Aire Limpio Málaga pide mediciones de la calidad del aire en las proximidades de la cementera de La Araña (video)

DOCU_SUR

La plataforma Aire Limpio Málaga crea una petición en Change.org para que se instalen medidores de calidad del aire en la zona donde se encuentra la cementera incineradora de la playa de la Araña, la empresa más contaminante de la ciudad. Esta plataforma (http://airemalaga.com/) aglutina a las asociaciones de vecinos de El Palo, El Candado, Pedregalejo, y la Federación Unidad, que se reunirán con el alcalde el próximo 24 de junio para plantearle esta iniciativa. Reclaman que a diferencia de otros barrios de la ciudad, los que se encuentran en el Este, donde está la fábrica, no cuentan con ningún tipo de control del aire.

La cementera es la fábrica más contaminante de toda Málaga. La Junta, curiosamente, no tiene instalados medidores en esta zona, pero sí en el resto de la ciudad. El próximo 24 de junio se reunirá la plataforma con el alcalde De la Torre para proponerle la iniciativa

“Queremos que se vayan sumando más colectivos y personas, este no es un problema que afecte sólo a esta zona de Málaga, perjudica a toda la ciudad” así pide Mercedes Pirez, presidenta de la AAVV El Palo, la colaboración ciudadana para exigir transparencia con la cementera de La Araña. Pirez, cuya asociación pertenece a la plataforma Aire Limpio Málaga, asegura que pedirán en la reunión del próximo día 24 con el alcalde la instalación de medidores de calidad, pero “no unos medidores cualquiera”, ya que esta empresa es una incineradora de residuos, lo que la vuelve más contaminante. Esta exigencia se debe a que la Consejería de Medio Ambiente no los tiene instalado para el área Este de la ciudad. En el portal de la Junta  se puede consultar AQUÍ la calidad del aire diariamente, sin embargo esta parte de la ciudad no aparece, si lo hacen el barrio de Campanillas, Carranque, Atabal, y la avenida Juan XXIII.

Según la plataforma en La Araña se pueden incinerar  200.000 toneladas al año de plásticos, pilas, neumáticos, aceites y demás residuos altamente contaminantes. “Estamos pagando enormes subvenciones a esta empresa para que queme nuestros residuos, hay otras maneras de hacerlo, que no son las más baratas, pero no son perjudiciales para la salud, ni para el medioambiente” afirma Pirez. Añade que las autoridades “no han hecho los deberes” en este aspecto, y no están “protegiendo el bienestar de los vecinos”. Además en la petición se hace referencia a un estudio del Instituto de Salud Carlos III, que advierte de que el riesgo de morir por cáncer es un 10% mayor en un radio de cinco kilómetros de una cementera. Esta información aparece en una publicación de El País AQUÍ.

Otro punto que tratarán en su reunión con el alcalde Francisco de la Torre será el tráfico de camiones que pasan por el centro de la barriada de El Palo, para trasladar la mercancía desde el puerto hasta la fábrica. “Queremos que se desvíen a la autovía, la gente está asustada y supone un problema de seguridad, ya ha habido accidentes y han sido situaciones horribles” afirma Pirez. Además resalta que tras estas negociaciones previas, la postura de la AAVV de El Palo y de Pedregalejos es la de no llegar a ningún acuerdo con la empresa, y proponer su desplazamiento a otro lugar. “No los queremos aquí, una incineradora no debe estar tan cerca de una población” concluye.

La AAVV de El Candado también forma parte de esta plataforma que está pidiendo soluciones al problema de la calidad del aire. Pero esta asociación sufre actualmente una división, según fuentes cercanas, entre los partidarios de un acuerdo con la cementera y los contrarios a ello, como ya informó esta revista (División y escisión en la Asociación de Vecinos de El Candado entre los que están a favor de pactar con la Cementera de la Araña (junta directiva) y retirar las acciones legales y los que se niegan). Esto se debe a la posibilidad de que Financiera y Minera, dueña de la fábrica, gane el recurso a la demanda que la AAVV de El Candado puso después de que se le concediera la Autorización Ambiental Integrada (AAI). Esto podría suponer que tuviesen que hacerse cargo de las costas, aunque según fuentes cercanas, no tiene porque ser así, y se trata de un argumento que usan los favorables al acuerdo.

(Fuente: revista El Observador)

 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *