Cemil Bayik, dirigente kurdo: “El PKK no tiene ningún interés en la guerra”

Cemil_Bayik-570

En una entrevista exclusiva con Al-Monitor, Cemil Bayik (foto adjunta), co-presidente del Consejo Ejecutivo de la Unión de Comunidades del Kurdistán (KCK), organización política kurda comprometida a aplicar la ideología de Confederalismo Democrático, de Abdullah Öcalan, y uno de los líderes del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), deja claro que un voto a favor de cambios constitucionales, en el referéndum del 16 de abril, para dar al presidente turco amplios poderes sólo conducirá a la inestabilidad; que el PKK no tiene miedo de la intensificación de la guerra si el gobierno turco sigue negándose a negociar un acuerdo de paz; y por qué los kurdos son fundamentales para la paz y la estabilidad en Oriente Medio. Una vez más, el PKK hace un llamamiento a la comunidad internacional, en particular a los Estados Unidos, para mediar entre el gobierno turco y el PKK y para resolver la cuestión kurda en Turquía.

Bayik es un kurdo nacido en Turquía en 1952 en la provincia de Elazig. Es uno de los fundadores del PKK en 1978, y ha sido la columna vertebral del partido desde entonces. Fue nombrado secretario general adjunto, el hombre N° 2 del PKK después de Öcalan. Siendo el líder del Ejército de Liberación Popular hasta 1995 (en estos días el ala militar del PKK se llama las Fuerzas de Defensa del Pueblo, o HPG, dirigidos por Murat Karayilan), y el director de la Academia Korkmaz Mahsum, campo de entrenamiento del PKK en la frontera siria, ha hecho de Bayik uno de los principales líderes militares del PKK, así como un pensador influyente partido.

El PKK no ha respondido como antes, ni militar ni a través de la movilización de las masas en contra de la detención de los líderes del Partido Democrático Popular (HDP) y la destrucción de pueblos y ciudades kurdas . ¿Quiere decir que el PKK ha perdido credibilidad con la gente? ¿Por qué?

El objetivo de la decisión del gobierno para librar la guerra contra nosotros fue para suprimir al Movimiento de Liberación Kurdo (MLK). Por desgracia, el Estado turco está usando los métodos más letales en esta guerra. Se puede obtener un conocimiento de primera mano haciendo referencia al informe de febrero de la Comisión de Derechos Humanos de la ONU, que fue cubierto por numerosos medios de comunicación internacionales. Se apunta claramente a una destrucción masiva de las ciudades y el uso de fuerza excesiva. Estos son hechos que están lamentablemente ignorados por el mundo.

El PKK no ha perdido credibilidad entre las masas. De hecho, se producen interrupciones continuas del Estado. El Estado intentó preparar movimientos alternativos durante su guerra para alejar a nuestros seguidores de nosotros, pero las personas que rompen con el Estado no se unen a esas organizaciones. Esos movimientos no han mostrado ningún resultado, que es una clara indicación de que las masas siguen apoyando a nuestro movimiento por la libertad.

¿Cómo responderá el PKK si la campaña del “Sí” gana el referéndum constitucional de Turquía ?

Vamos a apoyar cualquier Constitución que permita más libertad y fortalezca la democracia, que es nuestro criterio para apoyar los cambios constitucionales. El proyecto de Constitución, de ser aprobado, llevará a Turquía en una dirección completamente opuesta, lo que no beneficiará ni los kurdos ni los turcos. Por lo tanto, si el referéndum no pasa, se pondrá fin a la tendencia hegemónica, beneficiará a la democratización de Turquía y podría crear nuevas oportunidades para una solución pacífica al problema kurdo, para lo cual hemos llamado varias veces al gobierno turco, pero se niega a comprometerse. Sin embargo, si el “Sí” gana la campaña del referéndum, creemos que la guerra -que se reanudó el 24 de julio de 2015- se intensificará. Después del fallido golpe de Estado del año pasado, el estado de emergencia fue declarado aunque no es nada nuevo. Vimos el mismo desarrollo después del golpe de Estado de 1980. Hemos participado en la lucha desde hace 45 años, y varios gobiernos de Turquía han fallado para suprimir nuestro movimiento.

Usted ha llamado a la Unión Europea, a Estados Unidos y a la comunidad internacional en varias ocasiones para mediar una solución a la cuestión kurda. ¿Usted ha recibido alguna respuesta? Por otro lado, algunos creen que el presidente turco Recep Tayyip Erdogan puede reanudar las conversaciones con Abdullah Öcalan en Imrali si logra sus sueños de cambiar el sistema turco. ¿Hay alguna esperanza?

No hay duda de que la cuestión kurda está ganando la atención internacional, a pesar de que el gobierno de Turquía intensificó sus esfuerzos para reducir el tamaño de nuestro movimiento. El contexto político pasado, que hizo necesario a ciertos poderes a permanecer en silencio acerca de los genocidios turcos contra nuestro pueblo, ya no existe. Por lo tanto, hacemos un llamado a todas las potencias mundiales a desempeñar un papel positivo y obligar a Turquía a aceptar la negociación pacífica por la cuestión kurda. Hemos declarado antes que si Turquía está lista para una solución pacífica, el gobierno puede invitar a sus aliados para monitorear las negociaciones. Este sigue siendo nuestro enfoque, que Turquía sigue negándose y sus aliados no han tomado las medidas necesarias para iniciar las negociaciones. Somos muy optimistas de que la nueva administración estadounidense, dirigida por Donald Trump, puede animar a Turquía para buscar una solución pacífica a la cuestión kurda. Estamos dispuestos a recurrir a cualquier partido que sirva a la paz y a la estabilidad.

En el pasado, en febrero de 2015, se había aceptado el acuerdo de Dolmabahce, que sentó las bases para la democratización de Turquía. Por desgracia, Erdogan lo rechazó debido a sus ambiciones presidenciales.

¿Es posible reiniciar el proceso de paz con el Estado turco en este punto?

La pregunta debería ser dirigida al gobierno turco, porque nosotros siempre estamos listos para la paz. Sin embargo, ¿cómo se puede tener paz cuando el gobierno sigue creyendo que no hay un problema kurdo? El gobierno turco se opone a los derechos kurdos, incluso en Siria, y mucho más en Turquía. Erdogan intenta demostrar que no se opone a los derechos kurdos por tener buenas relaciones con el PDK (Partido Democrático del Kurdistán) en el sur de Kurdistán (Irak), pero el objetivo principal de su relación con el PDK es oponerse al PKK. Imagine que ciudades enteras en el norte de Kurdistán (Turquía) son demolidas; miles de activistas están encarcelados, incluyendo los co-presidentes del HDP. ¿Cómo este tipo de actos pueden conducir a la paz? Nos están obligando a rendirnos. El polvo puede borrar, pero no va a conducir a la paz.

Si el gobierno se niega a una solución pacífica, y las potencias internacionales permanecer en silencio, entonces no tenemos más remedio que continuar nuestra resistencia. Si una fuerte resistencia logra derrotar las políticas del AKP-MHP (Partido de Justicia y el Desarrollo – Partido Nacionalista), el camino hacia la democratización se iniciará. La democratización y la paz están directamente relacionadas entre sí. No habrá paz, a menos que Turquía se someta al proceso de democratización.

Recientemente, la situación política en Siria cambió. Los rebeldes, respaldados por Turquía, se retiraron de Alepo, y después comenzaron las conversaciones de Astana. Los kurdos fueron excluidos de las conversaciones, ¿cómo valora esas conversaciones?

Turquía no pudo asegurar el respaldo de la coalición para su política en Siria. No esperábamos que la paz saliera de las conversaciones Astana. Es imposible garantizar una paz duradera para el problema de Siria sin incluir en las conversaciones de los kurdos y otras minorías, que se incluyan a las Fuerzas Democráticas de Siria (SDF) y a la Federación Democrática del Norte de Siria. Los participantes de las conversaciones Astana carecen de apoyo popular en Siria. Carecen de influencia social, política y militar. Ellos son simplemente colaboradores extranjeros. Esto no es ciertamente en el caso de los partidos de la Federación Democrática. Ellos tienen unas bases fuertes, con la diversidad religiosa y étnica. Incluyen a árabes, sirios, circasianos, turcomanos, cristianos, musulmanes, yazidis y otros. La Federación se está convirtiendo en una entidad fuerte de Siria, que presenta una nueva alternativa a los problemas de la región.

Una vez más, somos optimistas de que los estadounidenses y europeos están siguiendo los acontecimientos en el norte de Siria, ya que es el interés de todos asegurarse el lograr la paz y la estabilidad y que se detenga el derramamiento de sangre en Siria.

El canciller ruso Sergey Lavrov mencionó que ha habido negociaciones entre los kurdos sirios y el régimen sirio bajo la supervisión de Rusia. ¿Cree que habrá algún tipo de acuerdo con el régimen sirio?

No hay duda de que la mentalidad del régimen del Partido Baas hace imposible cualquier solución. El antiguo régimen tenía un carácter centralista y no reconoció los derechos democráticos de las comunidades. El mismo régimen negó los derechos de los kurdos desde hace mucho tiempo. Por lo tanto, la lucha de los kurdos en Siria por sus derechos es, de alguna manera, la lucha por la democratización de Siria. Al respecto, los kurdos están luchando independientemente del régimen y otras fuerzas por la democratización de Siria. No se trata de la creación de un Estado independiente, el objetivo es establecer un sistema democrático en el norte de Siria, que es parte de Siria.

Con respecto a llegar a una solución con el régimen sirio, no puede ser tratado en un enfoque miope. Una solución al problema kurdo en Siria no ha sido posible con el régimen hasta ahora. Sin embargo, si el régimen sufre cambios democráticos y adopta una plataforma democrática para el futuro de Siria, a continuación se puede argumentar que hay un cambio. Si esto sucede, entonces surgirá una posibilidad de llegar a una solución.

Los kurdos trabajan con Rusia, por un lado, y con los Estados Unidos, por otra parte. ¿En qué medida los kurdos mantiene esta estrategia? Usted ha dicho muchas veces que la estrategia de la tercera línea del PKK tiene éxito. Esto podría ser cierto por ahora. Sin embargo, ¿esto puede ser sostenido?

Los kurdos llevan adelante una causa muy legítima; están luchando contra las atrocidades. Cuando nuestro líder Abdullah Öcallan fue tomado cautivo en Imrali, afirmó que “estamos llevando a cabo una lucha legítima. Vamos a explicar esto a Europa, Estados Unidos, Rusia, China, y a los cristianos, judíos y a cualquier persona”. Al respecto, cualquier persona puede observar la situación en Kurdistán sirio para presenciar la lucha legítima kurda, lo que fomenta la coexistencia de diferentes grupos religiosos y étnicos. Todo el mundo está unido contra el Estado Islámico y se compromete a trabajar en la democratización de Siria. Los kurdos, con su enfoque de libertad y democracia, son la base de la paz y la estabilidad en la región. Las SDF colaborará con cualquiera de las partes que buscan una solución pacífica, estable y democrática de la región.

Hay información de que el proyecto constitucional durante las negociaciones Astana fue preparado con los kurdos. ¿Apoya el contenido de esta Constitución?

Los kurdos no participaron en el proyecto de Constitución de Astana. De hecho, el proyecto fue criticado mucho por los kurdos, ya que no está alineado con la visión kurda de Siria. El proyecto apuntó a la autonomía cultural, pero la Federación es mucho más inclusiva y democrática, por lo que los derechos establecidos en el proyecto de Constitución son insuficientes. Sin embargo, al considerar los malos tratos del pasado -tales como la asimilación, los genocidios, la no existencia- que los kurdos enfrentaron, tener discusiones acerca de los derechos de los kurdos en la Constitución es una intención positiva, pero insuficiente. Debe haber un enfoque más democrático para el problema sirio.

Algunas personas piensan que el Kurdistán sirio será una línea de energía para el Mar Mediterráneo y esta es la razón por la que Turquía, Qatar y Arabia Saudita se oponen a la Federación del Norte Siria. ¿Turquía no librar una guerra de energía en su contra?

La energía podría ser un factor, pero el objetivo principal es la mentalidad fascista del gobierno turco que se opone a los derechos de los kurdos. Además, los kurdos no tienen ningún objetivo de tomar el control de cualquiera de los corredores de energía. Los kurdos quieren una distribución justa de los ingresos del sector energético, que es, en última instancia, la búsqueda de una solución pacífica a la cuestión kurda.

La palabra “Kurdistán sirio” se ha eliminado de la Federación Democrática, ya que fue objetada por muchos kurdos. ¿El PKK apoyar por completo la eliminación de la palabra “Kurdistán sirio”? ¿Quiere decir esto que el PKK quiere poner fin a las reclamaciones del nacionalismo y hacer su propio enfoque confederal para todo el Medio Oriente?

Según nosotros, la eliminación de la palabra “Kurdistán sirio” de la Federación no está mal porque la Federación no se compone exclusivamente del Kurdistán sirio. También hay muchas ciudades árabes dentro de la Federación. Por ejemplo, Shaddadah, Hol y otras ciudades y distritos. A partir de este aspecto, la adhesión del Kurdistán sirio a la Federación ha causado una impresión equivocada. La eliminación del término “Kurdistán sirio” no significa la negación y la eliminación de la existencia del Kurdistán sirio, porque la Federación incluye al Kurdistán sirio también.

Si nos oponemos al nombre de “República Árabe Siria” a causa de la etiqueta árabe, ¿cómo podemos etiquetar a la Federación Democrática como “Kurdistán sirio”? Sin embargo, el Kurdistán sirio está incluido en la Federación como una administración autónoma.

Por lo tanto, para responder a su pregunta sobre el PKK, la eliminación de “Kurdistán sirio” del nombre de la Federación no tiene nada que ver con el enfoque del PKK sobre el nacionalismo. El PKK no tiene puntos de vista nacionalistas. Somos un movimiento por la libertad y la búsqueda de la confederación, basado en una nación democrática.

La eliminación de “Kurdistán sirio” de la Federación no se debe a que el PKK piensa que es nacionalista. Porque todo el mundo sabe que el PKK no tiene un enfoque nacionalista. La línea de la PKK es una línea liberal y confederal. Si la Federación se convierte en una entidad política basada en la visión de Abdullah Öcalan, se organiza como una sociedad democrática donde las mujeres, los hombres y todas las comunidades viven y organizan sus vidas en una sociedad de coexistencia.

Trump está tratando de trabajar más estrechamente con los kurdos. ¿Hay nuevos desarrollos en la percepción estadounidense del PKK?

Sólo el tiempo dirá cómo se desarrollará el enfoque estadounidense sobre el PKK. Reconociendo la convivencia en la Federación de Siria del Norte -que es completamente en línea con la visión de Abdullah Öcalan-, pero viendo al PKK como un enemigo, eso no es un buen enfoque. Hay que ser realistas porque hay diferencias ideológicas entre el PKK y los Estados Unidos. Sin embargo, estamos en presencia de partidos políticos en los Estados Unidos con diferentes ideologías, debatiendo sus diferencias en el Congreso de Estados Unidos. Estamos seguros de que nuestras diferencias políticas se pueden debatir también. La radicalización islámica es una amenaza mucho más grande para el mundo que la ideología del PKK.

Quiero que quede claro que el PKK no tiene ningún interés en la guerra. Estamos buscando la paz. Somos muy optimistas de que el presidente Trump jugará un papel positivo en el fomento de Turquía para volver a la mesa de negociación. Estamos listos.

(Fuente: Resumen de Oriente Medio / Traducción y edición: Kurdistán América Latina)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *