El Estado Español destina 350 soldados, carros y vehículos blindados a Letonia para presionar a Rusia

carro

Una fuerza táctica de 350 soldados de la Brigada Guzmán el Bueno del Cuartel de  Cerro Muriano (Córdoba) se desplegará durante el otoño en Letonia dentro del marco de una operación de la OTAN para disuadir a Rusia de sus intereses en las repúblicas bálticas. Así lo han confirmado a Córdoba Hoy fuentes del Ministerio de Defensa, que explican que los soldados y su equipamiento partirán como muy tarde en noviembre de este año, lo que obligará a la fuerza del Muriano a pasar el invierno en las duras condiciones climatológicas del Báltico, con temperaturas que alcanzan los 30 grados bajo cero.

La fuerza de tarea de la Brigada incluye además seis carros Leopard (foto adjunta) y entre 14 y 16 vehículos blindados Pizarro, que han empezado a llegar a la base hace apenas dos meses. Es la primera vez que España emplea ambos blindados en una misión en el exterior. Para las misiones de paz -no es éste el caso-, el Ejército español suele emplear vehículos ligeros de ruedas, mucho más fáciles y baratos de mantener y de trasladar. Sin embargo, para la misión en Letonia se ha considerado el envío de las potentes fuerzas acorazadas, que sacrifican movilidad a cambio de protección, al igual que han hecho otros países de la OTAN con presencia en la zona.

España acordó con la OTAN en julio del año pasado, en la cumbre de Varsovia, el envío de un contingente de soldados a la zona para disuadir a Rusia de sus pretensiones sobre las repúblicas bálticas (Estonia, Lituania y Letonia), que formaron parte de la extinta URSS. El refuerzo de tropas en la zona ha sido también una de las exigencias de la nueva administración Trump de EEUU.

La ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, confirmó a principios de año el envío de un contingente español, aunque aún no se sabía que en él participarían las tropas con base en Córdoba. El primer relevo, integrado por efectivos de la Brigada Extremadura con sede en Badajoz, partirá a Letonia a principios de mayo. Puesto que los relevos tienen una duración máxima de seis meses, la Brigada Guzmán el Bueno se desplegaría como muy tarde en noviembre, tal como han indicado las fuentes de Defensa consultadas por este medio.

Sea como sea, la Brigada del Muriano -una de las más experimentadas del Ejército español- tendrá que poner a prueba sus máquinas y personal en el duro invierno de la zona, cuando el mar Báltico llega a congelarse. La logística será uno de los grandes retos de las fuerzas de la Guzmán el Bueno.

Las tropas españolas están encuadradas en batallones multinacionales en los que participan también Reino Unido, Estados Unidos, Polonia, Alemania o Noruega. El contingente español, tanto las tropas del Muriano como las de Badajoz, estarán bajo el mando de Canadá, que tiene previsto enviar 450 soldados.

Los carros blindados que estrenará la Brigada en Letonia son los Leopard 2E, la última versión entregada al Ejército de Tierra y adaptados a sus necesidades propias. Son la joya de la corona de las fuerzas terrestres, con 62,5 toneladas de peso y una potencia de 1.500 caballos; portan un cañón de 120 milímetros y tienen una autonomía de 350 kilómetros con una velocidad punta de 70 kilómetros por hora.

Los Pizarro son también vehículos blindados, aunque su denominación oficial es “vehículo de combate de infantería”, puesto que disponen de un habitáculo para transportar tropas mecanizadas. Su armamento (cañón principal de 30 milímetros) y blindaje son muy inferiores a los de los Leopard, pero a cambio ofrecen una mayor movilidad. Los Pizarro han empezado a llegar a la base de Cerro Muriano este mismo año y también será la primera vez que salgan de España en una misión.

(fuente: Córdoba Hoy)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *