Ecologistas en Acción alerta del elevado nivel de contaminación por ozono en Granada

Ecologistas en Acción ha mostrado su preocupación por el elevado nivel de contaminación de Granada por ozono troposférico (O3), con superaciones de los límites para la protección de la salud en varios puntos de la capital y el extrarradio.

Según explica Ecologistas en Acción, el ozono troposférico, también conocido como ozono “malo” por contraposición al de la estratosfera, es un contaminante secundario producido por la reacción entre la luz solar y el dióxido de nitrógeno y los hidrocarburos emitidos por los automóviles y algunas industrias. Por inhalación, provoca irritación de los ojos y vías respiratorias superiores, un incremento del riesgo de enfermedades respiratorias agudas y reducción de la función pulmonar, así como el agravamiento de patologías cardiovasculares.

La OMS estima en 1.800 los fallecimientos prematuros anuales en España producidos por la exposición a niveles de ozono como los registrados en buena parte de España. El ozono, además de para las personas, es también tóxico para la vegetación, dañando los bosques y reduciendo la productividad de los cultivos.

En Granada se hacen mediciones de este contaminante en la estación del Palacio de Congresos y en la ciudad deportiva de Armilla, dependientes de la Junta de Andalucía, y hay otra estación en Víznar -que mide muchos más parámetros- dependiente del Ministerio de Medio Ambiente, dentro de los programas Vigilancia Mundial de la Atmósfera (VAG), de la Organización Meteorológica Mundial y EMEP (Programa concertado de seguimiento y de evaluación del transporte a gran distancia de los contaminantes atmosféricos en Europa). Es en la estación de Víznar donde se registran unos niveles de contaminación por ozono de los más altos de España, dice el colectivo ecologista.

El valor objetivo octohorario para la protección de la salud humana es de 120 microgramos de ozono por metro cúbico de aire (μg/m3 ), que no deberá superarse en más de 25 días por cada año civil, de promedio en un período de 3 años. (La Organización Mundial de la Salud considera que el límite debería de ser 100 microgramos de ozono por metro cúbico de aire (μg/m3).

Durante 2016, Víznar ha registrado 32 superaciones de esos límites, afirma Ecologistas en Acción. También la Ciudad Deportiva de Armilla ha registrado 12 superaciones en 2016. En estos primeros días de abril las estaciones del Palacio de Congresos y de la Ciudad Deportiva de Armilla han superado los límites de 120 μg/m³ desde las cinco hasta las siete y media de la tarde.

Existe asimismo un valor objetivo para la protección de la vegetación, que es de 18.000 μg/m3 ·h de promedio del AOT 40 (calculado de mayo a julio) en un período de 5 años. El valor objetivo a largo plazo es 6.000 μg/m3·h. En 2015, en la estación situada en la ciudad Ciudad Deportiva de Armilla, la AOT40 corregida es de 21.453 μg/m3 × h y en la estación de Víznar la AOT40 corregida es de 27.346 μg/m3 × h.

Ecologistas en Acción aclara que las mayores concentraciones de ozono no están en los centros urbanos, donde hay mayor contaminación en general, sino en los alrededores de las grandes aglomeraciones urbanas, por lo que los pueblos lejos de las ciudades son los que sufren más este contaminante a pesar de su baja densidad de tráfico.

“Alarmados por los datos de Víznar (única estación del perímetro de Granada que mide este contaminante) hemos solicitado datos a la Delegación Territorial de Medio Ambiente sobre la contaminación de Ozono en localidades similares a Víznar en cuanto a su situación con respecto a Granada”, indica el colectivo.

En concreto, la organización ha solicitado datos de Cogollos Vega, Nívar, Alfacar, Huétor Santillán, Beas de Granada, Quéntar, Güéjar Sierra, Monachil, La Zubia y Dílar, “ya que podríamos estar en una situación similar a la de Víznar.”

A esos ayuntamientos también les pide que soliciten esa información a la Consejería. Caso de que no existan esos datos sobre ozono en esos municipios en la Consejería de Medio Ambiente, “les pedimos que, usando sus unidades móviles, hagan las mediciones pertinentes y se hagan públicos los resultados. La ciudadanía, a la vista del riesgo para la salud que supone el ozono, se merece esa información”.

Fuente: www.elindependientedegranada.es

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *