Libia: Confirmada la liberación de Saif al Islám, que podría haber pactado con el gobierno interino del Este

saif

Saif al-Islam al Gaddafi segundo hijo del Coronel  Muhanmad al Gadafi, cuyo nombre significa “Espada del Islam”, y designado sucesor de su padre como líder de la revolución verde por sus partidarios, ha sido liberado por grupo armado que lo mantenía retenido desde 2011, la brigada Abubaker Sadiq , de la ciudad de  Zintan, en el noroeste.

Su liberación se ha producido en virtud de una ley de amnistía aprobada por el parlamento de Tobruk, en este de Libia, dijo el pasado domingo el abogado Khaled al-Zaidi, añadiendo que Saif se dirigía a otra ciudad que no podía ser nombrada por razones de seguridad. Se desconocen los términos para la liberación de Saif y si su liberación ha sido parte de un gran acuerdo.

Horas después, el diario local Libyan Express ha revelado que Saif había sido trasladado a la ciudad oriental de Al-Bauda, cerca de Bengasi, sede del gobierno del este de Libia. “Saif está ahora entre sus tíos y familiares en Al-Bayda y pronto pronunciará un discurso ante el pueblo libio”, informaba el rotativo libio. Según BBC estaría en la ciudad de Tobruk, sede del gobierno del Este, contrario y enfrentado al de Trípoli.

No está claro qué papel jugarán los descendientes de Gaddafi en Libia, donde una compleja gama de grupos armados y gobiernos enfrentados compiten por hacerse con el control del país. Sin embargo, algunos grupos en el este de Libia, donde el comandante militar Khalifa Haftar ha estado aumentando su poder, y dirige un Gobierno Interino, de Al-Bauda, enfrentado al de unidad nacional de Trípoli, el reconocido por las potencias occidentales, han presionado por la liberación de Saif en medio de un empuje de las figuras del antiguo régimen para reafirmar su influencia.

De hecho, la brigada Abubaker Sadiq de Zintan, que era responsable de custodiar a Saif, confirmó también su liberación, así como el que lo había decidido tras las peticiones del Ministerio de Justicia del gobierno  interino del este de Libia. “Hemos decidido liberar a Saif al Islam al Gadafi. Ahora es libre completamente. Confirmamos que abandonó Zintan en el mismo momento de su liberación, ayer 14 de Ramadán”, subrayó la milicia en una nota difundida a los medios.

Desde julio del pasado año Saif vivía en un régimen de semi libertad, controlado aún por las milicias de Zintan pero con libertad para recibir a todo tipo de visitantes. Designado jefe de las tribus del sur y oeste de Libia, Saif ha formado una plataforma de partidarios del antiguo régimen revolucionario,  muy activos en la frontera de Túnez y en zonas del oeste de Trípoli, desde la que se pide el regreso al poder de Al Gadafi  y la vulta la Yamahiriya como única vía para solventar la crisis que atraviesa el país.

Por su parte el llamado gobierno interino Al-Bauda cuenta con el auspicio del Parlamento de Tobruk , única institución libia que conserva legitimidad popular y reconocimiento internacional-, y el control del mariscal Jalifa Hafter, jefe del denominado Ejército Nacional Libio (LNA) que integra a parte del antiguo ejército libio. La liberación de Saif podrá significar por tanto el resultado de una alianza entre gadafistas y el mariscal Hafter.

Saif al Islam había sido capturado en noviembre del 2011 mientras huía hacia Nigeria y fue condenado a muerte en julio del 2015 por un tribunal penal de Trípoli junto a diversos exfuncionarios de su padre. Sin embargo Zintan,  ha estado en desacuerdo con las autoridades de Trípoli, y desde su captura se había negado a entregar Saif. El hijo de Gaddafi también es buscado por la Corte Penal Internacional, que dice que su juicio en Libia no cumplió con la legislación internacional.

La Fiscalía General de Libia del gobierno de Trípoli considera que la liberación la noche de este sábado de Saif al Islam Gaddafi, uno de los hijos del asesinado líder libio Muammar Gaddafi, es antijurídica porque, afirma, Saif al Islam fue condenado, debe ser arrestado y llevado a la justicia, informa la agencia TASS citando un comunicado de Ibrahim Masud, fiscal general interino del país.

“Saif al Islam Gaddafi fue condenado en ausencia, por lo tanto se encuentra en búsqueda y captura  y debe ser juzgado por los cargos que se le imputan”, reza el comunicado de la Fiscalía. “La amnistía es competencia exclusiva del sistema judicial”, destaca.

Libia es un estado fallido, víctima del caos y la guerra civil, desde que en 2011 la OTAN contribuyera a la victoria de los rebeldes sobre la dictadura de al Gadafi. Seis años después, dos gobiernos se disputan el poder, uno en el oeste sostenido por la ONU y otro en el este bajo liderazgo de Hafter, que controla más de 60% del país. A ellos se suma la poderosa ciudad-estado de Misrata, principal puerto comercial libio, y decenas de grupos armados que todo tipo que cambian a menudo de alianzas.

La situación ha favorecido el desarrollo de mafias dedicadas tanto al contrabando de petróleo como de armas, drogas e incluso de personas. También de grupos yihadistas y salafistas vinculados tanto al grupo yihadista Estado Islámico como a la Organización de Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI) y los tunecinos de Ansar al Sharia, que se extienden por todo el país.

En total, tres de los siete hijos de Gadafi murieron durante la revolución. Uno de los supervivientes, Saadi Gadafi, todavía está siendo juzgado en Libia por su presunta implicación en la represión y el asesinato de un ex entrenador de fútbol. La viuda del dirigente derrocado, Safia, y otros tres hijos suyos, hallaron refugio en Argelia y, luego, en Omán.

(Fuentes: Reuters / AP / AFP / BBC / Hispan TV / Russia Today – RT / Sputnik)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *