarar ante la Audiencia Nacional por quemar fotos del Rey en la pasada Diada mallorquina del 31 de Diciembre.

Según fuentes de Arran Jovent, uno de los activistas fue detenido en Palma sobre las 14.00 horas y el otro en Barcelona alrededor de una hora después. Ambos fueron trasladados a Madrid y deberán declarar hoy por la mañana en la Audiencia Nacional. No obstante, según las citadas fuentes, se prevé que vuelvan a negarse a declarar.

Los dos jóvenes estaban llamados a declarar por videoconferencia el pasado marzo pero optaron por desobedecer el requerimiento de la Audiencia Nacional y no se presentaron, sabiendo que se exponían a ser detenidos, como expusieron en una rueda de prensa. Desde entonces y hasta el momento de la detención ya habían recibido varios avisos.

Desde la Policía Nacional, explicaron que «ante la desobediencia reiterada de ambos se dictó una orden de búsqueda y presentación, procediéndose a su localización y posterior detención, en Palma y en Barcelona.

Los hechos por los que la Audiencia les requería, ocurrieron el pasado 31 de diciembre cuando tras la celebración de los actos de la Diada de Mallorca se subieron encima de un escenario y públicamente quemaron una fotografía del Rey. Desde Arran destacaron que esta acción se repitió también en las celebraciones de la Diada de Valencia y de Cataluña.

También las organizaciones Esquerra Independentista de Mallorca y Arran informaron de la detención en las redes sociales y convocaron una concentración de protesta ante la comisaría. Según los manifestantes, la policía identificó a seis personas y les avisó de sanciones económicas, si bien la concentración continuó según lo previsto. Asimismo, se colgaron pancartas de protesta en distintos puntos de Palma.

Quemaron la foto del Rey español tras la marcha por la independencia

La marcha por la independencia convocada, el pasado 2 de enero por la Plataforma 31-D terminó con la quema de la foto del Rey por miembros de la organización juvenil Arran. Dos militantes de la entidad prendieron fuego a la imagen del monarca en el escenario que se había montado en el Parc de ses Estacions después de leer un manifiesto a favor de los independentistas catalanes procesados por la Audiencia Nacional por romper y quemar las fotos de Felipe VI.

Dos de los miembros de Arran, agrupación que forma parte del Bloc Unitat Popular (BUP), gritaron: «En solidaridad con los compañeros encausados por la Audiencia seguiremos luchando y quemando las fotos del rey. Ni rey ni miedo», y acto seguido sacaron un mechero para incendiar el rostro real con el aplauso de los militantes allí reunidos.

Esta acción formó parte de una iniciativa conjunta de los independentistas de los denominados Països Catalans en Balears, Cataluña y Valencia convocados bajo el hastag #nireinipor.

Antes de que se produjera esta acción reivindicativa más de 1.500 personas marcharon reclamando la independencia del Estado español, entre ellos, el vicepresidente del Govern, Biel Barceló y el presidente del Consell, Miquel Ensenyat, con la alegría añadida para ellos del recientemente aprobado cambio de día de la celebración de la Diada de Mallorca.

Bajo el lema Per un full de ruta sobiranista, la manifestación convocada por la Plataforma 31-D arrancó cerca de las seis y media de la tarde en Es Born y, por primera vez, concluyó en el Parc de les Estacions. La ruta transcurrió sin incidencias, más allá del corte del tráfico de más de diez minutos al paso de la manifestación por las Avingudes y no hubo encuentro con los participantes en la ofrenda floral que tuvo lugar en la estatua del Rei en Jaume.

En la cabecera había varios representantes del movimiento independentista catalán y de la Generalitat, como la consellera de Agricultura, Meritxell Grau, o como Daniela Grau, representante de la Assemblea Nacional Catalana en Catalunya del Nord.

También junto a la primera línea de la manifestación marchaban, entre otros, representates de la Assemblea Soberanista per Mallorca, STEI-i, Esquerra Republicana, y el expresident del Govern, Cristòfol Soler. De Més, pudieron verse a varios miembros con cargo en las instituciones, como el vicepresidente Biel Barceló y el presidente del Consell, Miquel Ensenyat, quien indicó que ya el próximo año se hará efectivo el traslado de la celebración de la Diada de Mallorca al día 31 de Diciembre.

Al paso de la manifestación por las escaleras que suben a la plaza Mayor, jóvenes miembros del Bloc d´Unitat Popular, también convocante, encendieron una maqueta de Sa Feixina llena de petardos al grito de ´Sa Feixina sí que tomba´. La marcha subió por la Costa de la Pols, recorrió Sant Miquel hasta llegar a las Avingudes y de ahí al Parc de les Estacions, donde se leyeron los manifiestos y hubo actuaciones musicales.

La glosadora Maribel Servera recitó que «Cataluña ha de estirar a la nación entera» y que «ha ganado la inteligancia, el seny y el sentido común, porque es día 31 la Diada con trascendencia». El manifiesto del BUP por su parte resaltó que «Mallorca necesita un espacio político de ruptura» y «soberanismo».

(Fuente: Diario de Mallorca)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *