Sevilla: Eventuales de LIPASAM y concejales de Podemos e IU denuncian su expulsión violenta del Ayuntamiento

desalojo3

Los ex trabajadores eventuales de Lipasam (empresa municipal de limpieza de Sevilla) entraron ayer  en dependencias municipales para reclamar el cumplimento de los acuerdos aprobados en el Pleno para su incorporación a las contrataciones temporales.

Tras repartirse por dependencias de los Grupos municipales de Participa Sevilla (Podemos) e IU-CA, celebraron una protesta en las escalinatas del vestíbulo. Posteriormente y tras no llegarse a un acuerdo con la Policía Local, los agentes rodearon al grupo empujándoles hacia la puerta de salida. Tanto los ex trabajadores como concejales de Participa e IU han denunciado su expulsión “violenta” y pedido la dimisión de Juan Carlos Cabrera.

Un grupo de los trabajadores contratados intermitentemente entre 2013 y 2016 por la sociedad municipal Limpieza Pública y Protección Ambiental (Lipasam), quienes denuncian su “exclusión” de la solución adoptada para las contrataciones temporales, ha sido este miércoles expulsado del Ayuntamiento de Sevilla, socio único de la empresa, junto con concejales de Participa e IU y otros miembros de dichos partidos, por una “melé” de policías locales, según denuncian.

Este colectivo, recordémoslo, celebra concentraciones diarias frente al Ayuntamiento en demanda de que se les aplique la misma solución que a los miembros de la antigua bolsa de empleo de 2005 de Lipasam, quienes fueron declarados como trabajadores indefinidos no fijos por tiempo discontinuo y consolidaron su relación con la empresa y sus contrataciones, sin concurrir a la convocatoria de empleo promovida en 2013 para crear una nueva bolsa de empleo de peones, basada en un proceso selectivo previo.

Pero este miércoles la protesta fue trasladada al interior del Ayuntamiento, según ha relatado a Europa Press una de las personas que forman parte de este colectivo, “excluido” de las contrataciones eventuales de Lipasam, al ser canalizadas las mismas a través de los empleados declarados como indefinidos no fijos tras haber formado parte de la bolsa de empleo de 2005, que no habría contado con proceso selectivo, y la nueva bolsa de empleo de 2013.

Participa Sevilla e IU-CA les habían dado “cobijo”

Según esta portavoz del colectivo, aproximadamente sobre las 09.15 horas, unos 14 o 15 miembros del colectivo accedieron al interior del Ayuntamiento, repartiéndose entre las dependencias de los Grupos municipales de Participa Sevilla e IU-CA, que habían dado “cobijo” a estas personas dentro de la Casa Consistorial. Tras las reuniones celebradas con ambos partidos, sobre las 11.30 horas, los miembros del colectivo se reunieron en las escalinatas del vestíbulo del Ayuntamiento, según esta portavoz, y allí comenzaron a celebrar un acto sorpresa de protesta, coreando sus consignas reivindicativas. La idea del colectivo, en ese sentido, era emprender un “encierro” dentro del Consistorio.

A partir de ese momento, según narra esta portavoz y ha señalado igualmente a Europa Press la portavoz municipal de Participa, Susana Serrano, la Policía Local habría reclamado a los protagonistas de la protesta que disolviesen la misma, aspecto al que no habrían accedido. Después de solicitar nuevamente los agentes que los manifestantes depusiesen su actitud, según el relato de esta extrabajadora eventual de Lipasam y de Susana Serrano, el colectivo habría acordado con Participa e IU-CA regresar a los despachos de dichos grupos municipales. Y es que la idea inicial de la movilización, según los protagonistas de la misma, era comenzar un encierro dentro del Ayuntamiento.

Alguno de los agentes de la Policía Local, según su relato, habría puesto objeciones a la opción de que los manifestantes regresasen a las dependencias de los grupos municipales de IU-CA y Participa, toda vez que los agentes habrían ido agrupándose en torno a los manifestantes y los representantes de Participa e IU, entre los que figuraban los concejales Susana Serrano, Julián Moreno, Daniel González Rojas y Eva Oliva, así como otros miembros de ambas formaciones.

El caso es que finalmente, y tras no mediar un acuerdo entre la Policía y los manifestantes respecto a cómo resolver la situación, los agentes habrían “rodeado” al grupo de extrabajadores eventuales de Lipasam y miembros de Participa e IU-CA, empujándoles hacia la puerta de salida a través de una “melé” que habría contado con “empujones, patadas y pisotones”. “A mí me han roto la uña de un dedo del pié”, se ha quejado Susana Serrano.

Así las cosas, tanto el colectivo de manifestantes como Participa e IU han criticado este desalojo “violento” del propio Ayuntamiento, reclamando ambas formaciones políticas la “dimisión” del concejal de Seguridad y responsable de la Policía Local, el socialista Juan Carlos Cabrera.

Cabe recordar que el pasado jueves, también ediles de Participa e IU pidieron la dimisión de Cabrera por otro “desalojo violento” en esta ocasión de los ediles junto a un grupo de profesores de conservatorio que habían entrado en el Ayuntamiento para protestar por la convocatoria de las oposiciones por parte de la Junta de Andalucía.

“intento de encierro ilegal”

La Policía Local de Sevilla ha abierto diligencias tras las lesiones sufridas por tres agentes durante el desalojo al que han sido sometidos los trabajadores contratados intermitentemente entre 2013 y 2016 por la sociedad municipal Limpieza Pública y Protección Ambiental (Lipasam), quienes denuncian su “exclusión” de la solución adoptada para las contrataciones temporales, y concejales y técnicos de Participa e IU, a cuenta de una protesta sorpresa del colectivo dentro del Consistorio.

Según han informado fuentes municipales a Europa Press, tres agentes de la Policía Local han resultado lesionados, según reflejan correspondientes partes médicos, en el desalojo. En concreto, se tratan de dos oficiales y un agente. Uno de los oficiales tiene “arañazos y una herida en el brazo”, mientras el otro oficial presenta “torcedura de muñeca”.

Por su parte, el agente presenta “arañazos en brazo y una contusión en la espinilla izquierda”. Los partes han sido remitidos al juzgado y este jueves los aportarán los agentes a las diligencias, que ya instruye la Policía Local sobre lo sucedido.

El Gobierno socialista del Ayuntamiento de Sevilla ha defendido la actuación de la Policía Local. El concejal delegado de Seguridad y Movilidad, Juan Carlos Cabrera, cuya dimisión han solicitado tanto Participa como IU a tenor de estos incidentes como de los acaecidos el pasado jueves, ha calificado de “inadmisible” este “intento de encierro ilegal”, por la “alteración del orden público y del normal funcionamiento de los servicios públicos que se prestan en el edificio”. Por otra parte, el colectivo de extrabajadores eventuales de Lipasam, Participa e IU-CA han criticado su desalojo “violento” a través de una “melé” de policías locales que les empujaron hasta fuera del Ayuntamiento.

“Defendemos, como no puede ser de otra forma, la libre decisión de protesta por las causas personales que crean haberse visto afectadas, pero como gobierno e institución estamos obligados a velar por el interés general. Hay fórmulas de protesta establecidas y aceptadas, que cuentan con las autorizaciones pertinentes que no pueden ser bordeadas por la puerta de atrás en lo que se refiere a la seguridad de la propia sede del Ayuntamiento que tiene normas muy claras”, ha señalado Cabrera.

Al respecto, el edil socialista recuerda que este mismo grupo de personas lleva semanas protestando en la puerta del Ayuntamiento y “ejerciendo su libre derecho con la autorizaciones y permisos”.

Cabrera ha respaldado el trabajo de los agentes de la Policía Local en el desalojo, toda vez que estos ex trabajadores de Lipasam accedieron al Ayuntamiento con el argumento de mantener citas con IU y Participa, como así fue, “para sortear el control de entrada y pasar después a ocupar los pasillos, bloquear las escaleras y los accesos a la planta superior”, y apostarse “vociferando insultos e intercediendo y dificultando el normal funcionamiento municipal”, según se señala desde el Ayuntamiento.

“Se les pidió en reiteradas ocasiones que desistieran de la actitud hostil y que desalojaran voluntariamente el Ayuntamiento; se les pidió que volvieran a las oficinas de los grupos municipales de IU y Participa que habían autorizado su entrada; recibiendo negativas por respuesta y obligando al desalojo por parte de la Policía Local”, ha defendido el edil.

(Fuente: Sevilla Directo)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *