40º aniversario de los sucesos de Vitoria (vídeos)

Los sucesos acaecidos el 3 de Marzo de 1976 en Vitoria han llegado hasta la Organización de las Naciones Unidas (ONU). El presidente del Comité de Derechos Humanos de Naciones Unidas, Fabián Omar Salvioli, exige que el Gobierno español investigue estos hechos, que los enmarca dentro de los “crímenes cometidos durante el franquismo”. De esta forma, España podrá cumplir en su totalidad el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos para que se derogue la Ley de Amnistía promulgada en 1977. La ONU mantiene que se trata de una “ley de punto final”, cuyo objetivo es librar de responsabilidad a los responsables de la represión franquista (incluidos los que dieron la orden de disparar contra la asamblea de obreros).

40 aniversario 3 de marzo carga

Fabián Omar Salvioli ha querido apoyar así las jornadas sobre memoria histórica e impunidad que se han celebrado en Vitoria con motivo del 40 aniversario del 3 de Marzo. Según Salvioli, esclarecer estos sucesos es “un requerimiento ético y jurídico contemporáneo”.

El letrado argentino recuerda que como consecuencia del último examen del Reino de España ante el Comité de Derechos Humanos, “éste órgano señaló su preocupación por el mantenimiento de la Ley de Amnistía de 1977, que impide la investigación de las violaciones de los derechos humanos del pasado, en particular los delitos de tortura, desapariciones forzadas y ejecuciones sumarias”.

El presidente del Comité de Derechos Humanos de la ONU ha enfatizado que este órgano ya señaló su preocupación por las lagunas y deficiencias en la regulación de los procedimientos de búsqueda, exhumación e identificación de personas desaparecidas. En particular, por el hecho de que la localización e identificación de personas desaparecidas se dejan a cargo de la iniciativa de los familiares, y por las desigualdades que de ello resulta para las víctimas dependiendo de la región de que se trate. El Comité también hizo hincapié en las dificultades en el acceso a los archivos, en particular, los de carácter militar.

Para Savioli, estas razones justifican la recomendación de que “se derogue la Ley de Amnistía o se la enmiende para hacerla plenamente compatible con las disposiciones del Pacto”. En esta línea, el Comité pidió a España que impulse activamente las investigaciones de “todas las violaciones a los derechos humanos del pasado, velando por que en estas investigaciones se identifiquen a los responsables, se los enjuicie y se les impongan sanciones apropiadas, proporcionales a la gravedad de los crímenes y se repare a las víctimas”.

(Fuente: el diario.es)

40 aniversario 3 de marzo muertos

3 de marzo de 1976: 5 obreros asesinados en Vitoria

-Hay que desalojar la Iglesia como sea

-Vamos a tener que echarlos (a los trabajadores) por las armas

-¡Sacarlos como sea!

-Se acaba la munición…

-Después de 1.000 tiros imagínate

-Hemos contribuido a la paliza más grande de la historia

-De verdad…esto es una masacre

Este es un extracto de las grabaciones de las conversaciones que el 3 de Marzo de 1976 mantuvo la Policía durante el desalojo de los trabajadores que celebraban una asamblea en la Iglesia de San Francisco, en Vitoria. Ese desalojo se saldó con cinco muertos por heridas de bala de los agentes y cientos de heridos.

Los hechos

El 3 de marzo de 1976, en Euskal Herria, una de sus ciudades, Vitoria-Gasteiz, sufrió la mayor agresión vivida en su historia contra la clase obrera. Cinco trabajadores fueron asesinados y más de cien resultaron heridos, la mayoría de bala, a resultas de los disparos efectuados por la policía armada española al desalojar una iglesia, previamente gaseada, en la cual se celebraba una asamblea de trabajadores en huelga.

En una época carente de libertades, en la cual no existían derechos de huelga, manifestación, reunión, etc. y bajo un duro régimen dictatorial, (Franco había muerto unos meses antes) en Vitoria-Gasteiz se estaba desarrollando un movimiento huelguístico ampliamente secundado por varias empresas, en base a unas reivindicaciones puramente sociolaborales.

La Asamblea

Tras dos meses largos de huelga y dos días de huelga general, el 3 de marzo estaba convocada una jornada de paro total. Este paro fue secundado por la práctica totalidad de trabajadores, tanto de empresas en lucha como otras que lo apoyaron solidariamente, así como el comercio, servicios, estudiantes, amas de casa y la ciudadanía en general. Desde la mañana, la policía intervino duramente ante cualquier atisbo de concertación o manifestación, llegando incluso a disparar fuego real, produciéndose los primeros heridos de bala.

Para las cinco de la tarde estaba convocada una asamblea general informativa en la iglesia de San Francisco de Asís del barrio de Zaramaga, lugar donde se acostumbraba realizar las reuniones de las Comisiones Representativas de las empresas en lucha, para informar de los acontecimientos novedosos.

La Agresión

La policía “premeditadamente” dejó que se llenara la iglesia con alrededor de cinco mil personas, permaneciendo en el exterior un número similar, y fue en ese momento cuando mandó desalojar la misma. La multitud allí congregada ante el temor de ser aporreada y agredida en su salida, se negó al abandono del recinto religioso. Hay que recalcar que los templos estaban protegidos por el Concordato, por lo cual no podían actuar ni acceder a su interior las Fuerzas Armadas, salvo urgente necesidad.

Para proceder al desalojo, la policía atacó y asaltó la iglesia con gases lacrimógenos y material antidisturbios, por lo que presos del pánico y la asfixia, los allí congregados comenzaron a salir huyendo, momento en el que los policías procedieron a golpear y disparar indiscriminadamente tanto sobre los que intentaban escapar, como sobre los que desde el exterior atraían su atención para dejar vía libre a los que abandonaban aquel infierno.

Asesinados

El resultado, cinco obreros asesinados y unos cien heridos, muchos de ellos de gravedad. Ellos mismos, (la policía) se felicitaban de haber disparado más de mil tiros, de haber producido una masacre y de haber contribuido a la mayor paliza de la historia. Las grabaciones existentes, se recogieron a través de la frecuencia de FM del canal de la policía y se conservan en la actualidad.

En un primer momento, a resultas de los partes hospitalarios enviados al juzgado por ser las personas atendidas, tanto fallecidos como heridos, a consecuencia de disparos y agresiones, se abrieron diligencias previas. Los sumarios abiertos, después de varios recorridos por diversos juzgados y tribunales, acabaron finalmente en la jurisdicción militar, la cual, aun reconociendo que los hechos considerados, eran en principio constitutivos de delitos por homicidio, dictó auto de sobreseimiento por no haber motivos suficientes para acusar de ellos a personas determinadas. Posteriores reclamaciones al Estado por responsabilidad civil, efectuadas por algunos afectados, tampoco fueron atendidas.

(Fuente: Martxoak 3 de marzo)

 

 

 

 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *