Málaga: Los Bomberos se manifiestan apoyados por compañeros de otras provincias y miles de ciudadanos

bomberos

Tras 115 días de encierro y 50 en huelga, los bomberos malagueños han salido de nuevo a la calle, tras una pancarta que rezaba “Bomberos en lucha por tu seguridad” reanudando sus protestas con una manifestación que ha puesto en evidencia el gran apoyo ciudadano con el que cuentan en sus reivindicaciones.

4.000 personas marcharon junto a ellos para apoyar las demandas del Cuerpo de Bomberos, así como representantes dl cuerpo de bomberos de otras provincias andaluzas. La ciudadanía ha acompañado a los Bomberos, portando pancartas y banderas andaluzas, y gritando consignas, tales como “el pueblo entero está con los bomberos”, “Málaga entera está con las bomberas”, “El pueblo de Málaga está con sus bomberos” o “el pueblo está en la calle por su seguridad”, fueron algunos de los eslóganes más coreados.

Los bomberos malagueños reclaman diálogo para reiniciar la negociación de su convenio colectivo, la destitución del jefe de Bomberos, José Cruz, y más medios técnicos y humanos, para garantizar la seguridad de los malagueños y un servicio público de calidad. Cuentan con el apoyo en sus reivindicaciones de los cuatro grupos de la oposición en el Ayuntamiento de Málaga, PSOE, Málaga Ahora, Ciudadanos y Málaga para la Gente.

Los bomberos consideran que se encuentran ante “el momento más difícil de su historia, con once expedientes disciplinarios, amenazas de despido a los integrantes de la última promoción y recortes presupuestarios que amenazan a la seguridad de la ciudad”. Los funcionarios han pedido en reiteradas ocasiones al alcalde, Francisco de la Torre, que negocie y fije una fecha para desbloquear el conflicto, al tiempo que han asegurado que tienen “la mano tendida” para esa negociación.

“Los malagueños son conscientes de que lo que está entre manos es la seguridad de la ciudad”, dijo Jorge Ramos, secretario de Administración del Sindicato Andaluz de Bomberos (SAB), quien acusó al Ejecutivo local de impulsar en los últimos 15 años “una política de desmantelamiento del servicio que nos ha llevado al final a este punto: encerrarnos, declarar una huelga y estar a la espera de que den el paso de una negociación real para la resolución del conflicto, que es bastante sencilla, no es tan complicado”. Según arguyó, el citado “desmantelamiento es a todos los niveles”, tanto materiales como laborales, subrayando que es esa gestión la que ha llevado al servicio de bomberos de la ciudad “a estar a la cola del país”.

Al margen de los recortes aplicados en los últimos años –escenificados esta última semana en el año y medio que lleva pendiente de reparación la escala para rescates en edificios más altos–, las reivindicaciones laborales se resumen en las tres ‘R’: un nuevo reglamento que actualice el vigente desde 1959, la regularización de la jornada laboral (es de 1.822 horas anuales, de las más altas del país al superar en hasta 300 las que trabajan en otras ciudades similares) y la reclasificación profesional del grupo C2 al C1 para tener la categoría de bomberos especialistas.

Atados con cadenas y con la boca sellada, los bomberos han escenificado lo que consideran “el desmantelamiento progresivo del servicio en Málaga”, según los portavoces de los funcionarios. “Esta segunda manifestación busca que el alcalde nos escuche, que aplique la democracia y lo que se aprobó en Pleno tanto el 26 de enero como el 31 de marzo.

La marcha que se inició al mediodía de este domingo desde el parque central de Martiricos y que los ha conducido hasta el Centro de Málaga, a la que se sumaron diversos dirigentes políticos, con el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, los diputados de Unidos Podemos en el Congreso Alberto Rodríguez e Isabel Franco, el parlamentario andaluz por Málaga de IU, José Antonio Castro o la responsable provincial de Política Institucional de IU, Teresa Sánchez, entre otros. También la totalidad de los concejales de los grupos municipales de la oposición.

Todos estos políticos tan “solidarios” con los trabajadores, se situaron en la cabecera de la manifestación capitalizando así su apoyo a la marcha. El que más Pablo Iglesias, que una vez concluida la movilización en la plaza de la Constitución, tomó la palabra y dio un discurso, logrando convertirse con ello en protagonista en del acto en los distintos medios.

(Fuentes: La Opinión de Málaga / Málaga Hoy / diario Sur / Andalucía Información)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *