El Parlamento de Escocia vota favorablemente al segundo referéndum de independencia

parlamento

El Parlamento escocés (foto adjunta) ha aprobado la solicitud de su gobierno de llevar a cabo un nuevo referéndum de independencia ante el “brexit”.Los diputados del Partido Nacionalista Escocés con el apoyo del Partido Verde, lo han autorizado a negociar lo con Londres.

La respuesta de la Primer Ministra británica, Theresa May, como ya anticipó cuando el gobierno escocés dio a conocer su intención de promoverlo, ha sido anticipar su denegación argumentando que “no es el momento”.

La ministra principal escocesa, la nacionalista Nicola Sturgeon, consiguió este martes el mandato del Parlamento autónomo de Escocia para impulsar un nuevo referéndum de independencia. La medida fue apoyada ante los “profundos” cambios que podría producir la salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE).

El Partido Nacionalista Escocés (SNP), que cuenta con 63 diputados, sumó los votos del Partido Verde para lograr la mayoría necesaria en la cámara de Holyrood (Parlamento de Edimburgo) y sacar adelante una moción que le permitirá a Sturgeon negociar la convocatoria de un plebiscito entre el otoño de 2018 y la primavera de 2019, con 69 votos a favor por 59 en contra.

“El futuro de Escocia debería estar en manos de Escocia”, dijo Sturgeon a los legisladores en el parlamento de Edimburgo, al abrirse el debate que duró cerca de siete horas, en una sesión que se extendió durante tres días y que se vio suspendida el pasado miércoles por el atentado que causó en Londres cuatro víctimas.

“Los ciudadanos deben tener la oportunidad de decidir su futuro una vez que los detalles del brexit esten claros”, ha dicho Sturgeon ante los parlamentarios, “nuestro voto debe ser respetado y cualquier intento de entorpecer el referéndum será antidemocrático”. Además, la primera ministra escocesa ha añadido que la votación en Holyrood “es necesaria para dar a los escoceses la oportunidad de decidir su futuro”.

“Los escoceses deben tener derecho a elegir entre el ’brexit’ -posiblemente un ’brexit’ muy duro- o convertirse en un país independiente, capaz de trazar su propio camino y crear una verdadera asociación entre iguales en estas islas”, dijo Sturgeon.

La ministra escocesa reiteró que está dispuesta a negociar la fecha en la que se celebraría una nueva consulta, que a sus ojos debe producirse una vez estén “claras” las condiciones del “brexit”.

Sturgeon dijo que espera que Londres acepte que Escocia “tiene derecho a decidir su propio futuro”, como hizo en 2012, cuando el Gobierno central dio luz verde a la convocatoria del referéndum que se celebró en septiembre de 2014 -el 55,3 % votó entonces por permanecer en el Reino Unido-. Pero esos resultados contrastan con los conseguidos en el “brexit” en escocia, que, con Irlanda del Norte, votó por amplia mayoría, de un 62 frente al 38 %, a favor de quedarse en la UE en el referéndum británico del pasado 23 de junio.

La líder escocesa acusó igualmente a May de no haberse “movido ni un ápice” en busca de un consenso teniendo en cuenta que mayoritariamente los escoceses están en contra de la salida del Reino Unido de la UE.

Sturgeon afirmó que cree posible una victoria en la nueva consulta independentista. En 2014, el apoyo a la unión fue del 55,3%, frente al 44,7% cosechado por los separatistas. La participación, récord, superó el 84%. Ahora, según la ministra principal de Escocia, las consecuencias económicas de permanecer dentro del Reino Unido en un escenario posBrexit suponen “una reto significativamente mayor” que en el año 2014.

La votación se produjo intencionadamente en la víspera de que la primera ministra británica, Theresa May, activase el artículo 50 del Tratado de Lisboa que dará inicio a dos años de negociaciones con Bruselas para establecer los términos del “brexit”.

La ministra escocesa ha informado que esperará hasta finales de esta semana para detallar cuáles serán sus siguientes pasos luego de obtener el respaldo parlamentario. Pero ha advertido, que si Londres rechaza iniciar un diálogo sobre la convocatoria de un plebiscito regresará y anunciará un nuevo plan para “cumplir con la voluntad” expresada por la cámara autónoma.

Por su parte May ha insistido sobre que “no es el momento” de promover un nuevo referéndum, llamando negociar “unidos” para obtener el mejor resultado posible para el Reino Unido en las negociaciones con la UE. El ministro para Escocia, David Mundell, fue aún más directo y afirmó que el Gobierno “no entrará en ningún tipo de negociación hasta que el proceso del ’brexit’ se haya completado”.

(Fuente: La Izquierda Diario)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *