El rezo musulmán en los Jardines del Triunfo desata la ira de la Granada reaccionaria

reso musulmán

Un acto para acercar la cultura y la religión musulmana en los Jardines del Triunfo de Granada, que incluía el rezo al finalizar una nueva jornada de ayuno por el Ramadán, ha desatado la ira de los sectores más conservadores y reaccionarios de la ciudad.Con el apoyo de los partidos de la derecha, que con sus ataques desvelan claramente su ideología de fondo, la intolerancia prende en Granada, la ciudad que debe ser ejemplo de tolerancia.

La desmesurada respuesta al acto por la tolerancia y el entendimiento entre culturas, convocado con el lema ‘Ven y conoce el Ramadán’ en una ciudad, Granada, que debe ser ejemplo mundial de concordia, precisamente, por el asentamiento en esta tierra de civilizaciones y culturas, fue avivado por el PP y Ciudadanos, que en su acoso al alcalde socialista de Granada, Francisco Cuenca, juegan con fuego al prender como el peor de los populismos la intolerancia en el continuo todo vale con tal de derribar al gobierno municipal de la capital.

Para esta tarde a las 20.00 horas hay convocado un rezo del rosario como acto de desagravio en la Plaza del Triunfo, al que se adhiere el partido VOX.

Nada nuevo en una ciudad, como pocas, en la que la mayoría conservadora comulga estrechamente con la Iglesia Católica, no condena el franquismo aún latente, como en el ataque sufrido por el cantaor Juan Pinilla, se apropia de los símbolos de la patria y defiende como propias las tradiciones, renunciando a la evolución o a la adaptación a los nuevos tiempos, como ocurre cada 2 de enero, con la Toma de Granada.

Nada nuevo en una ciudad que llenó la Basílica de la Virgen de las Angustias como desagravio a la irreverente gala del Salón de Cómic de 2002, dirigida por Juanma Bajo Ulloa, con Karra Elejalde, como protagonista, o en la que en mayo de 1984 protagonizara un grupo de ultraderecha que irrumpió en la representación de Dimonis de Els Comediants,  ante cinco mil personas, con una cruz, objetos contundentes y dos pistolas, cerca de los Jardines del Triunfo.

Esta tarde, como hace 33 años, grupos ultracatólicos han convocado en el mismo lugar, los Jardines del Triunfo,  a las 20.00 horas el rezo de un rosario como acto de desagravio. La grave trifulca que ultraderechistas conocidos entonces, con símbolos de la Falange, protagonizaron por la representación de Els Comediants, comenzó con un rezo del rosario en desagravio en los Jardines del Triunfo.

Destaca el gobierno municipal socialista de Granada, en minoría, con un agujero en las arcas municipales herencia del PP,  en la defensa de los Derechos Sociales, de todos y todas, en el intento de visibilizar a las minorías, lo que ha supuesto un cambio radical respecto a los trece años anteriores del PP.

En mayo del año pasado, el grupo popular, ya desalojado del gobierno municipal de la capital por la corrupción, se quejó de que ondeara la bandera arcoíris por primera vez en el Ayuntamiento de Granada.  Denunciaba trato desigual al no colocar la bandera para honrar a la Familia, cuya efeméride se celebraba por aquellos días promovido por la ONU. Y no se colocó porque el balcón ya estaba ocupado antes del 17 de mayo –fecha para celebrar el Día contra la Homofobia- por la del 30 aniversario del ingreso de España en la UE.

Recientemente, el Ayuntamiento organizó unas jornadas sobre el diálogo intercultural como fórmula para derribar la incomprensión y facilitar el acceso a la comunicación a las personas que no lo tienen, en la que han participado periodistas e intelectuales.

En esa defensa se enmarcó el acto organizado el pasado sábado en el Triunfo, en el que hay imágenes en redes sociales en la que se constata la asistencia de monjas y de ciudadanos y ciudadanas que se acercaron a la Plaza del Triunfo para conocer de primera mano una cultura que forma parte de Granada.

Es un error en las otras formaciones de izquierdas no salir en defensa de este acto, para alimentar el desgaste del gobierno municipal socialista. Porque no se trata de una queja hacia una decisión política, es un ataque contra una aportación a favor del entendimiento entre culturas, tan necesario, que toda la sociedad debe defender.

El PP, que ya reaccionó con contundencia en las redes sociales, elevó el tono este lunes. La portavoz popular, Rocío Díaz, llegó a acusar a al alcalde de “insultar” y “agraviar” a “miles de granadnos” al “amparar” un rezo de musulmanes junto a la Virgen del Triunfo, un lugar “con un significado muy especial para los católicos”.

Y aunque quiso aclarar que el PP “respeta todas las creencias religiosas porque el respeto es fundamental”, la portavoz popular subrayó que el respeto “pasa por no herir la sensibilidad de nadie” y afirma que en este caso ha quedado claro “que se ha agraviado e insultado a miles de granadinos”.

(Fuente: El Independiente de Granada)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *