Córdoba: La Plataforma Mezquita – Catedral denuncia que la Iglesia pretenda “examinar” guías

Mezquita4

La Plataforma Mezquita-Catedral de Córdoba ha solicitado a las consejerías de Cultura y de Turismo de la Junta de Andalucía que expliquen “por qué si cualquier guía oficial puede desarrollar su labor profesional en la Mezquita Catedral de Córdoba, tal y como dicta el Decreto 8/2015, de 20 de enero, regulador de guías de turismo de Andalucía, el Cabildo catedralicio ha convocado un examen -con dos pruebas, una escrita y otra oral- para el próximo día 1 de abril” con el fin de poder “acceder a la habilitación para acreditarse como intérprete del conjunto monumental Mezquita Catedral de Córdoba”.

La plataforma reclama al gobierno autonómico conocer “si existe un acuerdo entre la administración andaluza y el cabildo que regule esta prueba, qué naturaleza jurídica tendría este presunto acuerdo y qué papel juega la Junta en controlar este nuevo filtro para los guías de la Mezquita Catedral”.

El colectivo ciudadano señala que de acuerdo con el artículo 20 del Decreto 8/2015, son derechos de las personas habilitadas como guías de turismo en Andalucía, entre otros, “acceder a los bienes integrantes del Catálogo General del Patrimonio Histórico Andaluz (CGPHA), para ejercer la actividad en los supuestos y condiciones establecidas en las disposiciones vigentes y previa acreditación de su condición”.

La Mezquita Catedral de Córdoba está inscrita en el CGPHA y tiene el régimen de protección que le otorga ser Bien de Interés Cultural (BIC). El artículo 16 del decreto, el referido a las pruebas para la obtención de la habilitación, señala que es la “Consejería competente” en materia de turismo la que “podrá” convocar pruebas de aptitud para la obtención de la habilitación de guía de turismo de Andalucía. En las disposiciones vigentes del decreto no se mencionan las supuestas pruebas adicionales que los monumentos pertenecientes al CGPHA pudieran realizar para expedir la habilitación de guía de un monumento concreto, expone el colectivo.

Por tanto, dicha prueba, a juicio de la plataforma “y ante el desconocimiento de que exista otro tipo de acuerdo, no se ajusta a lo reflejado en el decreto regulador de guías de turismo en Andalucía”. Asimismo, en el artículo 3 de las disposiciones generales del aludido decreto se señala que “las personas habilitadas como guías de turismo por otras Comunidades Autónomas, podrán desarrollar libremente la actividad en Andalucía, sin necesidad de presentar documentación o comunicación alguna, ni someterse al cumplimiento de requisitos adicionales”.

Este colectivo ciudadano quiere recordar que “solo los guías que poseen la acreditación del Cabildo pueden acceder a realizar su trabajo en la Mezquita Catedral. Una manera de discriminar a los guías andaluces que no pueden, no quieren o no superan una prueba privada para la que el Cabildo recomienda exclusivamente como referencias orientativas dos publicaciones: La Catedral de Córdoba, de Manuel Nieto Cumplido y su revisión realizada por Publicaciones Cajasur. Edición 2ª. Córdoba – Año 2007″, exponen.

En el comunicado la plataforma señala que el autor Nieto Cumplido, canónigo archivero de la Mezquita Catedral, declaró en 2008 a la prensa (Diario Córdoba 05/06/2008), al reeditarse su volumen sobre el monumento: “es el último edificio helenístico de Occidente y no el primer monumento árabe de la España islámica” o “aunque sea políticamente incorrecto decirlo, este edificio hay que quitarlo del arte árabe y colocarlo en el arte antiguo”.

Por todo lo expresado, la plataforma Mezquita Catedral también quiere denunciar “la falta de garantías de objetividad y transparencia en la selección final de la citada prueba, ya que no se puede auditar la segunda parte del examen -el oral-, ni cabe reclamación oficial alguna”.

“Además, resulta sorprendente que los contenidos de la prueba no sean generados ni supervisados por la administración andaluza, garante de velar y tutelar el patrimonio, por lo que queda al criterio del Cabildo la selección de aquellos temas histórico-artísticos a incorporar en el examen. El Cabildo catedralicio no es un órgano científico con solvencia para examinar sobre el discurso histórico artístico y, de nuevo, con esta acción vuelve a encorsetar la universalidad cultural de uno de los monumentos más importantes del mundo y principal seña de identidad de la ciudad”, concluye la plataforma.

(Fuente: Cordópolis)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *