Almería: Un emigrante marroquí muerto en Nijar durante una intervención de la Guardia Civil

Almería

Un hombre emigrante de 50 años y nacionalidad marroquí, murió el pasado sábado, alrededor de las 14,00 horas del mediodía, según las versión oficial por infarto de miocardio, al ser detenido por la Guardia Civil como presunto autor de un delito de malos tratos en San Isidro, Níjar (Almería).

Según una versión oficial, habría sido El hijo del muerto quién llamó sobre la una del mediodía a la Guardia Civil contando lo sucedido, explicando a los agentes que supuestamente su “padre estaba maltratando a su madre en la casa donde vivían, situada en San Isidro”. Según otra habría sido vecino el que alertó de los presuntos malos tratos.

Según la misma versión, hasta el lugar se trasladaron varias dotaciones de la Guardia Civil. Al llegar al domicilio, los agentes llamaron a la puerta y abrió la supuesta víctima de los malos tratos que, “visiblemente alterada”, relató a los guardias civiles que su marido le había maltratado e incluso amenazado con un cuchillo en unas cuantas ocasiones.

Igualmente según dicha versión, ante el relato de la mujer, los agentes de la Guardia Civil accedieron al domicilio e interceptaron al hombre. Encontraron al hombre también “muy alterado”. Éste se negó supuestamente a colaborar con los agentes para que abandonara el domicilio familiar. Posteriormente, según la versión la Guardia Civil, el hombre habría comenzado a sufrir el infarto en el momento de su detención, mientras era reducido y esposado.

El cadáver fue posteriormente levantado en presencia del juez y trasladado al Instituto de Medicina Legal (IML) de Almería para que se proceda a practicarle la autopsia. La Policía Judicial de la Guardia Civil ha abierto una investigación para aclarar los hechos.

Manifestación espontánea y concentraciones de protesta

Tras el suceso, varios cientos compatriotas del fallecido se concentraron en torno a la casa donde tuvieron lugar los hechos, al entender que el hombre había muerto por la fuerza utilizada por la Guardia Civil e iniciaron una manifestación espontánea por la calles de la barriada. Los manifestantes reclamaban justicia.

Al día siguiente fue convocada una nueva concentración en apoyo a la familia del fallecido, así como para exigir justicia y el esclarecimiento de los hechos, convocada por la asociación Almohamadia por el trabajo social y los derechos humanos en San Isidro, Níjar, a la que se sumó la asociación At-TAWBA. A la misma volvieron a cudir cientos de personas (foto adjunta).

Durante la misma se leyó un manifiesto en el que se ha pedido que se investiguen las causas de la muerte y mostrando su rechazo al uso de la violencia así como los actos de racismo que la comunidad vive en su día a día.

Abdellah Zaitoumy, presidente de la Asociación Almohamadia por el trabajo social y los derechos humanos rechaza el abuso de la fuerza. “Sabemos que las autoridades están trabajando y en unos días saldrá un informe con la causa de la muerte de esta persona. Y pedimos a las autoridades marroquíes que faciliten la repatriación del cuerpo y ayudar a la familia”.

La asociación de emigrantes At-TAWBA, con sede en el municipio de Vícar, condenó igualmente el uso exagerado de la violencia sobre Hasmid Machkour y se unió a la concentración de protesta.

Durante el acto, Fátima, hija del fallecido, asegura que su madre y ella alertaron a la policía desde un principio de la enfermedad de su padre y ha agradecido a los asistentes el apoyo recibido.

(Fuentes: Noticias de Nijar / Almería Hoy / Noticias de Almería / Diario de Almería)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *