Los titiriteros alegan que Pokémon es más violento que su obra

Los titiriteros granadinos Alfonso Lázaro y Raul García, detenidos y encausado por “apología del Terrorismo” han pedido al juez de la Audiencia Nacional Ismael Moreno que archive la causa abierta contra ellos por un presunto delito de enaltecimiento del terrorismo y otro contra los derechos fundamentales, alegando que se encuentran amparados por el derecho a la creación artística y que dibujos animados dirigidos a menores, como Pokemon, Gormiti o Tom y Jerry, contienen escenas más “violentas, realistas, frecuentes y explícitas”.

La defensa de los miembros de la compañía “Títeres desde Abajo” ha solicitado el sobreseimiento de la causa al subrayar que no han lesionado ningún bien jurídico protegido por el Código Penal y ha puesto de relieve que la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional revisará este viernes el recurso que presentó contra la obligación de comparecer a diario en los juzgados impuesta a sus clientes.

Los abogados de los titiriteros expresan que causa “estupor y hasta sonrojo” que se encause a unos “artistas” porque en su obra de ficción “una marioneta que representaba a una bruja pegaba cachiporrazos a un agresor sexual o apuñalaba a una monja que le robaba el hijo fruto de esa violación” cuando el Tribunal Supremo absolvió a cuatro neonazis que difundieron “deleznables” afirmaciones “antisemitas, racistas, negacionistas” y guardaban en la librería Kalki multitud de obras filonazis, entre ellas “Mi lucha” de Adolf Hitler.

“Pretender que se encause a nuestros representados porque en su obra de ficción ‘se banaliza con el uso de la violencia presentándola como algo habitual o normal por parte de algunos sectores de la sociedad’ supone, con todos los respetos, desconocer la sociedad en la que se vive, en la que existen dibujos animados como Pokemon o Gormiti, estos sí dirigidos específicamente a menores, en los que existen muchas más escenas de violencia, más realistas, más frecuentes, y más explícitas que las cuatro escenas” que representaron en su obra ”La bruja y Don Cristóbal’ en los carnavales de Tetuán.

A su juicio, nadie se ha escandalizo por el “nivel de violencia” de dibujos infantiles como Tom y Jerry o El correcaminos, ni por escenas de la serie “Cuéntame” (en foto adjunta, pintada de “Gora ETA” en la serie) o de las películas “Lobo” o “Días Contados” en la que sus personajes gritaban “Gora ETA”. En su opinión, tales supuestos son ficticios y no cabe imputar un delito de enaltecimiento del terrorismo visto el contexto en el que se producen.

“Supone igualmente ignorar que Quentin Tarantino es uno de los directores de Hollywood más reputados del momento, ganador de dos Oscar, y no existen películas con mayor violencia ‘banal y gratuita’ que las de tan laureado (y nunca imputado) director de cine”, expone.

De igual modo, concluye que muchos videojuegos que se comercializan para niños y adolescentes tienen como “temática única o principal matar a seres humanos, sin que nadie se rasgue por ello las vestiduras, ni exija, obviamente, la asunción de responsabilidades penales por los creadores de los videojuegos”.

(Fuente: digital Granada es noticia)

Los titiriteros cuentame Gora-ETA

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *