Organismo de la ONU denuncia los efectos negativos sobre los palestinos de la ocupación israelí

ocupación

La Oficina de las Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA) denunció hoy que las políticas israelíes constituyen »la causa principal de las necesidades humanitarias» que sufre la población palestina en los territorios ocupados.

De acuerdo con David Carden, responsable de la OCHA en la Cisjordania ocupada y Gaza, ‘la crisis en los territorios palestinos (obedece fundamentalmente a) la falta de protección para los civiles ante la violencia, los desplazamientos, y las restricciones al acceso a servicios y medios de subsistencia’.

Esos factores, agregó, tienen un ‘impacto desproporcionado en los más vulnerables, sobre todo los niños’. A ello se suman, según la OCHA, las demoliciones y confiscaciones de estructuras financiadas por donantes internacionales como ayuda humanitaria a los palestinos de la Cisjordania ocupada, las cuales en el 2016 implicaron a 300 edificaciones.

Además, señaló Carden, ‘si bien las tendencias varían de un año a otro, sigue existiendo la omnipresente falta de protección (de los palestinos) y de responsabilidad (de los israelíes) por violaciones del derecho internacional’.

Entre 2015 y 2016, según cifras de la OCHA, se registró una disminución del 37 por ciento en las muertes de palestinos, con 107 en 2016, y de un 48 por ciento en los decesos entre israelíes, con 13 muertes registradas.

A pesar de esa reducción, el informe de OCHA advierte que los civiles palestinos continúan ‘siendo objeto de amenazas a sus vidas, seguridad física y libertad a causa de la violencia relacionada con el conflicto (palestino-israelí) y de políticas y prácticas relacionadas con la ocupación israelí’.

Independientemente de las consideraciones de seguridad expuestas por las autoridades de Tel Aviv, agrega el texto, ‘persisten las preocupaciones sobre el posible uso excesivo de la fuerza y las ejecuciones extrajudiciales por las fuerzas israelíes en su respuesta a ataques de palestinos, o sospechosos de ataques, especialmente después de que han sido neutralizados’. ‘La rendición de cuentas (por esos actos) es esencial para garantizar la justicia a las víctimas y prevenir futuras violaciones, enfatizó Carden.

El informe de la OCHA resalta asimismo cómo ‘la ocupación niega que los palestinos controlen aspectos básicos de la vida cotidiana, ya sea que vivan en la Franja de Gaza o en Cisjordania, incluida Jerusalén Oriental’.

La capacidad de moverse sin obstáculos dentro de su propio país, salir y regresar, desarrollar grandes partes de su territorio, construir sobre su propia tierra, acceder a los recursos naturales o desarrollar su economía está en gran medida determinada por el ejército israelí, resalta el documento.

(Fuente: Prensa Latina)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *