Asesinan a líder indígena Berta Cáceres en Honduras

Desconocidos asesinaron ayer a la líder indígena hondureña Berta Cáceres (foto superior adjunta), defensora de los derechos de la comunidad lenca, de los movimientos campesinos y los medio ambientales, durante un asalto en el departamento de Intibucá.

El ataque contra Cáceres, coordinadora del Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (COPINH), tuvo lugar en horas de la madrugada, en La Esperanza, localidad hondureña en la que residía, cuando varios hombres armados forzaron las puertas de su vivienda (foto inferior adjunta) para matarla e hirieron también a su hermano.

Berta Cáceres casa

Cáceres fundó en 1993 el Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (COPINH), organizó al pueblo Lenca, la mayor etnia indígena del país, en la defensa de sus tierras ancestrales ante la amenaza de proyectos hidroeléctricos y mineros aprobados por el gobierno. La COPINH había protestado recientemente contra la construcción de la represa de Agua Zarca en la comunidad de Río Blanco.

Cáceres a la cabeza de la COPINH, desde lideró manifestaciones en defensa del medio ambiente oponiéndose a la construcción de proyectos hidroeléctricos en el occidente de su país por considerar que atentaban contra los recursos naturales.

Por su lucha en defensa de los recursos naturales en el occidente de Honduras en 2015, Cáceres, miembro de la etnia lenca y madre de cuatro hijos, recibió el Premio Medioambiental Goldman. También encabezó protestas contra el golpe de Estado del 28 de junio de 2009 al entonces presidente hondureño, Manuel Zelaya.

En varias oportunidades, se enfrentó a la expropiación de las tierras ancestrales del pueblo Lenca, además de rechazar la creación de bases militares estadounidenses en el territorio de esas comunidades indígenas en el occidente hondureño.

Su última lucha estaba dirigida contra un proyecto hidroeléctrico en la localidad de Río Blanco, aprobado por el gobierno sin previa consulta. En una rueda de prensa la semana pasada, Cáceres denunció que cuatro dirigentes de su comunidad resultaron asesinados y otros recibieron amenazas. “Me siguen. Me amenazan con matarme, con secuestrarme. Amenazan a mi familia. Esto es a lo que nos enfrentamos”, advirtió entonces (En la foto inferior, recogida del cuerpo para su traslado).

Berta Cáceres traslado cuerpo

Condena de Amnistía Internacional

La organización Amnistía Internacional (AI) ha condenado el “brutal” asesinato a tiros de la líder indígena Berta Cáceres el jueves en la localidad de La Esperanza, en el oeste de Honduras.

“El cobarde homicidio de Berta es una tragedia anunciada. Durante años, Berta había sido víctima de una campaña constante de acoso y amenazas para impedirle defender los derechos de las comunidades indígenas”, manifestó la directora para las Américas de AI, Erika Guevara-Rosas.

La ONG ha señalado en su boletín que “el brutal asesinato de una destacada líder indígena en Honduras traza una aterradora imagen de los peligros a los que se enfrentan quienes, en el país, defienden los derechos humanos y realizan activismo social”.

Según Guevara-Rosas, las autoridades hondureñas “tendrán las manos manchadas de sangre” si no emprenden “acciones enérgicas para encontrar los responsables de este atroz crimen” en contra de Cáceres, líder y cofundadora del Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (COPINH). “El Gobierno debe llevar a los responsables de este crimen ante la justicia, y debe garantizar la protección de la familia de Berta y de todas las personas que integran COPINH”, señaló.

AI consideró que la muerte de Berta tendrá “un impacto devastador en multitud de activistas y organizaciones de derechos humanos, como Amnistía Internacional, que han trabajado con ella para garantizar la protección de los derechos de algunos de los pueblos más vulnerables de América.”

El asesinato de Berta Cáceres cierra posibilidad de diálogo

El diálogo entre el gobierno de Honduras y la oposición podría fracasar tras el asesinato de la defensora de las comunidades indígenas y de los movimientos campesinos Berta Cáceres, dejó entrever hoy el expresidente Manuel Zelaya. Este asesinato coopta toda posibilidad de diálogo y responsabilizo al actual gobierno de Juan Hernández, dijo citado por Criterio.

El Gobierno convocó a fuerzas de oposición a participar en un diálogo político. Durante la semana, varios partidos se reunieron con el Ejecutivo, encuentros en los que se abordaron temas relacionados con las reformas constitucionales y electorales.

“Responsabilizamos en forma directa y sin ambages al Estado, ojalá los cuerpos de seguridad demuestren que no es un asesinato político, acotó el también coordinador del Partido Libertad y Refundación”, afirmó Zelaya, que recalcó que tras este hecho no hay ambiente para diálogos en el país. Asimismo señaló que el atentado es obra de escuadrones especializados en este tipo de crímenes.

Berta-Caceres-traslado feretro

Será enterrada el sábado

El cuerpo de la activista indígena Berta Cáceres será enterrado el próximo sábado en su lugar de origen La Esperanza, informaron sus familiares. El sepelio se postergará a la espera de sus hijos y hermanos que se encuentran en el extranjero y que viajarán a Honduras para darle el último adiós.

El cuerpo de Berta Cáceres ingresó a la morgue de Tegucigalpa, capital del país, en horas del mediodía para la autopsia respectiva, tras la cual sus restos mortales fueron entregados a los dolientes, quienes estuvieron acompañados de una multitud de personas.

El féretro fue cubierto con una Bandera Nacional y en una caravana trasladado al Sindicato de Trabajadores de la Industria de la Bebida y Similares (foto superior adjunta), donde estará siendo velado hasta el momento en que su cuerpo sea trasladado a La Esperanza, para realizar el funeral y su entierro.

(Fuente: Prensa Latina)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *