Sevilla: El 80% del profesorado interino de la Universidad Hispalense van a la huelga

huelga

Un 80% de los profesores ayudantes doctores y contratados doctores interinos de la Universidad de Sevilla han secundado la primera jornada de una huelga convocada para dos semanas por el Comité de Empresa de Personal Docente e Investigador (PDI) Laboral de la Universidad de Sevilla (US), según los convocantes. La Universidad, por el momento, no ha dado datos de seguimiento, a la espera entre otras cosas de tener a su disposición los partes de todas las hojas de control de asistencia a clase.

De manera que las dos semanas finales del curso universitario comienzan en la Hispalense con alrededor de 200 docentes en huelga, de un colectivo de 247. Los alumnos afectados pueden rondar los 9.000, y en plena época de exámenes. En todas las universidades andaluzas, en las que el Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT) ha convocado huelga por el mismo motivo, el profesorado ayudante doctor y contratado doctor interino suma 800 personas.

La jornada inicial llevó a unas 300 personas a la puerta de la Real Fábrica de Tabacos, sede del Rectorado y lugar que eligieron para realizar una Asamblea de Profesorado Ayudante Doctor y Contratado Doctor Interino y dar a conocer sus reivindicaciones. En palabras de la presidenta del comité de empresa de la US, Ana Rincón: «Una solución fácil y colectiva a través de una adaptación automática de los profesores acreditados, ya que hemos cumplido con todos nuestros deberes pasando por un concurso público y siendo evaluados por una agencia externa».

La relativa sorpresa que puede suponer que una parte del profesorado de una Universidad se ponga en huelga para defender sus derechos laborales requiere una explicación. Puede resumirse, aunque el asunto es complejo. Los años de crisis han supuesto para las universidades españolas la obligación de manejarse con una tasa de reposición cero. Es decir: que no podían incorporar a funcionarios.

Eso hizo, no sólo en el caso de la Hispalense, que proliferaran las figuras de ayudante doctor y contratado doctor interino, que no eran nuevas pero que, hasta ese momento, permitían a quienes las ocupaban y tenían las acreditación necesaria ascender en el escalafón universitario. Entre otras cuestiones no desdeñables, como la mejora de sus retribuciones, los contratados doctores lograban ya ser funcionarios, con la ansiada estabilidad incluida.

No es mentir hablar de que en los últimos años se ha producido un tapón en ese proceso, porque ayudantes e interinos no han podido dar ese paso adelante, a pesar de que disponían de las acreditaciones necesarias, certificadas por la Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad y Acreditación (ANECA). Y aquí está otro problema: ahora, en lo que los afectados han bautizado como Anecazo, esos criterios se han endurecido enormemente. A partir de aquí se pueden entender las reivindicaciones de los huelguistas.

Porque básicamente piden la promoción automática a profesor contratado doctor, figura para la que estaban acreditados hasta el último cambio normativo. El portavoz del colectivo, Carlos Bueno, insistió de hecho en que los profesores afectados «ya tenemos la acreditación de Contratado Doctor y nos están discriminando porque no se nos está permitiendo acceder al derecho a la promoción por la vía de la adaptación, como se les está permitiendo a otros colectivos que se acreditan para figuras funcionariales; tal y como se adaptan a ellos, deberían hacerlo con nosotros».

Un dato, para quien piense que los profesores de la Universidad de Sevilla son mayoritariamente funcionarios. Según el portal de transparencia de la US, de su plantilla de 4.555 docentes e investigadores, el colectivo de funcionarios lo forman 2.116 personas.

La segunda jornada de huelga tiene dos citas clave. Primero, el Consejo de Gobierno de la Universidad, en el que la US planteará sacar once plazas de contratados doctor porque hay ese número de interinos cuyos contratos no pueden renovarse más. Los convocantes de la huelga lo tildan de solución parcial e insuficiente. Poco después, ambas partes se verán las caras en el Sistema Extrajudicial de Resolución de Conflictos Laborales en Andalucía (SERCLA). La presidenta del comité de empresa de la US, Ana Rincón, asegura que desconvocarán la huelga si ven «un acercamiento» en la postura de la US.

(Fuente: El Correo de Andalucía / Autor: F. García Paños)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *