Hoy hace 25 años del AVE y de las comisiones millonarias que pagó al PSOE una empresa adjudicataria del metro de Granada

Hoy hace 25 años que la línea de AVE Sevilla-Madrid se ponía en marcha. Con motivo de esta “celebración” hoy medios del régimen (pinchar aquí para ver) e instituciones (pinchar para ver) se han hecho eco del aniversario.

Lo que no es motivo de celebración para el Régimen y su prensa ni objeto de información para la campaña que está llevando a cabo la Junta en Granada a propósito de las “bondades” del metropolitano de Granada es (entre otras cosas) que la empresa adjudicataria del mayor contrato de mantenimiento del metro de Granada, la multinacional francesa Alstom, financió ilegalmente al PSOE a través de las donaciones millonarias que transnacionales europeas como Siemens o la misma Alstom hicieron al PSOE en la construcción de la línea de AVE Madrid-Sevilla.

Tal pago quedó acreditado por la comisión rogatoria (petición de ayuda judicial) que la justicia francesa remitió a la instructora del caso AVE (pinchar aquí y aquí para ver las noticias reproducidas en El País) la compañía francesa Alstom pagó 351 millones de pesetas en comisiones ilegales a sociedades de Luis Oliveró, condenado a 10 años de cárcel por el caso Filesa.

La construcción del primer tramo del AVE (Madrid-Sevilla) dio nombre judicial a una trama a través de la cual el PSOE cobró cuantiosas comisiones. El presupuesto inicial del AVE Madrid-Sevilla aprobado por el Gobierno de Felipe González tasaba el desembolso en 1.600 millones de euros. La factura final rozó los 3.000. Un paralelismo sorprendente con el caso del metro de Granada si tenemos en cuenta que de 276 millones de euros de presupuesto inicial que tenía el metro de Granada pasó a costar finalmente 558 millones.

La diferencia entre el presupuesto inicial inicial y el montante final se dedicó a sobornos ingresados en las cuentas de los comisionistas habituales del PSOE en bancos de Suiza y otros paraísos fiscales. Los pagadores de tales sobornos fueron dos multinacionales fundamentalmente: el gigante alemán Siemens (que se encargó de la electrificación, señalización y seguridad del tendido) y la francesa Alstom (que suministró los trenes).

Por este caso fueron condenados a prisión en 2008 por el Tribunal Supremo la coordinadora de finanzas del PSOE Aida Álvarez y a su esposo, Miguel Molledo. El ‘caso AVE’ investigó la financiación irregular del PSOE en los años 80. La Fiscalía Anticorrupción estatal situó los hechos en el plan de transporte ferroviario aprobado por el Gobierno socialista en 1987, en el marco del cual “un grupo de responsables del PSOE (…) urdieron un plan para recabar comisiones ilícitas de contratistas, fabricantes y tecnólogos de los proyectos del AVE a cambio de concederles adjudicaciones de los contratos por RENFE”.

Para solicitar la gestión pública del metro y una auditoría del Tribunal de Cuentas que aclare porqué el metro ha doblado su coste inicial y a dónde se ha dirigido el abultado sobrecosto de la obra la asamblea granadina de Nación Andaluza esta realizando una petición pública de firmas a través de una plataforma virtual (pinchar aquí para acceder).

Carlos Ríos para La Otra Andalucía.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *