Córdoba: Cementos Cosmos desiste ante el TSJA de la suspensión de licencias de la GMU

cosmos

La cementera Cosmos ha desistido ante el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) del recurso presentado por el acuerdo que adoptó la Gerencia Municipal de Urbanismo (GMU) el 25 de noviembre de 2015 en el que se establecía la suspensión por el plazo máximo de un año del otorgamiento de toda clase de aprobaciones, autorizaciones y licencias urbanísticas referidas a la implantación de instalaciones que utilicen residuos como combustible alternativo.

La cementera, la única industria a la que afectaba de lleno este acuerdo, acudió a los tribunales argumentando posible desviación de poder por parte de la GMU y alegando al principio de proporcionalidad. El juez de lo Contencioso número 3 de Córdoba desestimó el recurso de la empresa, que volvió a recurrir ante el TSJA. Finalmente Cosmos ha pedido que se le tenga como desistido y “el archivo definitivo de las actuaciones”, según el dictamen del que tomará conocimiento hoy la junta de gobierno local. De esta manera, se pone punto final a uno de los procesos judiciales que mantenían abiertos la empresa y el Ayuntamiento y da vía libre a Urbanismo para seguir implantando la medida.

El auto del juez que fue recurrido por la cementera no entraba a valorar si la actividad que pretende Cosmos es perjudicial o no para la salud, sino que se centraba en las competencias municipales sobre el urbanismo y si el acuerdo adoptado por la GMU se ajusta a derecho. “El recurso no se puede convertir en juicio a la técnica”, apuntaba incluso el magistrado, quien aseguraba que será la Administración que ostenta las competencias en medio ambiente y que autoriza la valorización -en este caso la Junta de Andalucía- la que decida sobre ello. Hasta llegaba a considerar estas cuestiones “irrelevantes” en la resolución del recurso pues, de lo que se trata, añade, “es de determinar si se han respetado los límites en el ejercicio de la innegable potestad de un Ayuntamiento para abordar la modificación del planeamiento vigente”.

El juez sí que reconocía que en este caso ha existido “una especial sensibilización” en, al menos, “parte de la ciudadanía hacia la posibilidad de incinerar residuos en el caso urbano”. Probablemente, añadía, estas reticencias “sean infundadas, a la vista de las pruebas periciales practicadas”, pero mantiene que las razones que han podido llevar al Consistorio a tomar esta decisión radican en estas quejas vecinales.

La sentencia del juzgado cordobés desestimó los motivos argumentados por Cosmos sobre la posible desviación de poder y vulneración del principio de proporcionalidad. Así, el magistrado reconoció que el “es público y notorio” que el Ayuntamiento pretende que la cementera no lleve a cabo su propósito, pero “tampoco ninguna otra” porque “bien o mal apreciado no es el modelo de ciudad que se propone desarrollar”.

Cosmos mantiene, sin embargo, otro frente abierto con la Gerencia, en este caso por la decisión posterior de la GMU de suspender la licencia de Cosmos para valorizar biomasa, ya que entendió que la decisión municipal “no puede ser considerada conforme a derecho, dado que la utilización de biomasa no estaba afectada a priori por el acuerdo de suspensión del otorgamiento de licencias de 25 de noviembre de 2015”. La GMU ya concedió en su día a Cosmos la correspondiente licencia para la valorización de biomasa tras la tramitación del procedimiento oportuno, una vez que fue dictado el auto de medidas cautelares en relación con esta cuestión.

(Fuente: El Día de Córdoba / Autor: A. Calero)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *