Experto sueco cuestiona la existencia de los ataques químicos gubernamentales en Siria

marcello-ferrada-de-noli-at-the-rome-conference-on-cv-17-oct-2014

El profesor Marcello Ferrada de Noli (foto adjunta), fundador de la organización Médicos Suecos por los Derechos Humanos (SWEDHR), que destapó recientemente las falsedades que se esconden tras los Cascos Blancos, cuestiona la existencia de los ataques químicos en Siria.

El experto recuerda que el Gobierno del país árabe ha sido acusado de llevar a cabo ataques químicos en varias ocasiones. Sin embargo, este tipo de ataques siempre ha coincidido con las exigencias —dirigidas a los países occidentales— por parte de la oposición armada de crear una zona de exclusión aérea sobre Siria.

“Este hecho es alarmante y hace que uno se pregunte si, de verdad, tuvieron lugar todos estos ataques, incluido el reciente. Especialmente, si se tiene en cuenta que hace tan solo dos o tres días, la oposición siria volvió a pedir la creación de una zona de exclusión aérea. Las conclusiones son obvias”, comentó Ferrada de Noli.

Asimismo, el experto recordó que el vídeo de los Cascos Blancos en el que aparece el supuesto ataque con armas químicas del año 2015 fue publicado simultáneamente por el grupo Coordinating Sarmin, cuyo logo y bandera recuerdan a los del Frente Al Nusra —grupo terrorista proscrito en Rusia y otros países, actualmente denominado Frente Fatah al Sham—.

“Esta información plantea la cuestión de si existe una conexión entre los grupos terroristas como Frente Fatah al Sham y la organización de los Cascos Blancos”, advirtió.
Según el estudio de SWEDHR, las acciones de los controvertidos Cascos Blancos tras el supuesto ataque químico de 2015 no pueden ser calificadas como asistencia médica.

“Es muy difícil evaluar la calificación de estos activistas. Pero en el vídeo, difundido por los medios y publicado por los mismos Cascos Blancos, vemos que sus acciones no tenían nada que ver con la asistencia médica, y en algunos casos, incluso pueden ser calificadas como negligencia criminal”, explicó Ferrada de Noli.

El experto admite que, en situaciones críticas, la gente trata de hacer todo lo posible para las víctimas con el uso de los medios a su alcance. No obstante, en el caso del ataque del año 2015, el vídeo proporcionado no muestra qué es lo que ocurrió fuera del edificio en el que se registraron las imágenes.
“No vemos el ataque, no tenemos información sobre el tipo de producto químico que se utilizó. Todo esto hace que sea imposible evaluar el trabajo de los activistas de los Cascos Blancos”, subrayó el fundador de SWEDHR.

Además, Ferrada de Noli señaló que la información sobre el ataque químico fue proporcionada por la organización Human Rights Watch.

“Como fuentes de información nombra a testigos anónimos del supuesto ataque. Uno de esos testigos es un activista de los Cascos Blancos. Total, que vemos que la veracidad de la información es cuestionable. Excepto esta información, no hay ninguna otra prueba del ataque”, explicó.

SWEDHR destapa falsedades de los polémicos Cascos Blancos

La organización Médicos Suecos por los Derechos Humanos (SWEDHR) catalogó de falsos los procedimientos que los controvertidos Cascos Blancos hicieron a una víctima de los supuestos ataques químicos en Siria.
SWEDHR basó su conclusión en las imágenes de video de los propios Cascos Blancos que protagonizaron una película premiada este año por un Oscar, escribió el autor del estudio el profesor Marcello Ferrada de Noli. El organismo señala que los activistas de Human Rights Watch (HRW) publicaron en febrero de 2017 un informe en el que hacen hincapié en los dudosos “ataques químicos” de Alepo.

Ferrada de Noli, presidente de SWEDHR, subraya que envió el vídeo de los Cascos Blancos a los expertos para que analicen la inyección a uno de los niños y la jeringa que utilizan.
“La jeringa usada para una inyección en el corazón y que fue mostrada en el cuerpo del niño muerto estaba vacía o su contenido nunca se inyectó al niño”, concluye el autor del estudio. El niño pudo morir durante el procedimiento “salvador” mostrado en el vídeo, dice Ferrada, pero nadie afirma, añade, que el personal que aparece en las imágenes haya provocado su muerte.
SWEDHR cuestionó también un artículo que publica el sitio web Veterans Today y que titula “Las organizaciones médicas de Suecia dicen que los Cascos Blancos matan a niños para sus vídeos falsos sobre ataques químicos”.

El organismo sueco indica que ese titular es incorrecto ya que SWEDHR no es una organización médica de Suecia, sino un ente formado por voluntarios médicos e investigadores de los institutos médicos.

SWEDHR subrayó también que nunca acusó a los controvertidos Cascos Blancos del asesinato de niños y siempre ha elegido correctamente el lenguaje que utiliza en sus conclusiones que saca de las imágenes.
La organización Cascos Blancos dice que su misión es ayudar a los civiles sirios y en Internet publican vídeos en los que muestran cómo rescatan a niños de debajo de los escombros. Sin embargo paralelamente hacen vídeos en los que maquillan a sus supuestas “víctimas” y les dicen lo que tienen que hablar ante las cámaras. Además varios periodistas han mostrado fotos en los que se ve a los Cascos Blancos con armas.

El portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, al comentar los últimos sucesos en Idlib con sustancias tóxicas, dijo que era imposible fiarse de los Cascos Blancos. “Esta organización o grupo ha presentado varias veces información no contrastada o distorsionada”, señaló.

(Fuente: Sputnik – Mundo)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *