El Senado pide liberación de “presos políticos” venezolanos. Solo IU y En Marea votan en contra. Podemos, ERC y Bildu se abstienen

Senado-Gobierno-Venezuela-liberacion-politicos_EDIIMA20170426_0358_4

El pleno del Senado ha aprobado en su última sesión del pasado jueves una moción presentada por el PP en la que se pide a Venezuela la “inmediata liberación de todos los presos políticos”, respaldada por una gran mayoría de la Cámara, PP, PSOE, C´s, PNV, PDCat y parte del grupo mixto.

Según figura en el propio texto, el objetivo de la moción era el de “facilitar un verdadero diálogo inclusivo y efectivo que permita en un contexto de concordia la reconciliación entre venezolanos y la mejora de su calidad de vida“. Asimismo, insta al Gobierno del país a respetar los calendarios electorales previstos en las leyes y solicita al equipo de Maduro que permita la entrada de los organismos internacionales para que verifiquen cuál es la situación de los derechos humanos.

Unidos Podemos, Esquerra Republicana de Cataluña (ERC), EH Bildu y Nueva Canarias decidieron abstenerse. Los dos únicos votos en contra han sido los de dos senadores incluidos en el grupo de Unidos Podemos, uno de IU y una  de “En Marea”. Los representantes de Compromis abandonaron el pleno tras un duro enfrentamiento con el PP.

El grupo popular ha logrado sumar 218 votos a favor de la moción con la incorporación de dos enmiendas del PSOE y PNV que instan al Gobierno a animar al diálogo interno en Venezuela, a colaborar con las iniciativas internacionales de diálogo y también a buscar una postura común de la UE sobre el país.

El senador del PP Dionisio García Carnero ha sido el encargado de defender una moción que pone de relieve la grave crisis que vive Venezuela y donde se pide al Gobierno que pida a Nicolás Maduro que anule las inhabilitaciones de dirigentes políticos para facilitar “un verdadero diálogo inclusivo y efectivo”, así como que restituya sus competencias a la Asamblea Nacional del país sudamericano.

Expresa además mediante la enmienda de adición del PSOE el convencimiento de que una situación tan “extraordinaria y compleja” como la de Venezuela precisa del diálogo de políticos e instituciones en favor de “la paz social” y la estabilidad. Carnero ha calificado de “insoportable” la situación por la que atraviesa ahora el país, sin libertad de prensa, sin respeto a los derechos humanos y que deriva hacia una “auténtica dictadura”.

Desde el PSOE, David Lucas les ha advertido también que “la indiferencia es una mala compañera que está siempre del lado del agresor” y ha pedido disculpas a los venezolanos que seguían el debate por la falta de unidad, aunque ha hecho ver que ello es fruto de una práctica democrática que en Venezuela no puede darse por la supresión de la Asamblea Nacional.

A favor también se ha pronunciado José María Cazalis, del PNV, el cual ha retratado algunas de las atrocidades cometidas contra los opositores de Venezuela, un país donde se ejerce el “terrorismo de Estado”, ha dicho, por los llamados colectivos y la “tortura sistemática”.

En nombre del PDeCAT, Josep Lluís Cleries ha ratificado su apoyo a la moción y la democracia en Venezuela, aunque ha criticado al PP por pedir para Venezuela lo que no defiende en España, al impedir que se vote la independencia de Cataluña.

También han votado a favor Ciudadanos  y los senadores de Foro Asturias, Agrupación Herreña Independiente y Agrupación Socialista Gomera.

Frente a estas posiciones, la portavoz de Unidos Podemos ha pedido “responsabilidad” ante la “amenaza de conflicto armado civil” en Venezuela, ha apostado por promover “espacios de diálogo” y ha aprovechado para arremeter contra el Gobierno, al que ha pedido que deje de “mentir, engañar y robar”. La senadora de Podemos Idoia Villanueva ha explicado que su grupo no apoyaba la moción por tratarse de una “nueva cortina de humo” del PP ante sus casos de corrupción.

En nombre de Compromís, Carles Mulet ha llamado “corruptos”, “sinvergüenzas” e “hipócritas” a los populares, y les ha acusado de “amparar otros regímenes dictatoriales”, como Guinea Ecuatorial, y les ha emplazado a condenar la vulneración de derechos humanos en otros países. Los  senadores de Compromís han registrado 368 enmiendas al texto y se han ausentado de la votaciónpor no serles aceptadas ninguna.

Desde ERC, Miquel Àngel Estradé ha sentenciado que “la democracia española no puede dar lecciones a los venezolanos” porque en España “hay represaliados políticos”, poniendo como ejemplo a los independentistas catalanes, lo que ha generado las protestas del PP.

Invitados por el PP, asistieron al Pleno del Senado decenas de representantes de la oposición derechista venezolana, entre ellos Leopoldo López Gil, padre de Leopoldo López, la mujer del opositor Yon Goicoechea, Rosaura Valentini, y Antonietta Ledezma, hija del alcalde metropolitano de Caracas, Antonio Ledezma.

(Fuentes: Cambio 16 / el periódico / el diario .es / El Confidencial)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *