Ecologistas denuncian el destrozo de un campo de linces en Aznalcázar para facilitar acampadas de hermandades rocieras

rocio

La asociación conservacionista Ecologistas en Acción ha anunciado la presentación de una denuncia ante la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio por la supuesta destrucción que tuvo lugar el pasado jueves, por medio de maquinaria especializada, de una zona de vegetación al lado de una gavia, donde se ha constatado la cría y campeo de linces ibéricos.

La asociación conservacionista denuncia así mismo, que como consecuencia del destrozo realizado, varios ejemplares de linces han podido perder la vida.

Estos trabajos se llevaron a cabo, según Ecologistas en Acción, con el fin de habilitar una nueva área de sesteo para las hermandades del Rocío que utilizan la vía pecuaria Los Isleños, desde La Puebla del Río a Villamanrique de la Condesa, en el término municipal de Aznalcázar (Sevilla).

El portavoz de Ecologistas en el Consejo de Participación de Doñana, Juan Romero, explicó a Europa Press que las obras, “terminadas en una sola mañana”, se desarrollaron en una zona cercana al mayor núcleo de población lincera del Aljarafe, ubicada en las inmediaciones de la Dehesa de Tornero y el Corredor Verde del Guadiamar.

Los trabajos, según Romero, han consistido en suprimir una zona de zarzas espinosas con población viable de conejos en las que los animales encuentran refugio y las hembras han estado dando a luz.

“Todo el mundo sabía que se trataba de una zona de especial protección y alta sensibilidad”, criticó el representante de Ecologistas, que incidió en que la empresa Tragsa, que habría sido la encargada de estos trabajos -en los que lamenta la falta de coordinación, pues “no estaban autorizados por Medio Ambiente, sino que estaban bajo el mando de los organizadores principales del Plan Romero”-, “ha pasado olímpicamente de respetar una zona de cría y reproducción”.

Romero agregó que dichas labores se han realizado al amparo de adecentar los caminos del Rocío y para habilitar una zona de sesteo, “con total desprecio por los hábitats y obviando, por capricho, considerar otras alternativas que a tan sólo 200 metros hubieran cumplido su finalidad de forma satisfactoria sin perjudicar el entorno y a la población de linces de Doñana”.

El representante de Ecologistas alertó de linces y cachorros no marcados que han podido quedar dañados o perder la vida. Romero advirtió que “es grave el gastarnos tanto dinero público en recuperar la especie cuando las propias administraciones no son ejemplarizantes”.

(Fuente: Diario de Sevilla)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *