El Ayuntamiento de Sevilla antepone los ensayos de las bandas cofrades al derecho al descanso

macarena

El Delegado de Fiestas Mayores del Ayuntamiento de Sevilla, Juan Carlos Cabrera, considera que las bandas de cornetas y tambores representan el interés general de Sevilla frente al derecho al descanso de los vecinos y por ello, y haciendo una particular interpretación de la Ordenanza municipal contra el Ruido, dará permisos “excepcionales e individuales” para que las agrupaciones musicales puedan ensayar al aire libre hasta las 23,00 horas en los días previos a la Semana Santa.

El Ayuntamiento ha diseñado según informa, un procedimiento para la regulación y autorización de los ensayos de las bandas en los días previos a la Semana Santa, “dados los problemas generados en los últimos días en la vía pública por las denuncias presentadas por distintos vecinos y la falta de una regulación adecuada en la ordenanza municipal de contaminación acústica, ruidos y vibraciones aprobada en 2014”.

Esta medida del gobierno local (PSOE) es una respuesta de carácter general al conflicto surgido en la noche del martes cuando, atendiendo a denuncias vecinales, la Policía Local suspendió el ensayo que estaba realizando en los jardines exteriores del Parlamento de Andalucía la banda de cornetas y tambores de la Centuria Romana de la Hermandad de la Macarena (foto superior adjunta).

En menos de 24 horas, la Delegación de Fiestas Mayores, cuyo titular es Juan Carlos Cabrera, y la de Hábitat Urbano, que dirige Antonio Muñoz, han ideado un procedimiento excepcional que, a su juicio, desarrolla la Ordenanza municipal contra la Contaminación Acústica, Ruidos y Vibraciones para que así las bandas puedan ensayar al aire libre y pese a las quejas que puedan tener los vecinos del entorno.

Así, se establece que se podrá solicitar con carácter “excepcional y de manera individualizada” el ensayo, que será autorizado “de acuerdo a su vinculación con la Semana Santa de Sevilla por parte del Ayuntamiento”. Estas autorizaciones serán “excepcionales e individuales”, no se realizarán más allá de las 23,00 horas y serán de duración tasada y determinada. “Se evaluarán una a una las ubicaciones de los ensayos para analizar la afección a las viviendas”, defiende el Ayuntamiento.

De esta forma, las bandas procesionales deberán a partir de ahora y hasta Semana Santa solicitar ante el Ayuntamiento una autorización expresa para que, con el límite horario de las 23.00 horas, puedan desarrollar sus ensayos. Previamente el Ayuntamiento habrá de evaluar el escenario de estos ensayos y su recorrido, así como las molestias que pueda ocasionar a zonas residenciales cercanas.

Juan Carlos Cabrera, ha confirmado que se ha autorizado que la banda de la Centuria Macarena ensayará en el mismo escenario que lo viene haciendo tradicionalmente, los jardines exteriores del Parlamento de Andalucía, y ha apelado a la “comprensión de los vecinos” de la zona por la “tradición popular y de cultura religiosa” que tienen estos ensayos de los armaos.

Aunque la banda cuenta con un local donde se prepara durante el año, debido a la cercanía de la Semana Santa y estándose celebrando el septenario a la Virgen de la Esperanza, es usual que la Banda ensaye en estas fechas junto al resto de la Centuria para coger el paso (foto inferior adjunta). Cabe recordar que la Centuria Macarena está formada por la banda y los armaos y ambos guardan el mismo paso en el cortejo.

ensayo

Cesiones y subvención

Así pues, las bandas han vuelto a los espacios públicos cuando el 17 de marzo de 2015 el anterior alcalde, Juan Ignacio Zoido (PP), anunció durante una visita a la banda de Las Cigarreras, que estaba tocando en el polígono Arte Sacro, que “todas las bandas tienen un local para ensayar gracias a la cesión de varios locales municipales y a la subvención de 75.000 euros que el Ayuntamiento otorga al Consejo de Bandas para el alquiler de otros.

Sólo falta asignar, añadió entonces Zoido, un espacio a la banda de música de Nuestra Señora de la Victoria, y para ello estamos trabajando, en buscar cuanto antes el lugar idóneo para esta formación”. En el caso de la banda de la Centuria de la Macarena, origen del actual conflicto, el Ayuntamiento le cedió un espacio de ensayo en el Polígono Navisa.

Durante el mandato de Zoido, el Ayuntamiento cedió locales municipales para el ensayo de todas las bandas de la ciudad, conforme a la siguiente distribución: Caracolas de la Madrina (junto al Casino de la Exposición): Banda de música del Sol, banda de cornetas y tambores Nuestra Señora del Sol, San Juan Evangelista, Cristo de la Sangre y Agrupación de la Redención. Polígono Navisa: Agrupación Nuestra Señora del Carmen, Agrupación Santa Cecilia, las dos bandas de Los Gitanos, Jesús Cautivo, Centuria Macarena, las Tres Caídas de Triana y la Agrupación Nuestra Señora del Juncal. Polígono Store: Virgen de los Reyes y Madre de Dios de los Desamparados. Polígono Arte Sacro: la Humildad, las Cigarreras y Columna y Azotes. Polígono Calonge: Banda de cornetas Varón de Dolores. Polígono San Pablo: Agrupación de la Encarnación. Parque Alcosa: Banda de cornetas Pasión de Cristo.Calle Becas: Escuadrón de la Paz.

Por su parte, el actual alcalde, Juan Espadas (PSOE), propugnó cuando estaba en la oposición y tras reunirse con el Consejo de Bandas que todas las agrupaciones musicales ensayaran en el convento de Santa Clara, en el que además quería instalar una escuela-taller de lutería. “El objetivo -dijo- es convertir el convento de Santa Clara en el gran centro de referencia y de ensayo para las bandas y que puedan disponer de parte de los 6.000 m2 para todas sus actividades”.

Excepción doble

Según fuentes municipales, hay bandas que necesitan ensayar al aire libre para Semana Santa y de hecho sostienen que la Ordenanza ya recoge este hecho excepcional de cara a las fiestas religiosas, pero de una manera indefinida y remitiéndose a que los ensayos se hagan lo más lejos posible de las viviendas y que acaben al anochecer, por lo que se ha hecho una especie de desarrollo reglamentario de la norma regulando de manera concreta esta excepción y articulando un procedimiento que hasta ahora no se había establecido.

Abogados especializados en Derecho ambiental cuestionan o critican la “excepción” dictada sobre la marcha por el Ayuntamiento para soslayar o “desarrollar” las disposiciones de la Ordenanza municipal contra el Ruido. Para Emilia de la Serna no se ajustaría a Derecho. Joaquín Herrera, que aúna a su condición de jurista la de cofrade, se remite al uso de la figura del Privilegio Jurídico por parte del gobierno local, pero califica la actuación de los dos delegados de “barbaridad jurídica” porque estarían suplantando la autoridad del Pleno y/o la del alcalde al modificar una Ordenanza y además haría falta un dictamen jurídicamente motivado del que no se tiene noticia.

A su juicio es obvio que hay una escala en los derechos y que el derecho de los sevillanos a la salud, el descanso y el medio ambiente está muy por encima del de las bandas de música a ensayar en la vía pública, pese al respeto que le merece la Hermandad de la Macarena y todas las de la ciudad.

Según Herrera, con amplia experiencia en esta casuística, cuando los vecinos denuncian a la Policía Local es porque ya no pueden soportarlo más y no lo hacen por fastidiar a nadie, y hay que tener en cuenta la situación de niños, enfermos y ancianos, muy sensibles y vulnerables al ruido. Para este abogado, el Ayuntamiento tenía muy fácil arbitrar una solución: ofrecer locales cerrados o espacios alejados del casco urbano (el estadio de la Cartuja, por ejemplo) para los ensayos de las bandas en vez de establecer excepciones que estima contrarias al derecho preferente de los vecinos al descanso.

(Fuentes: Andalucía Información / Sevilla Directo / El Correo de Andalucía)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *