40º aniversario de la proclamación de la RASD

Hace hoy cuarenta años, el 27 de febrero de 1976, era proclama la Independencia saharaui y la constitución de la República Árabe Saharaui Democrática (RASD) por el Frente Polisario en la localidad liberada de Bir lehlu, al noreste del país.

proclamación

Carta de la Proclamación de la Independencia de la República Arabe Saharaui Democrática

“El Pueblo Arabe Saharaui, recordando a los pueblos del mundo que han proclamado la Carta de las Naciones Unidas, la Declaración Universal de los Derechos Humanos y la Resolución 1514 de las Naciones Unidas en su décimo-quinto período de sesiones, y teniendo en cuenta el texto de la misma, en el que se afirma: “Que los pueblos del mundo han proclamado en la Carta de las Naciones Unidas que están resueltos a reafirmar la fe en los derechos fundamentales del hombre, en la dignidad y el valor de la persona humana, en la igualidad de derechos de hombres y mujeres y de las Naciones grandes y pequeñas a promover el progreso social y a elevar el nivel de vida dentro de un concepto más amplio de la libertad”.

Los pueblos del mundo conscientes de los crecientes conflictos que origina el hecho de negar la libertad a esos pueblos o impedirla, lo cual constituye una grave amenaza a la paz mundial….

Convencidos de que todos los pueblos tienen un dercho inalienable a la libertad absoluta, al ejercicio de su soberanía y a la integridad de su territorio nacional…

Y proclamando solemnemente la necesidad de poner fin rápida e incondicionalmente al colonialismo en todas sus formas y manifestaciones para el logro del desarrollo económico, social y cultural de los pueblos militantes…

Proclama solemnemente ante el mundo entero, en base a la libre voluntad popular basada sobre los principios y alternativas democráticas:

La constitución de un Estado libre, independiente y soberano, regido por un sistema nacional democrático, ARABE de tendencia UNIONISTA, de confesionalidad ISLAMICA, progresista, que adquiere como forma de régimen el de la República Arabe Saharaui Democrática. De acuerdo con su doctrina, orientación y línea, este Estado Arabe, Africano, No Alineado proclama:

Su respeto a los tratados y los compromisos internacionales.

Su adhesión a la Carta de la ONU.

Su adhesión a la Carta de la Organización de Unidad Africana, reafirmando su adhesión a la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

Su adhesión a la Carta de la Liga Arabe.

El Pueblo árabe de la República Arabe Saharaui Democrática habiendo decidido defender su independencia y su integridad territorial y ejercer el control de sus recursos y riquezas naturales, lucha al lado de todos los pueblos amantes de la paz para el mantenimiento de los valores primordiales de la paz y la seguridad internacionales.

Afirma su apoyo a todos los Movimientos de Liberación de los pueblos de la dominación colonialista.

En este momento histórico en que se proclama la constitución de esta nueva República, pide a sus hermanos y a todos los países del mundo el RECONOCIMIENTO de esta nueva nación, a la vez que manifiesta expresamente su deseo de establecer relaciones recíprocas basadas en la amistad, la cooperación y en la no ingerencia en los assuntos internos.

La Republica Arabe Saharaui Democrática pide a la comunidad internacional, cuyas metas son el establecimiento del derecho y la justicia en aras de reforzar los pilares de la paz y de la seguridad mundiales:

Que colabore en la construccion y en el desarrollo de este nuevo pais para garatizar en el la dignidad, la prosperidad y las aspiraciones de la persona humana”.

El Consejo Nacional Provisional Saharaui en representación de la voluntad del pueblo de la Republica Arabe Saharaui Democrática.

Bir Lehlu, 27 de Febrero de 1976

abdelaziz

Discurso Presidente de la República por el 40 Aniversario de la Proclamación de la RASD

El Presidente de la República y Secretario General del Frente POLISARIO, Sr. Mohamed Abdelaziz (foto adjunta), ha pronunciado este viernes un discurso por el 40 Aniversario de la Proclamación de la República Árabe Saharaui Democrática, a continuación el texto íntegro del discurso:

En el nombre de Allah, Clemente y Misericordioso

Hermanos y hermanas,

Hoy celebramos el Cuadragésimo aniversario de la proclamación de la RASD. Aprovechamos esta importante ocasión para reconocer, homenajear al fundador del estado saharaui, el mártir de la libertad y la dignidad, El Wali Mustafá Seyed.

La proclamación de estos años de la República Saharaui es la culminación del sacrificio y la resistencia de nuestro pueblo a la largo, encabezada por sus héroes en la vanguardia como Mohammed Sidi Ibrahim Bassiri hasta desembocar en la lucha armada durante la cual nuestro pueblo ha ofrecido enormes sacrificios y entregado numerosos mártires.

Las circunstancias de la proclamación de la RASD han sido extremadamente difíciles y complejas. En aquellos años   los saharauis debían tomar decisiones decisivas y urgentes para hacer frente a una conspiración de las autoridades coloniales españolas, a través de los Acuerdos Tripartitos de Madrid, en colaboración con el régimen de ocupación marroquí dirigidas a eliminar todo un pueblo, ocupar   su territorio, incluso apropiarse de su derecho a existir y su independencia.

Esta proclamación de la RASD constituye a partir de entonces un punto de cambio radical en la lucha del pueblo saharaui consagrado después en la declaración de la Unidad Nacional con la elección irreversible de un proyecto que lleva a la creación de una entidad nacional independiente para todos los saharauis. El proceso de una nación joven se puso de nuevo en marcha. Una experiencia única de su tipo, nacida del sufrimiento, sacrificio, perseverancia y forjada en la lucha por la liberación.

Con pasos firmes y persistentes, el Estado saharaui ha fortalecido sus estructuras organizativas, administrativas, políticas, diplomáticas, su poder ejecutivo, judicial, legislativo y puso en marcha mecanismos para garantizar los servicios sociales más elementales, centrándose en la salud, la educación y la formación, para garantizar las necesidades básicas de los ciudadanos.

Empezando con una estrategia basada en el capital humano que es un factor determinante en la batalla decisiva, que combina liberación y construcción, el Estado saharaui ha construido una sociedad moderna y abierta, comprometida con los ideales de libertad , la democracia y la igualdad donde las mujeres saharauis ocupan una posición privilegiada en los diferentes sectores e instituciones. Los jóvenes, por su parte, también juegan un papel importante en las políticas y programas del gobierno, a pesar de las circunstancias de la guerra y las limitadas oportunidades.

Se incrementa la presencia de las instituciones y   órganos del Estado saharaui que ejerce soberanía sobre los Territorios Liberados y gestiona los Campamentos de Refugiados Saharauis   y se verá reforzada por   su prestigio diplomático mediante el reconocimiento de más de ochenta países en todo el mundo, para luego convertirse en un miembro fundador de la Unión Africana.

Cuarenta años después de su fundación, el Estado saharaui cumple hoy las condiciones para ser miembro de órganos y organizaciones internacionales. Con motivo del cuadragésimo aniversario, hacemos un llamamiento a todos los países del mundo con el fin de acelerar el reconocimiento de la RASD, pedimos su respaldo para su candidatura en las Naciones Unidas como apoyo a la legitimidad, la paz y por la realización de la descolonización del continente africano.

Esta sería una buena y sabia decisión, puesto que un estado saharaui independiente con plena soberanía sobre su territorio nacional, constituye un factor moderador de equilibrio y estabilidad en la región y, a través de su enfoque democrático abierto, su pueblo pacífico y tranquilo servirá como fuerte vínculo entre los pueblos y países de la región.

En esta ocasión, enviamos un mensaje de fraternidad al hermano pueblo marroquí y su Gobierno, y llamamos a trabajar juntos para acelerar la organización de un referéndum libre, justo y transparente para el pueblo saharaui, donde   la ONU ya tiene identificados   los votantes. Y aseguramos al hermano pueblo de Marruecos y su gobierno que un Estado saharaui independiente será beneficioso para Marruecos y a favor de la paz y la buena vecindad. Marruecos encontrará en el buen vecino Estado saharaui un vecino sincero, tolerante, lejos de cualquier tendencia de la venganza, dispuesto a compartir lo que tiene con sus vecinos, basado en el respeto mutuo y la soberanía de los países de la región y sus pueblos.

Hermanos y hermanas,

Los acontecimientos recientes en el Sáhara Occidental confirman desafortunadamente la falta de voluntad real del ocupante marroquí en la búsqueda de una solución justa y global al conflicto Saharaui-marroquí.

Hay un cerco militar marroquí y de seguridad sofocante en las Zonas Ocupadas saharauis , un acoso de los derechos humanos y la expulsión sistemática de los observadores internacionales independientes, por lo que la potencia ocupante puede proceder con sus flagrantes violaciones de los derechos humanos y su intenso saqueo de los recursos naturales saharauis, junto con brutales campañas de represión y detenciones injustificadas de civiles saharauis, que no han cometido delito sino la de reivindicar la aplicación de las resoluciones y la Carta de las Naciones Unidas para un pueblo que aún no goza de la libre determinación.

Teniendo en cuenta las declaraciones y demás escalada típica de provocación propia del colonialismo, sus amenazas y su visita a las Zonas Ocupadas de la RASD, el Rey de Marruecos busca hoy imponer la lógica de expansión, la agresividad, la arrogancia, el desprecio y el hecho consumado de toda la comunidad internacional.

No hay otra explicación a los intentos en curso para evitar que el Enviado Personal del Secretario General de la ONU, Christopher Ross, siga desempeñando sus funciones y su acceso al Sáhara Occidental, área principal de su trabajo, sino también la obstrucción de la visita del propio Secretario General a la zona, tratando de determinar su tiempo, su programa y su objetivo, lejos de las tareas y responsabilidades de las Naciones Unidas y su Secretario general incluyendo el de imponer el actual impasse y la negatividad en los informes y las resoluciones del Consejo de seguridad de la ONU.

Es desafortunado que haya países   que alientan descaradamente al estado de la ocupación marroquí de persistir en la intransigencia y la obstrucción. Si condenamos una vez más los esfuerzos del Foro de Crans Montana de convocar una nueva edición en la ciudad ocupada de Dajla, en violación flagrante del derecho internacional, esperemos que la posición de Francia valiente y decisiva, la tierra de la libertad , democracia y los derechos humanos, que se abstenga de proteger la agresión y la ocupación marroquí e impulsar a Marruecos a un compromiso real con los esfuerzos de la ONU destinados a la celebración de un referéndum sobre la libre determinación, y de esta forma crear un entorno favorable para la cooperación estrecha entre los pueblos y países de la región, capaz de alcanzar   los intereses comunes entre Europa y Norte de África.

El mundo no puede permanecer indiferente ante   prácticas coloniales en el siglo XXI de una ocupación militar marroquí ilegítima, cuya esencia es la expansión, la agresión a los vecinos y la inundación de la zona de drogas, siendo el mayor productor y exportador de cannabis en el mundo, lo que alienta y fomenta   las bandas del crimen organizado y los grupos terroristas que amenazan la seguridad y la estabilidad en la región y el mundo.

Sería una vergüenza para las Naciones Unidas y la comunidad internacional en general, no adoptar de forma apresurada medidas concretas y sanciones necesarias contra el Estado marroquí, para acelerar la aplicación de la legitimidad internacional, en particular proporcionar a la MINURSO, en el menor tiempo posible, para llevar a cabo su misión, a saber, la organización de un referéndum de autodeterminación del pueblo saharaui y un mecanismo para proteger, supervisar e informar de los derechos humanos en el Sahara occidental.

Hermanos y hermanas,

Celebramos el Cuadragésimo Aniversario de la creación del Estado saharaui a la luz del gran éxito que tuvo el XIV Congreso del Frente POLISARIO, que generó una atmósfera dinámica de entusiasmo y voluntad de continuar la lucha y sacrificios con firmeza. Los principales retos quedan concretados en la siguiente fase de nuestra lucha y que abarca aspectos importantes como la estructura organizativa, el Ejército de Liberación Saharaui, los frentes de resistencia pacífica: el trabajo diplomático, la información, la cultura, los derechos humanos, los mecanismos de gestión y control y el papel de las mujeres y los jóvenes.

La participación masiva de una gran representación de los componentes de nuestro pueblo , de diferentes edades y niveles de las Zonas Ocupadas, el sur de Marruecos, los Campamentos del orgullo y la dignidad ,de los Territorios Liberados, comunidades rurales y del extranjero en grandes cantidades, en el Día Nacional, refleja la fuerte voluntad y determinación categórica para preservar la unidad nacional, el consenso en torno al único representante legítimo del pueblo saharaui, el Frente POLISARIO hasta completar la victoria, la liberación y la independencia.

Esta es una oportunidad para saludar a las masas de nuestro pueblo que se rebelaron contra la ocupación marroquí, a todos los militantes de la Intifada de la Independencia en El Aaiún, Smara, Dajla, Bojador, Guleimim Assa, Tantan, Legsabi, Zag, M’Hamid El Ghizlane, Ifni y otros, y también en los sitios universitarios en Marruecos. Estas heroicas masas de nuestro pueblo siguen registrando cada día una nueva y firme epopeya de resistencia pacífica, armadas sólo con la bandera nacional y su lema la liberación, referéndum de autodeterminación, la independencia y la expulsión de la ocupación. En un momento en que exigimos a Marruecos arrojar luz sobre el destino de más de 651 desaparecidos saharauis, el desmantelamiento del muro militar de la ocupación marroquí, un crimen contra la humanidad, saludamos a los presos políticos de Gdeim Izik, Mbarek Daudi y todos los presos políticos saharauis en las cárceles marroquíes, exigiendo el fin de su encarcelamiento.

Hermanos y hermanas,

En este día memorable, recordamos con satisfacción y orgullo las posiciones de nuestros hermanos, amigos y aliados en todo el mundo, el apoyo a la lucha de nuestro pueblo en su legítima elección. Primeramente queremos saludar con respeto y gratitud a la hermana Argelia bajo el liderazgo del presidente Abdelaziz Buteflika, su pueblo y su Gobierno. Hoy hacemos un gran homenaje a este gran país que no ha dudado en tomar una posición honorifica, en armonía con los principios de la revolución gloriosa del Primero de Noviembre y con las resoluciones y la Carta de las Naciones Unidas, y la adopción de la causa saharaui con toda transparencia y claridad, como adoptó la causa palestina y todas las causas de liberación del mundo. Damos la bienvenida al hospitalario pueblo argelino, que ha seguido demostrando su solidaridad y apoyo, después de admitir en su territorio a miles de refugiados saharauis que huyen de un verdadero intento de exterminación colectiva y brutal, en el que Marruecos ha utilizado el napalm y fósforo blanco, prohibidas internacionalmente, en contra de estas personas indefensas.

Saludamos con gusto a la República hermana de Mauritania y apreciamos los lazos de hermandad, amistad, buena vecindad y el destino común que unen a nuestros dos países y nuestros dos pueblos hermanos, y tomamos nota de la importante función de Mauritania en la lucha contra las amenazas a la región en general y nuestra permanente disposición a cooperar estrechamente con ella y con todos los vecinos para la consecución de la seguridad, la paz y la estabilidad.

Nuestro fraternal saludo para el continente africano, sus grandes revoluciones y movimientos de liberación, que no dudaron en acoger a la RASD en el seno de la organización continental, expresando un rechazo explícito a la agresión marroquí contra un país africano hermano. Damos la bienvenida al compromiso de la Unión Africana en defensa de la causa saharaui, y tomamos nota de su rechazo y condena de las prácticas coloniales de Marruecos, pedimos un mayor compromiso, como socio de la ONU en la finalización del plan ONU – OUA de 1991.

Saludamos al movimiento de solidaridad en todos los continentes del mundo, y hacemos un llamamiento a la Unión Europea a adoptar medidas de conformidad con sus principios y ejercer presión sobre Marruecos para organizar un referéndum de autodeterminación del pueblo saharaui, y desista inmediatamente de participar en una inmoral e ilegal saqueo de los recursos naturales saharauis y cancelar todos los acuerdos con el Reino de Marruecos que incluyan al territorio del Sahara occidental o sus aguas territoriales.

Estamos orgullosos de las relaciones de amistad, buena vecindad, historia y cultura que nos unen con todos los españoles, que reflejan una imagen fascinante e integral de la solidaridad, y esperamos que el   Estado español asuma su plena responsabilidad política y moral para con el pueblo saharaui para que ejerza su derecho a la libre determinación y la independencia, sabiendo que España se mantiene en virtud del derecho internacional, la potencia colonial, siendo legalmente responsable de la descolonización del Sahara occidental.

Hermanos y hermanas,

Al renovar nuestra lealtad a los mártires, saludamos a los heroicos combatientes del Ejército Popular de Liberación saharauis, preparados hacer frente a todas las eventualidades y retos, recordamos que la lista del sacrificio, la gloria y el martirio permanece abierta mientras nosotros no hemos logrado nuestro objetivo que es la libertad y la independencia, sobre todo si el Reino de Marruecos nos obliga como hizo en 1975, vamos a reanudar la lucha armada.

El pueblo saharaui, donde quiera que esté, tomó su irreversible decisión. Los saharauis se adhieren a su elección y su estado, que hoy es un motivo de orgullo y un sentimiento de profunda y sincera pertenencia nacional, se consolida con el tiempo en una entidad independiente, una cultura distinguida. No hay futuro ni existencia para los saharauis, fuera de su territorio libre e independiente. El Estado saharaui   con plena soberanía sobre todo el territorio nacional.

Fuerza, determinación y voluntad para imponer la independencia, la soberanía y la paz.

Gracias.

(Fuente: agencia Sahara Press Service – SPS)

aniversario

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *