Condenan el bloqueo de webs de noticias opositoras por parte de la Autoridad Palestina

palesina

El jueves de la semana pasada la Autoridad Palestina tomó la dictatorial medida de bloquear 11 sitios de noticias a los que se tienen acceso desde los territorios ocupados de tanto de Cisjordania como de la frnja de Gaza, a través de un decreto efectuado a tal efecto por la La Fiscalía General en Cisjordania.

Varios periodistas fueron también detenidos, sin cargo, a raíz de la represión a estos medios opositores, entre ellos Dhaher Alshamaly, quien había escrito un artículo de opinión que era muy crítico de Abbas.

La mayoría de estos sitios digitales están vinculadas al movimiento islamista Hamás, así como a Mohamed Dahlán, hombre fuerte de Al Fatah, rival del presidente palestino Mahmud Abbás y expulsado de la AP por éste en 2011, según denunciaron los medios afectados. Entre los sitios clausurados se encuentran los del Palestinian Information Centre, Karama Press, Amad, la Shehab News Agency y la Voice of Fatah, entre otros.

Aunque todos los sitios censurados pertenecían a críticos del gobierno palestino, la Autoridad Palestina negó que su decisión fuese por motivos políticos. En declaraciones a la agencia de noticias Maan, una fuente de la ANP justificó el bloqueo por el alto número de quejas que reciben por difamación. Declaro que fueron bloqueados debido a “una serie de casos pendientes contra ellos por la presentación de información falsa y de ser poco éticos”.

La decisión que fue seguidamente criticada por HAMAS, que tachó al Presidente Abbás de autoritario por adoptar esta decisión y le acusó de atacar la “libertad de expresión” por el bloqueo de medios digitales que son considerados críticos con él. El portavoz de HAMAS, Fawzi Barhoum, dijo que la decisión “refleja el enfoque dictatorial de Abbas … en el trato con el pueblo palestino” y exhortó a los palestinos a “frustrar todos los planes de Abbas para confiscar libertades”.

El editor del portal de noticias Amad, uno de los censurados, con sede en Jordania, Hassan Asfour, manifestó que la censura de su sitio web se debe a sus “audaces reportes” sobre los “sucios negociados” del gobierno palestino de la AP.

Grupos de medios de comunicación palestinos también se han mostrado totalmente en desacuerdo con la Autoridad Palestina e indicaron que la ofensiva es “una grave violación de los derechos fundamentales de los palestinos”.

“Socava la capacidad de los ciudadanos para acceder a la información y escuchar diferentes puntos de vista”,  señala el Sindicato de Periodistas Palestinos (PJS), pidiendo al mismo tiempo el levantamiento inmediato de la prohibición.”La decisión fue una violación contra la Ley Básica (constitución palestina) y todas las leyes de prensa que organizan el trabajo de los medios en Palestina. Afecta al derecho de la gente a obtener información a través de ellos”, añadió el PSJ en un comunicado.

Por su parte, la Federación Internacional de Periodistas (FIP) ha condenado igualmente la decisión de la Autoridad Palestina (AP) de cerrar 11 agencias de noticias palestinas opositoras, respaldando al PJS, que forma parte de la FIP. En nota de prensa la FIS ha declarado que “el Bloqueo de sitios web y la detención de periodistas con puntos de vista opuestos al presidente es una grave violación del compromiso del gobierno palestino a la libertad de prensa y a los derechos fundamentales de los periodistas”.

Por otro lado, la FIP a través de su Presidente, Philippe Leruth, además de condenar el bloqueo, instó a la Autoridad Palestina para levantar la sanción inmediatamente y liberar a “nuestro colega Dhaher Alshamaly”.

Ammar Dwaik, jefe del grupo de derechos humanos palestino The Independent Commission for Human Rights, con base tanto en Cisjordania como en Gaza, criticó la decisión.

“El bloqueo de sitios de Internet (especialmente sitios de noticias) es contrario a los principios de derechos humanos, específicamente el derecho a la libertad de opinión y expresión y el derecho a la información”, dijo en un comunicado en Facebook.

Agregó que la medida “perjudicaría a nuestra gente, poniéndonos entre los pocos estados en el mundo que bloquean sitios de Internet”. También argumentó que perjudicaría a la economía palestina, ya que impulsaría a los palestinos a buscar proveedores de internet israelíes.

(Fuente: Monitor de Oriente / Palestina Libre / diversas agencias)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *