Euskal Herria: Miles de personas piden en Gasteiz la libertad de presos con enfermedades graves

mani victoria

Miles de personas se manifestaron este sábado en Gasteiz  (Vitoria) para reclamar la excarcelación de los presos de ETA con enfermedades graves, en una movilización convocada por la red ciudadana Sare y que contó con la participación de una delegación de EH Bildu encabezada por su portavoz en el Parlamento Vasco, Maddalen Iriarte.

Cientos de dedos en forma de denuncia y miles de personas se han dado cita en la capital alavesa para denunciar la política penitenciaria actual y en particular, la situación de las personas presas gravemente enfermas.

La cabecera de la manifestación ha contado con diferentes personalidades de la sociedad vasca entre las que se han podido ver a Joseba Azkarraga, Juan Ibarrondo o diferentes representantes de la sociedad civil, política o sindical. Además, 12 dedos de denuncia han ido en lo alto de la cabecera: 12 dedos, 12 nombres, el de las 12 personas presas gravemente enfermas que a día de hoy han decidido hacer pública su situación. Las familiares de éstas han sido quienes han alzado esta denuncia por las calles del centro.

Detrás, miles de ciudadanas. No sólo de Gasteiz sino de todo Araba y todo Euskal Herria. Desde la organización han afirmado que decenas de autobuses llegados de los siete herrialdes se han dado cita en la capital alavesa para las 17:30 de la tarde.

Al final de la manifestación, un acto simple pero cargado de contenido, ha denunciado “al gobierno español por chantajear con la salud de las personas presas”. Respecto a los derechos humanos, se han reafirmado en que “el derecho a la salud se tiene que respetar a todas, incluídas las presas”. A pesar de mostrarse esperanzadas con el respaldo de la sociedad vasca, han querido dejar claro que “si hay un final trágico, no servirá llorar: habrá responsables”.

La manifestación, según explicó el portavoz de Sare, Joseba Azkarraga, al inicio de la marcha, pretende denunciar la «revanchista y vengativa» política penitenciaria que el Gobierno español aplica a los reclusos de la banda.

Los organizadores de la marcha distribuyeron carteles con el lema yo denuncio, con el objetivo de expresar el rechazo de los participantes a la permanencia en prisión de presos con enfermedades graves. Además, la manifestación fue acompañada por una furgoneta con una pancarta que reclamaba la libertad para los reclusos con patologías graves y con una camilla de hospital instalada en su parte superior.

Azkarraga denunció la posición adoptada por el Ejecutivo central respecto a los presos con enfermedades graves, cuya excarcelación –según indició el propio Gobierno a través de una respuesta parlamentaria– sólo se aprobará en los casos en los que esté acreditado con «razonable certeza» que tienen una esperanza de vida inferior a dos meses.

El portavoz de Sare denunció que esta postura evidencia la «falta de humanidad» del gabinete de Mariano Rajoy. «Queremos a los presos vivos y en casa. Una sentencia les puede quitar la libertad, pero no la vida», dijo.

Azkarraga, que recordó que la sociedad civil del País Vasco francés «lideró» el proceso para el desarme de ETA, mostró su confianza en que los ciudadanos de la Comunidad Autónoma Vasca y de Navarra «lideren» la culminación de un «verdadero proceso de paz». Éste, según ha dijo, «debe ser el año de la resolución de todos los flecos del conflicto», entre los que situó la situación de los presos de la organización terrorista.

(Fuentes: ahötsa.info / naiz.info / InfoLibre)

 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *