La gran banca española gana 4.000 millones y despide a 4.000 empleados

banca

Con más comisiones que intereses, aunque estos se recuperan gracias al consumo y la recuperación de las hipotecas. Santander, BBVA, CaixaBank, Bankia y Sabadell   suman beneficios por 3.989 millones de euros en el primer trimestre de 2017, casi un 29% más.

A la espera de lo que sume o descuente el Popular, un bien inicio de año, aunque las cifras apuntan a una más larga digestión, todavía, del ladrillo tóxico, que sigue dando pérdidas, compensada con la vuelta al crédito al consumo y la hipoteca.

Los consumidores hemos suministrado gasolina en forma de consumo y gasto, lo que ha permitido a los bancos retirar menos dinero para provisiones y sanear sus cuentas. El aumento del crédito a los consumidores que hemos vuelto a endeudarnos ha permitido a los bancos recuperar sus intereses – el negocio de toda la vida – aprovechando que el dinero que viene de Europa no vale nada y el que captan vale muy poco. Eso si, los bancos españoles siguen “islamizándose” y cobran más por gestiones (comisiones) que por intereses.

La gestión de fondos y los servicios permiten a las entidades financieras cubrir los márgenes del negocio tradicional que, si bien se recuperan, no lo hacen al nivel que expliquen los resultados que obtienen. Lo que si permite la situación económica es reducir la morosidad e ir dando salida a activos dudosos, que aunque generan pérdidas evitan el elevado gasto en provisiones.

La internacionalización de nuestra banca permite una notable base de resultados. Los márgenes en España no son especialmente altos para los recursos que se aplican

Las estrategias de adelgazamiento (cuatro mil trabajadores menos, especialmente en Santander y BBVA; y menos agencias) sigue siendo la estrategia que prima en el sector bancario y una clave de las propuestas estratégicas que han presentado a sus accionistas.

Las cuentas

El primero en presentar sus números fue el Banco Santander, que ganó 1.867 millones de euros entre enero y marzo, el 14 % más, gracias al tirón del negocio en Brasil, a la recuperación de España, y al avance de su división de consumo. En el caso del Santander, a diferencia de otras entidades los márgenes de interés se siguen reduciendo en España: cayeron un 9% compensados con un aumento en comisiones del 8,3%. Ha cerrado el primer trimestre con 22.900 empleados, un 5,4% menos, y con 2.881 oficinas, un 16% de recorte.

El siguiente en presentar sus resultados trimestrales fue el BBVA, que vio crecer su beneficio neto casi el 70 %, hasta 1.199 millones de euros. El peso de México, las plusvalías obtenidas por las ventas de un banco chino y una reducción de plantilla de más de 1700 personas afirman el resultado. El ladrillo sigue restando un tercio del beneficio en España.

Las dos principales entidades financieras españolas coincidieron un trimestre más en que ambas mantienen, de momento, sus respectivos “motores” fuera de España; el Santander en Brasil, donde ganó 634 millones frente a los 356 millones del mercado nacional, y el BBVA, en México, que aportó 536 millones al grupo frente a los 266 de España. También se mostraron de acuerdo en que ninguna de las dos necesita nuevas compras para crecer, ni considera adquirir el Banco Popular si finalmente saliera a la venta.

Otra de las grandes entidades españolas, CaixaBank anunció un beneficio neto de 403 millones de euros entre enero y marzo, un 48 % más, tras la integración del Banco Portugués de Inversiones (BPI) en febrero.

La entidad explicó que de este resultado, 353 millones corresponden a la actividad de CaixaBank -una cifra que supone casi un 30 % más que en el ejercicio anterior- mientras que 50 millones los aporta BPI. La Caixa ha perdido 228 trabajadores.

De la misma manera, Bankia vio crecer su beneficio trimestral, en concreto, un 28,4 %, hasta los 304 millones de euros, lo que supone su mejor resultado en un trimestre en la historia de la entidad en España. Y ello, gracias al aumento de hipotecas y el dinamismo en consumo. Buen resultado pero lejos de las cantidades que adeuda al propietario público.

Sabadell, por su parte, ganó en el primer trimestre del año 216,1 millones, que no obstante, fue un 14,3 % menos que en el mismo periodo de 2016, principalmente por los costes tecnológicos extraordinarios derivados de la integración del banco británico TSB.

Sin tener en cuenta al banco británico, que adquirió en 2015, habría ganado hasta marzo 203,9 millones, un 7,1 % más, por la mejora del negocio bancario tradicional.

Los grandes bancos han mejorado su capitalización estos días, aunque no ha sido por sus resultados que parece ya habían sido descontados por los expertos. Ha sido Macron el que ha echado una mano para mejorar el valor de las acciones en la bolsa.

Fuente: Estrella Digital / Autor: Miguel de la Balsa)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *